¿Beyonce es un Icono? Por Supuesto, ¿Icono de Moda? No Tanto

dd05c103d6c4ab216434332b14ccca1d

Beyonce es una de las mujeres más inspiradoras del mundo artístico, su vocación, disciplina y perseverancia la tienen ocupando uno de los tronos principales en el Olimpo de la música pop y recientemente fue premiada por el Consejo de Diseñadores de América (CFDA) como icono de la moda, lo que nos puso a reflexionar sobre hasta qué punto ella nos mueve hacia los conceptos de logro y superación, pero no logra emocionarnos en lo que a moda se refiere.

Aclaración Universal: Entiendo que ella no tiene el endemoniado gusto de una Nicky Minaj por citar un ejemplo, pero sus elecciones estilisticas tampoco alcanzan el estatus de visionaria que caracteriza a Rihanna y mucho menos ha impulsado modas universales como lo hizo Madonna en los años 80 y 90, tampoco genera la controversia que logra Katy Perry con sus estilos cargados de rosa pastel confeccionados en su mayoría por Jeremy Scott. Eso la ubica en el limbo de la normalidad, donde jamás encontraremos a un verdadero y vibrante icono del estilo.

En la actualidad Beyonce tiene una línea de ropa llamada Ivy Park donde predominan las prendas deportivas en blanco y negro y en 3d1a7a793f30326d956d8d13dc39a7a0sus últimos vídeos de canciones como Formation y Lemonade exhibe atuendos mucho más potentes que mezclan diferentes tendencias y provienen de diferentes diseñadores, sin embargo todo parece impostado y no es posible describir en 30 segundos el estilo de Queen B.

No obstante también hay que ser justos y reconocer la evolución que ha tenido desde sus días en el maravilloso Destiny Child donde predominaban los colores ácidos y materiales poco probables como la cuerina y el latex, luego llegarían sus días de solista con el hit Crazy in Love y adoptaría el toque sensual que la caracteriza con crop tops, bustiers, faldas cortas y algunos toques de denim destroyed que la hacían ver como la chica más espectacular del barrio, pero hasta ahí nada especial.

386f17787a069a7f65224d1f70ed2223

Desde el 2011 comienza el renacimiento estilistico de Beyonce con su álbum 4 del 2011 donde comienza a trabajar de la mano con Riccardo Tisci, director creativo de Givenchy, quien le confiere una imagen mucho más nítida en cuanto a la utilización de transparencias, pedrería y apliques que se ciñen a su figura de reloj de arena. Incluso en la gala del CFDA estuvo vestida por este diseñador italiano, quien es el que mejor la conoce y sabe equilibrar sus gustos un tanto barrocos.

Ella es el mejor ejemplo de que la actitud con la que se vive y luce la ropa es el mejor accesorio, puesto que sin ser una verdadera embajadora de lo que significa cruzar los limites de la moda tradicional, consigue conmover a los gélidos corazones de quienes conforman este consejo y sin duda inspirarnos a ser la mejor versión de nosotros mismos. Aunque nos siga debiendo la construcción del verdadero estilo Queen B.

24e3936c053760b0632a98e6cac5de09