Zoot suit o el inicio de la tendencia oversize

La década del 40 del siglo XX fue especialmente conflictiva para el mundo. La Segunda Guerra Mundial transformó al planeta y a todas las sociedades que la habitan. El conflicto bélico que dejó mucho dolor y sufrimiento también se vio reflejado en la moda, en la idea de familia e incluso en la idea de progreso. Los zoot suit cumplieron un papel importante en los Estados Unidos en aquellos tiempos porque fueron un símbolo de resistencia y también un código para la cultura jazz, para la comunidad chicana -población mexicana en los Estados Unidos- y una nueva tendencia para los seguidores del estilo. No solo es un traje, también es un estilo de vida que tenía como accesorios ciertas poses y formas de moverse.

El barrio Harlem en la ciudad de Nueva York, como todos lo sabemos, fue el nicho y el nido de algunos de los mejores jazzistas del mundo. La influencia africana y latina en América se condensaba en cultura, en color y en una actitud de permanente atención en la construcción de un presente mejor en ese entonces. La invención del traje zoot se atribuye a Harold C. Fox -quien también era sastre- quien, al pensar en cómo denominar a su conjunto, buscó en el diccionario palabras que rimaran con suit (traje) y dio con zoot. Otras versiones de la historia explican que la palabra zoot significa “algo llevado con un estilo extravagante”. Lo importante es que es allí donde empieza a popularizarse el famoso traje que consta de pantalones de cintura alta, piernas muy anchas, puños apretados, abrigo largo con solapas y hombros anchos y en ocasiones sombreros con plumas, porkpie o fedoras.

Si seguimos investigando, encontraremos también que la popularización del traje se debe al comediante afroamericano Ernest “Skillet” Mayhand en su serie de presentaciones en el circuito Chitlin’ Circuit. Lo importante es que comenzó a rondar el pantalón y la chaqueta anchísimas y esta característica de estilo fue atacada por el establecimiento estatal en organizaciones como la Junta de Producción de Guerra de los Estados Unidos que destinaba todas sus energías a la batalla en Europa. Esto incluía el ahorro y buen uso de materiales como las telas que eran imprescindibles para la confección de uniformes, o lonas para la creación de paracaídas, campañas, etcétera.

Malcolm X en un traje Zoot.

A partir de allí, en 1943 tendremos otro hito que se tomó las noticias en los Estados Unidos con las revueltas bautizadas como Zoot Suit Riots, un grupo de marines que atacaron minorías latinas y de otros orígenes en Los Ángeles. Muchos de estos grupos atacados utilizaban zoot suits y los motivos que movían los enfrentamientos eran razones patrióticas y xenofobías producto de ese ambiente de guerra. Los medios de comunicación, cubriendo estos hechos, empieza a circular la palabra zootsuiters.

En la cultura popular, podemos encontrar grandes referentes como el activista Malcolm X quien utilizaba con frecuencia este tipo de trajes o más tarde Elvis Presley que por algunos periodos lucía chaquetas oversize adjudicado a esta cultura.

Seguramente nuestra referencia más cercana de los trajes zoot es el vestuario de la película La Máscara en donde un maravilloso Jim Carrey llevaba un traje amarillo, vistoso y estilazo.

En en siglo XXI, la tendencia oversize en algunas firmas como N.Hoolywood o Balmain y su influencia en las calles y en las alfombras rojas están definiendo una nueva silueta sin formas que nos lleva a analizar reminiscencias como los zootsuiters.

Algunas claves para apropiarse del zoot suit:

  • Trajes largos y amplios
  • Colores vistosos
  • Trajes con patrones
  • Hombros anchos