Persiguiendo a Jonathan Van Ness

Hoy hablaremos de Jonathan Van Ness porque las marcas están más que nunca interesadas en perseguir a los hombres para que compren y catapulten las ventas en todo el mundo. Es el caso de firmas como Balenciaga o Vetements que desde hace algunas temporadas lanzaron sus líneas masculinas y el recibimiento si bien ha sido tímido, no termina de masificarse. 

¿Por qué?

Bueno, no es un secreto que aún los hombres deben ir al trabajo en la misma camisa blanca o azul y el pantalón formal. O, la variación del caqui con blanco y zapatos bordeaux que, sinceramente, ya es hora de comenzar a erradicar, o mejor dicho, variar. 

Es por ello que nos encanta la masificación mediática del estilo de Jonathan Van Ness, uno de los Fab 5 que, siendo nominado al premio Emmy junto al programa Queer Eye producido por Netflix, nos ha dejado una gran alfombra de ideas que rebaten y resisten el estilo estricto y cuadriculado de la moda formal para los hombres.

 

Van Ness

La arriesgada elección de utilizar tacones en casi todas sus salidas públicas nos indican que uno de sus manifiestos tienen que ver con la difuminación de las líneas restrictivas de género en la indumentaria. Opciones como las túnicas que combina con una espesa barba y bigote nos recuerdan un poco el estilo de Conchita sin el factor teatral femenino que ella maneja en sus alfombras rojas. 

Mantiene, aprovecha y le saca partido a lo mejor de la ropa femenina y de la masculina. Su cabello largo (con el que juega sin parar en la serie) también le permite ampliar el rango de perspectiva. Lo maravilloso es la sencillez de la construcción de sus atuendos, solo unos tacos, unos jeans o una túnica es suficiente para que se pare en frente de las cámaras y su actitud sea arrasadora.  

Van Ness 2

En ocasiones más formales nos sorprende gratamente al no resistirse a la idea de los vestidos y las transparencias. Sin depilarse (factor masculino) expone cortes ajustados, interpretaciones del traje con una bota más ancha de lo habitual y en vez de una camisa, transparencia, carteras discretas y de nuevo, nada de accesorios. 

Entrando un poco más en la informalidad, sigue su tendencia de vestidos (cada vez más cortos) o monos en denim con un buzo color blanco crema ombliguero. La transparencia en los tacos. 

Van Ness 3

Lo que hace Jonathan no es solo una mirada nueva de abordar la moda al margen de lo géneros, también es de una valentía sin igual. Siempre ha sido abiertamente gay a tal punto que fue el primer porrista de su colegio y luego ganó una beca universitaria para hacer porrismo y estudiar ciencias políticas en la Universidad de Arizona, de la que se salió y comenzó a estudiar estilismo y corte. El bullying recibido llegó incluso a las amenazas de muerte en el campus. Luego de mudarse a Los Angeles comenzó a dar pinitos en varios salones hasta que apareció la oportunidad de actuar en la parodia Gays of Thrones en donde hizo 45 capítulo y comenzó a realizar el podcast “Getting Curious with Jonathan Van Ness

Sus pocas ganas de utilizar accesorios y la manera en que combate el llamado body shaming, es decir, no teniendo vergüenza de mostrarse cómodo con su cuerpo aunque no cumpla los “estándares” impuestos. 

Captura de pantalla 2018-10-03 a las 183713

Es por estas y muchas más razones que creemos con firmeza que Jonathan Van Ness está gestionando las semillas de un icono de moda y un referente en cuanto al nuevo pliegue de la industria: ir por el mercado femenino con toda su variedad; desde estilos más estilizados y femeninos, hasta los más urbanos, atravesando los términos medios. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *