El lado oculto del lujo

Zoé de Bussière, reportera francesa, hizo un documental que lo puedes ver en español en Amazon Prime Video o en el clip que copiamos abajo. Se llama El lado oculto del lujo. Como su nombre lo puede anticipar de manera directa, se interesa por mostrar cómo esclavizan en Italia a los trabajadores del cuero. De qué manera contratan extranjeros para pagarles una miseria, hacerlos trabajar más de 12 horas diarias y no cubrir sus accidentes laborales.

También trata de la forma en que se crían en condiciones terribles a los conejos o a los zorros que luego serán las pieles que cuelgan de las perchas de Max Mara o Louis Vuitton o lo que se te ocurra en las tiendas de moda. También habla de la hipocresía, de la manera en que las personas que nos interesamos por la moda -y los que no pero aún consumen, es decir, todos- estamos tan lejos de una realidad que nos toca.

Pero ¿qué importan las cifras? ya no somos tan sensibles a la catástrofe, solo publicamos algo en redes sociales en contra de lo malo de una industria que esclaviza, que contamina el agua como casi ninguna otra, que desperdicia recursos y hasta quema productos terminados solo porque no se venden y para que no caigan en manos que desacrediten a una firma.

Todo eso ya lo sabemos, no es necesario un documental para recordarlo, lo que sería necesario es lo poco, es consumir responsablemente, es no creer en la idea de la exclusividad como estatus. Saben, las semanas de la moda, que por cierto ahora son digitales y aún así siguen teniendo personas que van a los desfiles, es decir que siempre va a haber alguien que quiera/pueda/desee/necesite/aspire a estar en primera fila, están compuestas por mecanismos de ventas, de marketing y de sugestión y aún así, nos sigue interesando más tener un abrigo que preguntarnos de dónde viene.

Creo que las cosas pueden ser mejor, creo que no es suficiente estar informados para criticar, creo que lo que mejor podemos hacer es cambiar nuestros hábitos de consumo, nuestras preocupaciones, nuestras prioridades. Creo que lo que mejor podemos hacer es no tener excusas y aceptar la culpa que nos toca y decidir transformarnos para que el mundo se transforme. Sigan a cuentas y lugares como Fashion Revolution, utilicemos la información para ser mejores y no solo para sentirnos mejores. El conocimiento implica acción.