Personajes femeninos que dictaron la moda – Segunda parte

Ya tuvimos nuestra primera entrega de las chicas del cine que han influido en la moda, si aún no lo han leído, pueden pinchar en este link. Ahora avanzamos un poco para llegar a una de las épocas más prolíferas en cuanto a estilo y locura se trata, los sesentas. Ya para esta época la juventud empezaba a ser el tesoro más preciado de cualquier persona, eso sin contar el estilo, el cabello, la música y esas ganas de experimentar la mayor cantidad de aventuras posibles. Los Beatles andaban rondando con sus pintas psicodélicas mientras en Nueva York se cocinaba un profundo culto a la individualidad como huella y a la cultura como premisa. La sociedad estaba desenfrenada y el cine lo reflejó. Por ello, traigo cinco filmes que personalmente me han ayudado a entender esta década que se debatió en tendencias diversas pero siempre centrados en un antropocentrismo de la apariencia y un cuidado aspiracional hacia la eterna juventud.

Blow Up (1966)

Es una película de Michelangelo Antonini que aún me parece muy difícil de entender. Es sucesión de cosas un poco desconectadas y muy irrazonables. Sucede en Londres. Un fotógrafo de moda va, esa es la clave, siempre va a algún lado, primero a una sesión de fotos con la modelo Veruschka, luego a otra sesión de fotos con modelos vestidas de forma futurista, muchas asimetrías entre ellas y un montaje conceptual, luego al parque a tomar fotos donde captura a una pareja jugueteando por ahí. La chica fotografiada se da cuenta y viene a por las fotos, él no se las da y ella llega hasta su departamento donde se desnuda a cambio del material (o solo porque eran los sesenta). No le da las fotografías (of course) y cuando las revela cree haber fotografiado a un cadáver. Luego compra una hélice de un helicoptero, luego a a una fiesta, luego va a un lugar donde se están todos drogando. Mejor dicho, la cosa parece que era así por esos tiempos. Lo valioso es el espíritu, Jane Birkin, un ícono de moda y la responsable del Birkin Bag de Hèrmes aparece como “The blonde” que aspira a modelo y termina también desnuda jugueteando con el fotógrafo y su amiga patricia. Mejor dicho, si creen que el uso de drogas para inspirarse es nuevo están muy equivocado. Antonini recibió criticas muy buenas y la peli recaudó 20 millones de dólares, lo que hoy serían 120, un éxito y si se animan, después me pueden contar si la entendieron.

Blow Up Mix

 

 

Dr. Zhivago (1965)

Si algo me enseñó la película Dr. Zhivago es que en Rusia hace mucho pero mucho, mucho mucho frío.

Sí Julie, no me mires así. La peli va de la revolución Rusa por ahí en 1917 cuando un estudiante de medician de clase alta, el Dr. Zhivago, se queda huérfano y es adoptado por una familia que lo cuida como a su propio hijo. Crece con su hermana (de mentiritas, o mejor dicho, adoptiva) Tonya Gromeko interpretada por nada más que Geraldine Chaplin, sí, la hija de Charles Chaplin que comenzó siendo modelo y aunque el papel estaba preparado para Audrey Hepburn, Geraldine lo hizo estupendo. Los vestidos son magníficos, esa Rusia ostentosa llena de encajes, tocados y telas finísimas se celebra en esas escenas que se realizan en grandes salones. Los entendidos sabrán que la película se filmó en España, pero la recreación es simplemente maravillosa. Como venía diciendo, el Dr. Zhivago se casa con Tonya al fin y al cabo pero durante la guerra, presta servicio junto a una enfermera, Lara Antipova, interpretada por una de las figuras del Swinging London que para los que no saben, fue la oleada cultural que se vivió en los sesenta en Londres “la ciudad más a la moda del mundo” dijo Diana Vreeland. La rubia representa un papel de mujer fuerte, igual que Geraldine, lo que creo que es una de las mayores fuerzas de la película intentando descubrir su influencia en la sociedad. Es un clásico imperdible y para los aventureros, dura tres horas y media.

 

Dr. Zhivago

 

 

Los caballeros las prefieren rubias (1953)

Retrocedemos una década porque están entrando Dorothy y Lorelei. Sin duda fue una de las películas más icónicas de esta época, no solo por Marilyn Monroe y Jane Russell sino por el contenido de la misma. Lo primero que debo decir es que la película tiene una trama que ubica a las mujeres en una posición privilegida respecto a los hombres. No solo son ellas las que los manipulan sino las que los cosifican, mucho critican los programas de italianos donde muchas mujeres con poca ropa bailan detrás del presentador pero aquí podemos ver una escena donde muchos hombres en traje de baño (el equipo de gimnasia de EEUU) hacen una gran coreografía alrededor de Jane. El estilo es por supuesto mucha ropa ajustada, con brillo y una sensualidad explosiva que quisieron imitar las mujeres a lo largo del mundo, las que querían ser unas rebeldes ya que por otro lado, estaba ese estilo de ama de casa perfecta que nada tiene que ver con “Los caballeros las prefieren rubias”, no hay mucho que decir sobre el impacto de la rubia más famosa de todos los tiempos y esta película que contiene un número musical eterno “los diamantes son los mejores amigos de una chica”.

 

Marylin Mix

 

Bonnie and Clyde (1967)

Lo primero que debemos decir de esta película y su relación con la moda es que fue dirigida por Arthur Penn, hermano del legendario fotógrafo Irving Penn. Lo segundo es su gran influencia en la cultura americana ya que revivió algunos estilismos como la boina, los pañuelos y los tejidos que estarían en boga durante toda la década sigueinte. Ya hemos hablado de esta película y del estilo de Bonnie en el otro post que pueden visitar aquí. Lo que quiero resaltar de este filme, además de ser una parada obligada para los amantes de los pistoleros del viejo oeste o de la real historia de los dos ladrones de bancos, es que es ella, Faye Dunaway, quien lidera la película de principio a fin a modo de reivindicación del rol femenino en un mundo que luchaba, y lucha, por la igualdad de género. Estamos seguros que al salir de los cinemas, muchas mujeres quisieron imitar y comprar la ropa de Bonnie, pero de lo que estoy seguro, es que lo que más quisieron fue adoptar su actitud. Por si no sabían, ellos dos fueron los de la equivocación en los Óscar.

 

Faye mix

 

 

Love Story (1970)

Cerramos la década con una película destinada a gastar todos los pañuelos que podamos comprar. Es un súper clásico romántico que muestra el típico amor entre un chico rico de Harvard y una chica pobre pero inteligentísima, de nuevo juega la actitud del personaje que debió inspirar a cientos de mujeres y, si no me matan por decirlo: empoderarlas. El estilo de Jennifer es bastante recatado pero con hits de simpleza que se llevan el protagonismo como un vestido rojo hasta las rodillas con falda con movimiento para conocer a los padres de su novio o una falda campana acompañada por un cinturón hermoso y un adecuado buso negro. Ella porta el lema “menos es más” y hasta su vestido de novia resulta ser un halago a la sensatez con una blusa larga y una falda con pliegues, si no ponemos a analizar, casi parecido al de Carrie Bradshaw para su matrimonio (cuando en verdad se casó) con Mr. Big. Ali MacGraw saltó a la fama internacional con este filme que recaudó millones. Ella comenzó su carrera siendo asistente de fotografía en Harper’s Bazaar y después de su estrellato tuvo un sin fin de problemas de adicción a las drogas y al sexo pero su personaje siempre será una película para ver un domingo en la noche. Revive las clases estadounidenses y las universidades de élite… y la música… la música es para morirse de amor.

Love Story Mix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *