Rihanna la diosa, Robyn la mujer.

Rihanna

“Vi sus ojos, su determinación. Era una fiera, sabía que iba a ser una estrella”. El Famoso rapero, productor y empresario estadounidense Jay Z tenía razón al hacer esa afirmación. Rihanna tenía 16 años y había viajado desde su país natal Barbados a Nueva York a presentarse a una audición y grabar un demo con temas que mezclaban ritmos caribeños con el rhythm y blues más actual, sin saber que era el inicio de una carrera que en poco tiempo la convertiría en una marca millonaria que mueve masas y cifras.

Robyn es su primer nombre, así la llaman sus familiares y amigos más cercanos, pero Rihanna es como la conocen a nivel mundial. Nació el 20 de febrero de 1988 en St. Michael en la caribeña Isla de Barbados, dónde las playas, el surf y el reggae son los principales atractivos de ese lugar donde pasó su infancia y algunos años de adolescencia. Está marcada profundamente por una niñez difícil en la que se vió afectada por un padre adícto a la cocaína, el alcohol, la marihuana y al divorcio de sus padres. A Rihanna se le conoce por sus éxitos musicales, por la fuerza imparable, por la fogosidad con la que se desenvuelve, por sus relaciones amorosas y por una feminidad desbordante, pero pocos conocen su lado intimo. Ese que ninguna cámara fotográfica y ningún paparazzí ha podido capturarla, así como dicen en su canción “Half of Me”: es solo la mitad de ella.

Es hija de Ronald Fenty, supervisor de una tienda de ropa y Mónica Braithwaite, contadora afroguyanesa retirada. Desde pequeña cautivó por su belleza casi perfecta, peinada con unas largas trenzas que le llegaban a su cintura pasaba el tiempo libre entre la playa y la tienda de la tía. Creció en un bungalow de tres dormitorios en Bridgetown rodeada de cinco hermanos sin lujos, ni viajes, viviendo con lo necesario.

La imagen de su padre fue determinante en la formación de su carácter. Él le enseñó a pescar, a nadar, a correr, a montar a caballo. La endureció de todas las formas posibles. De pequeña lo veía drogarse. La adicción era tal, que llegó un momento en que su familia no tenía nada para comer, entonces sus padres se divorciarion y Rihanna era quien cuidadaba de sus hermanos mientras su madre trabajaba.

En un camino de drásticos cambios, la música llegó a su vida a convertirse en su aliada y a la vez en un “peso” que disfruta llevar a cuestas. Es una industria en sí misma, tan imparable como cada canción que interpreta. Fue descubierta a los 16 años por los productores Estadounidenses Carl Sturken y Evan Rogers en el 2004, cuando se encontraban de vacaciones y por medió de algunos amigos en común le dieron la oportunidad de realizar una audición interpretando “Emotión” de Destiny’s Child y “Hero” de Mariah Carey. Esto fue suficiente para que Rogers se la llevara a Nueva York y luego de enviar maquetas a varias discografías, fuera contratada por la Def Jam Recordings, con quién grabó su primer álbum titulado “Music of The Sun” en 2005, el cual consiguió tres discos de plátino y su primer sencillo “Pon de Replay”, alcanzó el número dos en la lista Billboard.

Paso del anonimato en Barbados al reconocimiento en Estados Unidos, siempre protegida y apadrinada por Jay Z, quien confió en ella desde que la escuchó. Rihanna se perfilaba como un diamante que empezaría a brillar en los escenarios. En una entrevista dijo que creció escuchando música reggae y que su vídeo “Rude Boy” del 2009 fue inspirado por sus raices caribeñas.

Rihanna posando para la campaña de su perfume Rogue Love
Rihanna posando para la campaña de su perfume Rogue Love

Es empoderada e irreverente como sus cambios de look. Se dice que una fotografía suya puede llegar a costar más de mil dolares, dependiendo de qué esté haciendo. Su popularidad enciende pasiones irreversibles en quienes la escuchan y la admiran.

Su vida cambió desde aquella audición y con su álbum debut en el 2005. Luego pasó un año para que lanzara su segundo álbum “A Girl Like me”, colocando en la escena musical canciones como “SOS”, catalogada como una de las más descargadas en iTunes en toda Europa y Estados Unidos. Nada mal para ser una principiante.

Su destino era ser grande, como una historia destinada a ser cantada por ella, pero faltaba la canción top que la colocaría en número uno en la mayoría de las listas internacionales. Así llegó “Umbrella”, tema principal de su tercer álbum “Good Girl Gone Bad” en 2007 con colaboración de Jay Z. Alcanzando más de diez millones de unidades vendidas y el puesto número uno, la convirtió en una de las canciones más exitosas de la cantante. Este hit fue la consolidación de su reinado en la insutria musical.

Umbrella” fue escrita por varios autores: The Dream, Christopher Sttewart, Kuk Harrell y Jay Z. Este último colaboró con la interpretación. El tema inicialmente fue ofrecido a Britney Spears y no aceptó. Dificilmente se podría imaginar “Umbrella” en otra personalidad que no sea la de Rihanna.

El vídeo de la canción es una fusión sensual de una mujer piel canela de piernas largas, movimientos medidos y mirada intensa que juega con un paraguas mientras cae una lluvia de chispas eléctricas. Acompañada por un grupo de bailarines, Rihanna canta su:

You have my heart                             (Tienes mi corazón)

And we’ll never be worlds apart         (Y nunca dejaremos las palabras de un lado)

May be in magazines                         (Quizás en revista)

But you’ll still be my star                   (Pero seguiras siendo mi estrella)

 

Continuó deslumbrando a sus fans. Cada álbum más esperado que el anterior. Su vida sentimental, sus canciones y cambios de look reflejaban su estado emocional. En el 2009 lanzó su cuarto álbum “Roted R”. El tema “Russian Roulette” fue compuesto y producido por Ne-Yo, quién tambien ha colaborado en canciones como: “Unfaithful”, “Hate That I Love You” o “Take A Bow”. Se dice que esta última fue una canción escrita para Chris Brown, su ex pareja.

Rihanna no es la primera ni la última artísta en llevar una vida de controversias y altibajos que aumentaron su popularidad. Mientras sus canciones se escuchaban en todos los rincones del mundo, su imagen era destrozada a causa de su relación sentimental con el rapero Chris Brown quien (una noche previa a los Grammy), le dio una fuerte golpiza e incluso la amenazó de muerte.

Rihanna en la campaña de su perfume Rogue for him
Rihanna en la campaña de su perfume Rogue for him

Su cara golpeada fue la noticia más sonada en ese tiempo. Pasó de ser la chica ruda a la Rihanna herida y humillada. Chris Brown fue puesto en libertad condicional y obligado a realizar seis meses de trabajos comunitarios. La relación había dado fin y la reina de Barbados tenía que seguir.

“Rihanna es una mujer emocional, vulnerable, temerosa del pedestal que viene con la fama” Oprah.

Ahí estaba ella, recuperándose y volviendo a la escena. Tan dura como una piedra valiosa que acaba de ser pulida y tan sensible como cualquier mujer enamorada que ama y perdona.“En el momento en que estás vulnerable, siempre hay alguien que llega. Ellos pasan por las mismas cosas. Quiero que se sientan cómodos sabiendo que tengo defectos también. Quiero que sepan que tengo defectos. Tengo miedo del pedestal, quiero ser una compañera para mis fans” dijo Rihanna en una entrevista a Oprah, dónde se vió el lado humano de la artista, una persona que tiene miedos, que llora y que se equivoca.

Pasó. Me pasó a mí y lo peor es que me pasó a mi delante de todo el mundo”. Dijo entre lágrimas, asegurando que se volvió difícil pensar con claridad y tratar de olvidarlo, porque todo se volvió un circo. Aún así, se levantó con más fuerza y junto con ella llegaron cambios. Su interés por la moda creció, era una diosa sensual y elegante, dice que su estílo se lo debe en gran parte a su mejor amiga Melissa Forbes, a ella la llamaba cada vez que se siente perdida o deprimida. Fue ella quién le enseñó a bailar en tacos, le enseñaba revistas de moda, el manicure y el maquillaje.

“Es tan hermosa, que abruma. Y tiene uno de esos looks únicos y fascinantes, capaces de derretir una habitación con sólo entrar en ella” Cara Delevingne

 

Rihanna para la campaña "Secret Garden IV" de la casa Dior
Rihanna para la campaña “Secret Garden IV” de la casa Dior

Rihanna sin dejar la música a un lado pasa sus días de los escenarios musicales a las más importantes pasarelas de moda. Chanel, Stella McCartney, Dior, Vivienne Westwood, Balmain y Lanvin son algunas de sus marcas preferidas

En el 2014 fue la encargada de poner la voz a la mítica fiesta de lencería del desfile de Victoria’s Secret, interpretanto “Diamonds”. Mientras modelos como Adriana Lima, Lily Aldridge y Alessandra Ambrossio desfilaban, estaba ella deleitando al público con su sensual voz.

Los flashes se activan cada que Rihanna pone un pie en el lugar al que llega. Siempre polémica con su estilo tomboy, combinando bolsos lujosos con camisetas y gorro de lana. La Música, la moda y los tatuajes son sus más grandes pasiones. Tiene aproximadamente 21 tatuajes que decoran su cuerpo. “Hacerse tatuajes es como una adicción” lo dijo en una entrevista. Estela de estrellas en la espalda, tribal, fecha de cumpleaños de su mejor amiga, tatuajes en sánscrito, la palabra amor en uno de sus dedos, la onomatopeya “Shhh” en otro dedo, la palabra rebelde en su cuello, una pistola, “Nunca un fracaso, siempre una lección”. Así es Rihanna, más que una cantante de piernas largas y definidas, una buena amiga. Nadie más que ella podría pasar del rubio al rojo pasión y a mechas californianas a la inversa. Todo lo que se pone vende y es imitado por su ejercito de seguidores.

De Rihanna se dice mucho; que le gusta la fiesta, las drogas, que es irresponsable, lo que parece una verdad es que ella, a pesar de todo asegura haberse abstraído de los comentarios negativos y vivir su vida sin preocupaciones. “Al principio me sentía mal, me daba miedo vivir con las persianas bajadas. Pero he aprendido que es la mejor forma de protegerme, de conseguir que esto no me afecte emocionalmente. Cada vez que leo o escucho algo negativo hacia mi persona, apago mi mente y dejo de sentir. Es como establecer un muro protector, me mantengo siempre en guardia. Siempre duele que se digan cosas feas de ti, pero ya he conseguido que deje de afectarme”. Manifestó en una entrevista para la revista Esquire.

Rihanna sorprendía a sus fans con canciones exitosas, portadas polémicas y su reconciliación con Chris Brown cuatro años después del incidente. Dos colaboraciones con el rapero de alto contenido erótico, mensajes en redes sociales y fotografías confirmaban la nueva oportunidad entre ambos. “Si es un error, es mi error”, dijo en una entrevista a Rolling Stone, dónde aseguró ser un poco masoquista, “Nos valoramos mutuamente. Sabemos exactamente lo que tenemos y no queremos perderlo”. Afirmó.

Rihanna en el desfile de alta costura de Chanel en 2013
Rihanna en el desfile de alta costura de Chanel en 2013

En el 2010, Rihanna volvió con un cabello rojo fuego y temas más pop como: “Only Girl (In the World)”, “S&M”, “What’s My Name” y “California King Bed”. Tres de ellas alcanzaron el primer puesto en el Billboard Hot 100, que pertenecieron al sexto álbum. Luego de este, llegó “Talk That Talk” en el 2011, posicionando una vez más temas en los primeros lugares de las listas musicales, canciones como: “Where Have You Been” y “We Found Love” fueron las más exitosas.

Es la reina de Facebook y también de los dúos. Esto lo demuestra en colaboraciones musicales como el que hizo con Coldplay en el tema “Princess Of China”, “Love the way you” con Eminem, “If I Never see your face again” con Marron 5, “Run This” con Jay-z y West y con Shakira en el tema “Can´t Remember To Forget You”.

“Trabajar con Rihanna ha sido un lujo porque es una de las artistas más importantes de todo el mundo. Pero sobre todo, una gran experiencia desde el punto de vista humano, porque he descubierto que es una persona muy sencilla y muy cálida con todos así que ha sido muy bonito trabajar con ella. Nunca pensé que Rihanna iba a decidir hacer esta canción conmigo porque siempre está muy ocupada”, dijo la colombiana Shakira al canal Vevo de Youtube.

Desde el 2006 tiene una fundación “The Believe foundatión”, la cual vela por los niños desprotegidos de todo el mundo.

Disfruta viajar y hablar de moda con su amiga Melissa y también con la cantante pop Katy Perry, con quien tiene una amistad consolidada. “Es guapa, tiene talento y es divertida. ¡Quiero ser como ella!”, dijo Katy en una ocasión. Las dos estrellas hacen alarde de su amistad en redes sociales, entrega de premios y viajes.

Uno de sus lugares favoritos es el restaurante italiano Giorgio Baldi, al que va al menos tres veces por semana, casi siempre pide espagueti con salsa de tomate y odia el parmesano y la trufa. En una entrevista contó que en cinco años le gustaría tener un hijo y un mes completo de vacaciones. Aunque con ser feliz y tener salud se conformaba.

El 26 de septiembre de 2012 Rihanna siguió cosechando logros, esta vez con el polémico “Unapolegetic”. Uno de los álbumes más personales de su carrera. Gracias a este, consiguió ser la número uno con canciones más lentas y melódicas como “Diamonds” y “Stay” y una portada sin complejos ni tapujos; bastante ligera de ropa, cubierta sólo por palabras en blanco y negro, entre las que se destaca el título del álbum y el tatuaje dedicado a la diosa egipcia Isis.

En 2011 y 2012 fue nombrada la mujer del año por la revista Vogue y en el 2015 “la artista femenina más escuchada de todos los tiempos”, según Spotify. Cifras que dejan a Rihanna como uno de los personajes mas importantes en los últimos 10 años. Forbes la nombró como una de las celebridades más poderosas y Time como una de las 100 más influyentes del mundo.

En el 2014 le entregaron el “Fashion Icon Lifetime Achivement Award” del consejo de diseñadores de moda de América por su impacto en la industria de la moda. Ha lanzado más de 4 fragancias vendiendo más de siete millones de perfumes en todo el mundo. Luego lanzó Diamonds. Rogue Man y Rogue love llegarían en 2014. Finalmente, Floral Eruit.

“A veces, cuando se la presento a mis amigos, chicos o chicas, siempre me dicen: ‘¿Cómo es posible: se alimenta de sangre de vírgenes, o qué?” cuenta Katy Perry. “Es desagradable lo bella que es”. Ahora Rihanna deslumbra en la nueva campaña de Dior, con un aire gótico, misterioso y glamoroso, contrastando con luces oscuras y su tono de piel canela.

Rihanna y la modelo Doutzen Kroes en el desfile de Victoria's Secret
Rihanna y la modelo Doutzen Kroes en el desfile de Victoria’s Secret

Aunque Rihanna no es obsesiva con el gimnasio ni estricta con dietas, se siente agradecida con el cuerpo que tiene y es consciente que no es eterno. “las tetas y el culo es lo primero que se estropea”. Dijo en una entrevista.

Ha vendido más de 150 millones de grabaciones en todo el mundo. 8 premios Grammy, 8 American Music, 22 Billboard Music Awards, 6 NRJ Music Awards, 2 Premios Brit, 4 Bet Awards, 15 Premios MTV, posicionando sus temas mas importantes en el Billboard Hot 100.

En el 2015 firmó con el sello discográfico de su mentor Jay-Z, pasando a ser parte de Roc Nation. Como todos los anteriores, el octavo álbum tiene sorpresas, aún falta título y fecha de lanzamiento, pero como anticipo está “Four Five Seconds” que grabó junto al ex Beatle Paul McCartney y el rapero Kanye West. Una mezcla de talentos y voces nunca antes vista.

Sumergida en la creación y lanzamiento de su primera firma de moda con “School kills”, el nombre de su marca, Rihanna a encontrado en la moda y la música sus lugares de creación.

Tiene 27 años, una belleza inigualable. Ha amado y ha perdonado. Sigue creyendo en qué nadie va a vivir por ella, así que poco le importa lo que piense o diga la gente. Su historia es inspiradora para muchos y para otros un mal ejemplo. Participa actualmente en obras benéficas, ayudando a la infancia en el tercer mundo.

Casi nadie le llama por Robyn, solo su familiares más cercanos, la gente con la que creció. A Rihanna la conocen por su música, su infancia estropeada, por sus relaciones amorosas, por su estilo para vestir, hablar y sus fotografías. Pero en el fondo, detrás de todo, cuando no hay cámaras, ni fans, ni escenario. Está Robyn.

2 Comments

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *