Personales icónicos • Catherine Tramell

Muchas cosas están pasando, eso es lo único de lo que estamos seguros. Y para un mundo que se mueve en opiniones extremistas, una sola respuesta: Catherine Tramell.

Este personaje de la película Basic Instinct de 1992, es toda una muestra de empoderamiento. No solo porque el personaje principal, interpretado por Sharon Stone, es una mujer exitosa profesionalmente, una heredera con clase, una amante libertina, una mujer con títulos en psicología y en literatura, una manipuladora sospechosa de un robo, una bisexual sin prejuicios o la mujer con la entrepierna más famosa debido a esa toma que todos conocemos. Lo es porque tiene una libertad envidiable para vivir su vida.

Las cosas son en sus términos y nada la para. Su guardarropa es una muestra de una dualidad que nos desconcierta. Por un lado, tenemos a la grandiosa Catherine enfundada en un traje blanco impecable, el cabello recogido y la cara descubierta. Por otro lado, tenemos a la mujer vulnerable llena de dolores tan intensos como insospechados en un chal de punto mirando al mar, con un cigarrillo y su cabello al natural.

kvT3i-WsqeMl

Es un gran ejemplo de la grandeza de la humanidad, de lo inspirador que puede llegar a ser un modelo a seguir. Y aunque al final nos queda la duda de si es ella la que mata a las víctimas con un picahielos, también nos habita esa sensación de poder y fortaleza que se enmarca en una línea de atrevimientos sexuales y libertad democrática.

Pero ¿quién diría algo malo de Catherine? Yo no. Sin embargo, también es una muestra de lo que la imagen de una mujer fatal representa. Catherine no le teme a sus decisiones como ninguna mujer u hombre debería hacer. Es confiada y tiene pleno conocimiento de sus capacidades.

Y aquí es donde este post se desvía un poco. Con todas las alegaciones en contra de Weinstein que ha llenado nuestros muros de Facebook esta semana, nos queda mirar atrás y ver el daño que hemos hecho, que conocemos con detalles y del que nos resistimos a salir por miedo a que el status quo termine imponiéndose.

dff2ed28157861dda56a3e10cc04b307

Es una aberración que un tipo de sesenta años se aproveche de su posición para violentar a mujeres que persiguen sus sueños. Pero luego tenemos opiniones como las de Donna Karan, una diseñadora que admiro y sigo. Donna dijo algo así como que según como se visten las mujeres hoy, lo que buscan es “problemas”.

Es indignante conocer estas declaraciones porque ella es una mujer que conoce el efecto de la ropa en la sociedad. También conoce la libertad e imagino que debería conocer el respeto y los límites. Sinceramente creo que Catherine Tramell es un tipo de mujer parecido al que propone Donna Karan, una especie de chic cosmopolita. Y no por eso, Catherine Tramell sale a la calle retando a los hombres a que abusen de ella.

El problema no es la ropa, el problema no son las mujeres víctimas, el problema definitivamente no es “la oportunidad”, el verdadero victimario es el que cree tener el poder suficiente para aprovecharse de otra persona sintiendo que sus actos no van a tener consecuencias.

Con esta línea de ideas, entonces podría Donna decir que todas las mujeres que visten con Versace, Balmain, Tom Ford o Moschino, salen a la calle a buscar quien las manosee y las amenace sexualmente.

En un mundo en el que la libertad, la democracia y el capitalismo es una premisa del comportamiento humano, el respeto debería estar por encima de todo.

catherine-tramell-film-characters-photo-u2

Catherine Tramell, pensemos en ella, en lo que representa, en lo que es capaz de hacer sin miedo. Catherine Tramell no se hubiera quedado quieta, no se hubiera sentido amenazada, no hubiera tenido miedo de tomar armas en el asunto.

Pero no todas somos Catherine Tramell, en cambio, hay muchas mujeres y hombres jóvenes que intentan lograr sus sueños, cumplir sus metas y ante una situación parecida (la de un productor con sobrepeso que las invita a un cuarto de hotel a masajearlo o a verlo masturbarse), se están enfrentando a una cruda situación que no escapa de la realidad y que no es ajena a ninguna persona.

basic-instinct-sharon-stone-810x346

El miedo nos aleja de la justicia, también el miedo es el arma de los poderosos, pero ese miedo, al que tanto tememos, se presenta en forma de oportunidades. Es ahí donde debemos medir nuestro futuro.

¿Por qué seguimos ocupando grandes debates y portadas de periódicos en algo que debimos haber superado hace años? 

¿De verdad tenemos que explicar teóricamente que abusar de una persona está mal sin importar la mierda que haya en la cabeza del victimario?

Si todos fuéramos Catherine Tramell…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *