Qué millennial eres: ¿un Harry, Timothee´o Maluma?

Cada generación construye sus propios ídolos y es innegable que hoy, con tantas vías de comunicación para expresar lo que pensamos y lo que nos gusta, los llamados millennials se tomen muy en serio eso de venerar a una celebridad. No nos hagamos los sorprendidos, siempre existió un modelo a seguir para los hombres: Marlon Brando, James Dean, Luis Miguel, Richard Gere, Maradona, Sean Connery, entre muchos otros que representaban la idea de masculinidad en su época, hoy tenemos una vuelta y presentamos a tres grandes personajes que dividen las masas y generan tanto amor como polémica, hablamos de Harry Styles, Timothée Chalamet y Maluma. 

Cada uno ofrece un producto y una tendencia diferente. Sin embargo, los tres tienen en común las mismas características que los hace no solo millennials, sino exponentes de una juventud que pretende romper con todos los estereotipos posibles, rebelarse contra el orden e imponer su propia visión estética del mundo. 

Moda

Los tres tienen un acercamiento directo a la moda. Maluma, desde su imagen del nuevo macho joven y latino, ha congeniado con la idea de Dolce & Gabanna y lejos de preocuparse por perder su carácter varonil, está llevando a sus fans hombres en Latinoamérica, a jugar con accesorios como lentes, chaquetas de colores vistosos, trajes de gamas cálidas y colores poco convenciones como el fucsia. Por supuesto, luego vuelve a su imagen del misógino en canciones como 4 babys, pero ya  hablaremos de ellos más adelante. 

Harry Styles tiene un vínculo con Gucci, fue imagen de su campaña y desde entonces es una de las firmas que trabaja con él durante sus giras y en sus presentaciones públicas. Harry tiene la ventaja de jugar con su estilo desde que saltó a la fama y ha probado muchos looks diferentes, el cabello largo, el corto, el hongo a lo «Justin», de la misma forma en que ha jugado con su personalidad y a veces es el chico lindo y desprotegido, otras veces es el irreverente y otras es el músico maduro que quiere experimentar, sin importar cuál forma elija, siempre estará ligado a la idea de la estrella legendaria que se maneja entre una juventud desbocada y loca y otra profesional. 

El caso del Timothée Chalamet es el más «underground» es el típico joven misterioso que parece que lo ha pensado todo y que lo tiene todo resuelto y su mirada transmite una seguridad irrevocable. ¿Han visto esas personas que parece que todo el tiempo están pensado «esta gente tiene suerte de que yo esté con ellos»? Bueno, pues esa energía es la que hace a Timothée una de las estrellas en ascenso más poderosas de Hollywood. Desde su estrellato con Call me by your name, ha construido una estrella pública sin inseguridades, o al menos, sin demostrarlo. La seriedad también juega a su favor.

¿Homosexualidad, masculinidad o androginia?

 Los tres han encontrado en la orientación sexual y en los debates contemporáneos de la moda de si la androginia es un estilo, un manifiesto o una imposición, una forma de captar un público cada vez más fuerte. Timothée tuvo el acierto de representar a un homosexual en el papel que lo llevó a la nominación al premio Óscar.

Desde entonces, su imagen ha estado definida entre una homosexualidad cada vez más difusa y una vida misteriosa que con tan pocos años, le ha permitido incursionar en papeles cada vez más selectivos y en unos fans que se desviven por tocarlo. 

Harry Styles también se ha dado al juego de ser ambiguo sobre sus preferencias sexuales. Si bien desde que comenzó su carrera ha tenido rasgos femeninos en su estilo que lo han llevado a ser un ícono de la comunidad LGBTI, nunca termina por definirse (de hecho su mensaje es que no es necesario clasificarse) entonces podemos ver coqueteos con algunos de sus ex compañeros de One Direction, teniendo una relación amorosa con Taylor Swift o directamente besar en televisión nacional a James Corden. 

James
Harry Styles besando a James Corden en el famoso Karaoke Carpool.
Maluma en un inocente beso con Marc Anthoni.
Maluma en un inocente beso con Marc Anthoni.

El caso de Maluma resulta ser un poco más complejo por el hecho de ser latino. En nuestros países todavía se siente en niveles culturales y sociales una idea de hombre fuerte, tosco, heterosexual, protector que no se puede evadir a la hora de tomar decisiones para su carrera. Ser cantante de reggaeton implica estar en esos códigos de hombría extrema y tener videos llenos de mujeres en bikini. Sin embargo, eso no ha impedido que lance muchos guiños a la comunidad LGBTI. En principio, nunca ha tenido relaciones reales que sean públicas, luego tenemos los rumores que predican a diestra y siniestra su homosexualidad y por último, un beso con Marc Anthoni que no pasó desapercibido para nadie. 

Hay que entender que la no definición de los gustos sexuales son tan provocadores como útiles, de esa forma respaldan todos los movimientos que intentan introducir en la sociedad nuevas formas del amor y de la sexualidad sin ceñirse a los roles instaurados por el tiempo y por el desarrollo de la civilización. También funciona como estrategia de marca personal ya que no sabríamos que pueda ocurrir con las fans si se enteraran que no podrían tener una oportunidad con Maluma, Harry Styles o Thimotée Chalamet. 

Malu
Maluma usando trajes que han aportado a los rumores sobre su posible homosexualidad.

Éxito

Los tres son muy jóvenes y están en la cima de carreras que apenas están comenzando. Maluma y Harry Styles cuentan con 24 años mientras Timothée tiene 22. Eso significa que sus pasos van a determinar a toda una generación de hombres y de mujeres que atraviesan la adolescencia y ven que lo que hacen sus ídolos, es lo digno de seguir. 

No es del todo malo que la cultura pop imponga nuevos desafíos generacionales cuando tienen mensajes positivos. En el caso de estos tres, podemos advertir que apoyan la diferencia, la variedad de estilos, la construcción de una personalidad definida y libre entre otros valores. 

También es verdad que después se puede criticar un montón de cosas como la misoginia de Maluma en sus canciones (propias del género), el uso de drogas y alcohol y la conducta, pero tampoco se puede pedirle tanto a las estrellas pop cuya principal función, es entretener. 

Entonces, ¿con cuál te quedas o cuál eres?

Col Maluma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *