Schiaparelli y Dalí, la moda y la pintura en su conexión más directa

Esta pregunta es fácil: ¿tienen algún amigo en el que confíen demasiado?, ¿ese del que dices “está tan loco como yo”?, ¿ese que podría seguir todas sus travesuras y el mundo se convertiría en un lugar más divertido?, ¿ese que está más loco que una cabra? Probablemente ese tipo de amistad era la que unía a Elsa Schiaparelli con Salvador Dali. La loca-genia de la moda y el loco-genio de la pintura en la década del veinte. Se conocieron y de su unión, no podía salir nada mejor que el vestido langosta.

Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí
Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí

Elsa Luisa Maria Schiaparelli era italiana, nació en un palacio y su madre era una aristócrata. Su padre fue un importante académico en Italia que incluso sirvió en la Universidad de Roma. Su hermano se convirtió en astrónomo y su tío fue el egiptólogo que descubrió la tumba de Nefertitis. Elsa estudió filosofía e incluso edito un libro de poemas. Fue enviada a un internado en Suiza, pero su comportamiento rebelde no la mantuvo mucho allá y volvió a casa donde estaba destinada a casarse con un ruso que no le gustaba ni poquito, entonces, a la primera oportunidad se fue a Londres a trabajar en una casa importante y se casó con un parlanchín y fraudulento sujeto que trabajaba brindando misteriosos servicios médicos, sicológicos y hasta paranormales de nombre Wilhem de Kerlor.

Izquierda, parte del cuadro "Armario antropomórfico con cajones" de Dalí en 1936, a la derecha un bosquejo del vestido con cajones de Elsa Schiaparelli del mismo año.
Izquierda, parte del cuadro “Armario antropomórfico con cajones” de Dalí en 1936, a la derecha un bosquejo del vestido con cajones de Elsa Schiaparelli del mismo año.

Viajó con su esposo a Estados Unidos donde practicó los mismos servicios dudosos en Nueva York hasta que comenzó a tener problemas legales y se mudaron a Boston donde tuvieron a su única hija, Gogo, diagnosticada con polio años más tarde. El gobierno los persiguió buscando su deportación y se separaron. Elsa volvió a Europa, siempre con la ayuda económica de sus millonarios padres y Wilhem desapareció del mapa, murió en México en extrañas circunstancias.

El vestido langosta fue popular en su época, fue realizado por Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí.
El vestido langosta fue popular en su época, fue realizado por Elsa Schiaparelli y Salvador Dalí.
Wallis Simpson, casada con Eduardo VIII en sus terceras nupcias llevando el vestido langosta.
Wallis Simpson, casada con Eduardo VIII en sus terceras nupcias llevando el vestido langosta.

Ya en París, Elsa fue introducida a los círculos bohemios por su amiga Gabi Picabia, fue entonces cuando comenzó a hacer pequeñas incursiones en la moda para sus amigos y ella misma, tendría alrededor de 34 años. Fue amiga del modisto Paul Poiret, un genio de la creatividad, el que despojó a las mujeres del corsé y quien puso de moda las influencias orientales. Elsa no sabía nada acerca de la costura o del negocio y todo lo fue aprendiendo en el camino, tanto así, que los arreglos a los vestidos los hacía ajustando las telas sobre la modelo, incluso sobre ella misma.

"The Tears Dress" o el vestido de lágrimas es otra de las creaciones de los dos genios.
“The Tears Dress” o el vestido de lágrimas es otra de las creaciones de los dos genios.

Por otra parte, tenemos a Salvador Dalí, el surrealista más controversial y con mejores entrevistas de toda Europa. Español afincado en París, lideró un movimiento artístico que repercutió en todas las esferas sociales con una obra reconocida en todo el mundo. Nos nos interesa en este post la vida del español que al parecer tuvo un romance con Federico García Lorca y una extraña y tormentosa relación con Elena Ivanovna Diakonova, conocida como Gala, por más de 40 años.

El diseño futurista de Dalí junto con Dior. "Vestido para el año 2045"
El diseño futurista de Dalí junto con Dior. “Vestido para el año 2045”
El sombrero zapato, una de las creaciones más famosas de Schiaparelli y Dalí.
El sombrero zapato, una de las creaciones más famosas de Schiaparelli y Dalí.

Dalí estaba interesado en la creación en general y por ello colaboró con Shiaparelli en icónicas creaciones donde la magia se juntaba con el arte, con la época y con el esplendor de una década de desenfreno y jazz. Juntos crearon el vestido langosta, el sombrero zapato y el vestido de lágrimas. Esta relación fue la condensación de los coqueteos que ya desde antes se gestaban en los círculos artísticos de París. Muchos diseñadores estuvieron vinculados con producciones de teatro e influcienciados con movimientos como el que incursionó en Ballet Ruso en toda Europa Occidental cuyo vestuario para la obra “Le train bleu” fue diseñado por Coco Chanel y el telón de fondo pintado por Pablo Picaso.

Nunca en la historia de la moda, la pintura y la costura tuvieron una influencia tan directa. Los dos artistas también colaboraron con otros profesionales de la época. Elsa creo un vestido con el escritor Jean Cocteau mientras Dalí creo un vestido con Cristian Dior al que llamaron “Costume for the year 2045”. Hoy podemos encontrar algunas similitudes entre paisajes y colecciones, sobre todo si tenemos en cuenta que la inspiración de los diseñadores siempre va a estar vinculada a los movimientos artísticos, sobre todo si tenemos en cuenta la influencia barroca en algunas de la pasarelas que explotan con brocados, grogueras, mangas abultadas y detalles exagerados.

Es diseño realizado por Elsa Schiaparelli en conjunto con el poeta Jean Cocteau
Es diseño realizado por Elsa Schiaparelli en conjunto con el poeta Jean Cocteau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *