Mejor diseño de vestuario – Oscar 2020

Falta menos de un mes para que la gala de los premios de la Academia se lleve a cabo y tengamos una maravillosa vista de las grandes celebridades del cine llegar a la alfombra roja más vista del mundo con diseños de todas partes. Desde alta costura hasta innovaciones que cada tanto nos hace creer en la innovación como fibra del mundo del espectáculo. La ceremonia es transmitida en directo desde el Dolby Theatre en la ciudad de Los Ángeles y la categoría que más nos interesa es la de mejor diseño de vestuario.

En ella se evalúa, como su nombre lo indica, el diseño de vestuario, sin embargo, los criterios son más profundos y específicos. Por ejemplo, para que una película pueda ser nominada o incluso tomada en cuenta, el vestuario debe ser diseñado casi de manera completa por un diseñador o un equipo de ellos con un líder visible. Es por ello que, por ejemplo, en el famoso caso de “El diablo viste a la moda” o en su nombre en ingles “The devil wears Prada“, solo podemos ver un abrigo de la marca Prada. Lo demás es una creación de la diseñadora Patricia Field que, para quienes no sepan, también se encargó del vestuario de Sex and the City (la serie y las películas).

Otro de los datos curiosos es que el premio se comenzó a entregar desde 1948 y la mayor ganadora y nominada fue Edith Head, la mujer que inspiró el personaje de Edna Moda en la película Los Increíbles. Con un total de ocho premios ganados y treinta y cinco nominaciones, se puede decir que es la reina indiscutible del diseño de vestuario para películas.

Antes de entrar de lleno a los nominados, debo recordar otra regla que a lo mejor ya no se cumple tanto pero que siempre fue muy importante: aquella de evitar nominar películas cuya línea de tiempo sea el presente. Es decir, siempre se tuvo preponderancia por las películas de épocas pasadas o de futuros inciertos. Ahora sí, a por los nominados de este año.

El irlandés

La gran apuesta de Martin Scorsese trata de un asesino irlandés involucrado también con la mafia italiana en los Estados Unidos que recuerda su historia desde un geriátrico. Con las interpretaciones de Joe Pesci, Robert De Niro y Al Pacino, el desafío del vestuario es recrear la pulcritud de los años cincuenta.

Las referencias se pueden reparar mucho en otras películas que giran en torno a este tema con sagas tan fuertes como El Padrino o series como Los Soprano en los que el ambiente respira este mismo aire misterioso de hombres serios y despiadados. El vestuario estuvo a cargo de Sandy Powell y Christopher Peterson. Sandy ha recibido hasta el momento 15 nominaciones a este premio con la curiosidad de que en tres años, fue nominada dos veces en la misma categoría. Se ha ganado tres veces el premio con las películas Shakespeare in Love, La Joven Elizabeth y El Aviador. Su mayor reto al tener atuendos siempre tan parecidos fue definir la personalidad de los personajes en detalles como los estampados de las corbatas, el ancho de las solapas, el tipo de abrigos, zapatos, los pisacorbatas, el uso de pañuelos y de sombreros.

Jojo Rabbit

Esta parodia del nazismo es una de las películas más tiernas de la temporada y a la vez presenta una crítica social inmanente: qué pasa cuando un niño se enfrenta a una ideología a medida que la va descifrando de a poco en medio de la guerra. Sin duda la fotografía y la cinematografía de la película me recuerda el tratamiento estético de los filmes de Wes Anderson. Con una imagen pulida en la que el juego de colores es notorio y llamativo,

El ambiente es la segunda guerra mundial, años cuarenta en Alemania. EL contexto es el mundo de un pequeño Jojo que con un estilo muy de boy scout, sueña con su lealtad con Hitler quien, además, es su amigo imaginario. El desarrollo del vestuario se nota mucho en el uso de simbología propia del nazismo en un contexto bélico que contrata con la dulzura de un pequeño pueblo. El vestuario de Scarlett Johansson es maravilloso y representa con gran precisión las características de su personaje: vivaz pero también astuta; coqueta pero también espía. La encargada de Mayes Rubeo, una mexicana que con este trabajo logra su primera nominación a los premios de la Academia y que estuvo liderando el vestuario de películas como Avatar y Thor.

Joker

Ambientada en principio de la década de los ochentas, Arthur Fleck trabaja como payaso mientras lucha con sus problemas psicológicos. ¿Cómo vestir a la locura en ciudad Gótica? Esa pregunta la asumió Mark Bridges, el diseñador del vestuario que eligió una monotonía aburrida y opaca para el retrato de Arthur y luego una explosión de expresión con el atuendo propio e impecable del Joker. Las referencias son muy frescas no solo por el comic en el que se puede ver muy bien el estilo de este villano sino en las entregas anteriores que han podido darle una tendencia muy lograda con el traje de colores y la variación de gama croma´tica.

Mark Bridges, originario de Nueva York, ya ha sido ganador en esta categoría con los vestuarios de las películas El Artista y Phantom Thread. Esta es su cuarta nominación al codiciado premio.

Mujercitas

Una de las grandes apuestas para este galardón. Ubicada en la guerra civil de los Estados Unidos en 1860, cuatro hermanas crecen con sus sueños y aspiraciones en un mundo que está en problemas y que no es el más amigable con las mujeres. A diferencia de los nominados anteriores, esta película tiene un desafío específico: vestir a cuatro mujeres en los papeles principales y luego a la madre y a la tía. En total, fueron seis estilos que determinaron la vida en Nueva Inglaterra, seis personalidades muy diversas y seis configuración de accesorios femeninos.

Liderando el diseño estuvo Jacqueline Durran, la diseñadora que ganó fama por el vestuario de la película Orgullo y prejuicio donde, al igual que en Mujercitas, tuvo que encargarse de vestir a las cinco hermanas Bennett. Jaccqueline tiene un Óscar en su casa por la película Anna Karenina y espera llevarse su segunda estatuilla con este trabajo que ha tenido mucho de qué hablar por su elenco de primera, la historia que ha atravesado la literatura mundial y la historia de cuatro hermanas que representan, cada una a su manera, posturas del feminismo hoy en disputa.

Once Upon a Time in Hollywood

Quentin Tarantino también tiene su película épica, Once Upon a Time in Hollywood en donde revive un Hollywood de finales de la década del sesenta en la que también hace una revisión del asesinato de Sharon Tate y un grupo de sus amigos a manos de la tenebrosa familia Manson. Con otro elenco ejemplar que incluye a Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margott Robbie y Al Pacino, el filme muestra el glamour de la ciudad encantada por el cine y de personajes pintorescos, tanto de un lado (Rick Dalton y Sharon Tate) como del opuesto (La familia Manson y su secta)

El vestuario está a cargo de Arianne Phillips, nominada tres veces al premio sin ningún galardón hasta el momento, amiga de Madonna y con la esperanza de ganarse este premio.

Aceptamos apuestas, ¿quién cree que se llevará el codiciado premio?