La moda y la nueva generación del género neutro

Foto de la colección genderless de Zara
Colección L'Hommo Object de Jean Paul Gaultier en 1984
Colección L’Hommo Object de Jean Paul Gaultier en 1984

Imagínate que en frente de ti, ves a alguien de espaldas: lleva rodete, sweater amplio, skinny jeans y zapatillas, ¿es una chica o un chico? Imposible saberlo solo con esa descripción, porque la generación millennial tiene una relación totalmente nueva con la moda, no define su género de acuerdo a su ropa.

¿Alguien se acuerda el revuelo que hubo cuando Jean Paul Gaultier presentó su colección “Hombres en Faldas”? Eso sucedió en 1984 y hubo risas, conmoción y mucho drama. Quizás podemos imaginar que sucedió lo mismo en los años veinte cuando las mujeres más valientes empezaron a usar pantalones. Hoy tenemos una visión más natural de la moda, ya no existen códigos o normas de vestir de acuerdo al sexo.

Mujeres de traje, hombres de pollera, ya nada nos parece tan extraño. Esta nueva generación es una bocanada de aire fresco, donde ya casi nadie se preocupa por entrar en clasificaciones “apropiadas”, ni se tienen en cuenta las etiquetas de “femenino” y “masculino”. Por supuesto que esta forma de ser también revolucionó la experiencia de compra, ¿qué hacen las marcas frente a géneros no específicos? Se ven obligados a innovar para poder cubrir las necesidades de su público.

El año pasado fue Selfridges, la tienda departamental británica, la que estuvo en boca de todos por su iniciativa llamada Agender, protagonizada por Hari Nef. Lo primero que te recibe al entrar a la web es la definición de Agender: “sin género, cambiando o fluctuando la identidad de género, con un tercer género o cualquiera que no encuentre un nombre para su género”. El segundo aporte a esta movida fue por la tienda Target, esta vez norteamericana, que anunció que sacaría las señales y carteles de sexo dentro de todas sus sucursales.

Este cortometraje llamado He She Me fue parte de la promoción de la campaña Agender de la marca Selfridges

 

Incluso podemos retroceder un poco más en el tiempo para intentar encontrar el inicio de la nueva tendencia, American Apparel vende camisas y sweaters sin género hace varios años. Y la bandera por excelencia de la moda Agender es You Do You.

Zara también fue una de las marcas pioneras en sumarse a esta generación del género neutral de la moda. Sorprendió abriendo una sección llamada Ungendered en su e-commerce, acción que abrió el debate y la polémica. Para algunos se trata de una medida inclusiva y original, mientras otros opinan que son prendas unisex sin ninguna novedad. La experiencia es totalmente subjetiva, pero algo podemos afirmar: es un gran paso para la moda, una adaptación a la actualidad que vivimos y una aproximación al futuro sin género. Hay que destacar que, sea exitosa o no, la nueva propuesta de Zara fue bien pensada de cara al clima cultural que vivimos.

Foto de la colección genderless de Zara
Foto de la colección genderless de Zara

Tampoco puede quedar sin mención la tienda española 44Store, donde se prioriza que el cliente se sienta libre de usar lo que quiera. Quieren que las personas sean libres, y sus prendas están diseñadas bajo esta premisa, no las piensan ni para unos ni para otras, son para todos. Definitivamente prendas para género neutro, que invitan a ir más allá de lo femenino y lo masculino y motivan a comprar lo que mejor queda y gusta.

Otro diseñador que suena fuerte entre la generación millennial es Fabio Costa, que lanzó “Not Equal” después de su éxito en Project Runway. La marca se dedica a ofrecer ropa de género neutro.

Foto de LookBook de la colección de la marca Not Equal de Fabio Costa
Foto de LookBook de la colección de la marca Not Equal de Fabio Costa

¿Qué prendas podemos observar en las estanterías y percheros de hoy? Camisas rectas, prendas oversize, camisetas básicas, remeras estampadas y los mocasines, un calzado que actualmente está tanto o más presente en las colecciones de marcas de indumentaria femenina que en las masculinas. En las pasarelas ya hemos podido ver el género neutro en expresión, los modelos que más se distinguen por ser Agender son Agyness Deyn, Ruby Rose, Iris Strubegger o Andej Pejic.

La modelo Andrej Pejic en una campaña promocional.
La modelo Andrej Pejic en una campaña promocional.

La gente se viste como quiere hace mucho tiempo, lo destacable es el cambio de actitud de los diseñadores y las marcas que han sabido adaptarse. Este cambio significa dejar atrás muchos prejuicios y etiquetas. ¿Se podría interpretarlo como una tendencia? Sí, pero una que acompaña el cambio de pensamiento de hoy, y que promete perdurar.

La moda se adaptó a la generación del género neutro, en el cual la sexualidad ya no se define por la ropa, el lenguaje corporal o el peinado. Una camisa floreada con aires románticos le puede pertenecer a cualquiera. Tal vez a una mujer, quizás a su pareja. ¿Cómo saberlo? ¿A quién le importa? A la moda no, eso es seguro, la moda ya entendió todo y bajo el término Agender deja claro que el cambio es en serio. Ni para ellos, ni para ellas, para  todos.