¿Quién es vanguardia en la moda?

¿Qué es moda? ¿qué es estilo? ¿qué es vanguardia? ¿qué es innovación?, estas preguntas intentan ser respondidas por la industria de la indumentaria cada momento, los tiempos que transcurren están empañados por una confusión tan grande que ha sido nominada erróneamente como “democracia de la moda”.

Digo erróneamente porque la libertad ha trascendido todo intento de normatización o al menos, visible clasificación de las vertientes más visibles. El vintage es la mercantilización del pasado, los hipster son una vertiente de un estilo desenfadado con “toques modernistas” -porque siendo sinceros, la barba larga no se la inventó ni Arda Turán, ni Leonel Messi, ni Shia LaBeouf, diríamos que es más una onda de filósofos clásicos-, las camisas de cuadros son una evolución del estilo gingham y así podemos seguir enumerando casos en los que la reinvención, reescritura o reinterpretación han sido la clave de la novedad, no solo en la moda, en el arte también.

Podemos empezar diciendo que la intervención en el arte es considerado un tema de polémica, ya que no solo desacraliza la institución que la ha posicionado en la historia, sino que nos da una nueva manera de leer la obra. El profesor de literatura de la Universidad París VIII dice que la repetición es más rica que, incluso, la original, de la misma manera en que la primavera es mejor cada año porque agrega sentidos, de esa manera, las formas fundadoras del arte, en este caso de la moda, son cada vez más enriquecidas por la lectura diferente que se experimenta, que en nuestro caso es la modernidad.

Veamos uno de los casos más famosos, la maravillosa Gioconda de Leonardo Da Vinci de la que se ha hablado mucho y que se ha reproducido mucho:

275px-Mona_Lisa,_by_Leonardo_da_Vinci,_from_C2RMF_retouched

Gioconda 1
Podríamos decir de estas que son algunas “versiones millenials”

 

Después de todas las interpretaciones, ¿qué es la Gioconda? y lo más interesante ¿qué vienen siendo las intervenciones de la Gioconda?

Pues lo mismo ocurre en la moda, donde la reinvención es una de las claves del éxito de diseñadores como Yves Saint Laurent cuyo genio se estableció al reversionar prendas históricas y modas como los sastres para las mujeres, la onda sahariana, las togas y así, infinidad de nuevas visiones construídos con elementos que ya existían.

Uno de los casos más emocionantes de estudiar en la moda, es el famoso vestidito negro de Chanel del que se ha hablado durante los últimos cien años casi hasta el hartazgo. Lo que Coco instauró y fue lo que hizo que el mundo de la indumentaria cambiara por completo no fue un patrón, fue una idea: la sencillez.

Hay vestidos negros pero, ¿cuál es el “vestidito negro”?, ¿acaso lo son todos?, yo me aventuraría a decir que sí y no solo eso, también afirmaría que la abstracción de las ideas en la moda viene de una sensación de cambio social más que de la creatividad a la hora de ejecutar las telas.

Blackdress

 

Entonces, la falta de propuestas en la actualidad que cambien nuestra percepción de la belleza, la apariencia y las sutiles formas de comportameinto es lo que hace que nuestra generación sea un momento histórico fraccionado y desprovisto de originalidad. La controversia con Vetements es solo un producto de los cambios vertiginosos que da la indumentaria y del capricho llevado a un extremo insostenible. No se puede pretender que una marca cuya pasarela es una especie de realidad de las películas distópicas que aún no terminan de ser una teoría delimitada en términos pragmáticos cambie el armario de millones de personas que le deben a sus elecciones estilísticas cosas como el respeto, la admiración o la competencia laboral.

En todo caso, me gusta pensar que los cambios son posibles de manera irruptiva sin ser violenta, por ello, no debemos prestar tanta atención a lo adaptado de industrias como el cine o la televisión y sí estar atentos a movimientos que se empiezan a generar con una timidez típica pero que van a ir surgiendo como maneras radicales y no superficiales de una nueva manera de ver la moda. Ante esto, elijo, con condiciones, la idea de Lorenzo Caprile de decir que lo único vanguardista hoy es Iris Van Herpen. ¿Acaso a ustedes no les parece algo novedoso?

Separator image Posted in Yamid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *