Pautas para ser sexy según Hollywood

Empecemos por aclarar que ser sexy no es poner cara de pato y estar disponible.

Confucio dijo: “Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla”. Entonces, si somos de esos cuya belleza no se puede ver con facilidad, estamos un poco perdidos. Sobre todo en este mundo de la moda que está en una búsqueda constante de lo sensual, es una carrera que no tiene fin porque el camino cambia cuando menos lo esperamos.

La modelo del momento, el último vestido de Altuzarra o el desfile de Chanel parece que son sensualidad líquida hasta que inicia una nueva temporada y hay otras modelos, otros diseños y otros desfiles. La sensualidad parece un animal súper ágil que se escapa al momento en que es encontrado.

Todos hemos presenciado como las cosas más diversas han estado en el podio de lo sexy. Molly Bair irrumpió en la escena y se convirtió en la reina de la moda con su cara particular parecida a un alien. Lo mismo hizo Andreja Pejic cuando su look andrógino capturó la escena y no se habló de otra cosa. Pero hoy ¿cuánto duran estas bellezas que se vuelen una ola mediática y luego se calman?, no más de un año con suerte.

Molli - Andreja
Las modelos Molly Bair y Andreja Pejic.

En nuestra personal búsqueda de la sensualidad eterna, volteamos nuestra mirada al grupo de mujeres que sin importar los siglos, van a venir a nuestra cabeza cuando de sexy hablamos: las divas de Hollywood.

Jane Russell, Marilyn Monroe, Sophia Loren, Elizabeth Taylor, Ava Gardner y compañía invadieron los sueños de los hombres y dictaron los guardarropas de las mujeres por años. Ellas eran sexo en la pantalla grande, en las revistas y en los calendarios. Cuando no había Instagram ni un feminismo tan arraigado, estas estrellas debían ser los sueños pero también tenían que encontrar la fuerza para no derrumbarse en la mitad de su carrera.

Era esa forma natural de verse divinas sin mayor esfuerzo. La espontaneidad en sus respuestas y ese personaje montado en el que caían en el estereotipo de mujeres no tan inteligentes pero accesibles, un buen adorno las hacía especiales. Sin embargo, detrás de toda esa facilidad que mostraban, se disimulaba una potente fuerza que las invitaba a seguir adelante a pesar de las dificultades.

  1. Haz sacrificios por tu belleza

“La publicidad puede ser terrible. Pero solo si tú no tienes ninguna” Jane Russell

Jane

Jane Russell, conocida en todo el mundo por haber sido la co-protagonista de Marilyn en la película “Los hombres las prefieren rubias” era una de las mujeres más impactantes de su tiempo, esa estructura ósea que hacían su cara amplia y perfecta acompañada de su cintura de avispa se mantuvieron en el negocio mucho tiempo. Sin embargo, el precio fue el alcoholismo y un aborto a los 18 años que la dejó estéril por el resto de su vida.  

Marilyn dijo después de hacer la película Los caballeros las prefieren rubias: “Jane trato de convertirme a la religión y yo traté de introducirla a Freud”

  1. Da la impresión de ser ingenua y hasta un poco tonta

“Todas somos estrellas y merecemos brillar” Marilyn Monroe

Monroe

Este tipo de frases son las que hacen a una mujer legendaria. La rubia más famosa de todos los tiempos tuvo una vida tan gloriosa como complicada. Con tres matrimonios (igual que Jane Russell), no es un secreto todas las batallas que tuvo que librar para poder mantenerse en el podio de la sensualidad. Desde su infancia con una mamá esquizofrénica hasta tener que pelear cada contrato con las productoras que la tachaban de enferma mental, Marilyn tomó toda esa presión y nos dejó fotos en las que ella, la actriz, la bomba sensual, demostró cómo su belleza lo podía ser todo.

Siempre interpretando el papel de la Monroe, pocas personas pudieron conocer lo que había dentro de ese cuerpo perfecto. Esto me hace pensar en el performance de la sensualidad. Puede que no exista una sola persona en todo el mundo que sea sensual en todo momento. Lo que nos dice que es una postura, una forma de presentarse al mundo. Hasta Gigi Hadid debe tener malos días.

Para los que piensen en la superficialidad de Marilyn y en lo equivocados que están, este es un fragmento de uno de sus poemas:

“Socorro, socorro

socorro

Siento que la vida se me acerca

cuando lo único que quiero

es morir”.

  1. Tu objetivo: ser una bomba sexual en todo momento

Una de las eternas que aún sigue viva es Sophia Loren. La italiana inmortal ha caminado por el cine como si estuviese en su casa. La huella que ha dejado y la manera en que comenzamos a ver a las actrices italianas que luego la secundaron como Mónica Bellucci, fue obra y gracia de esta mujer de piernas interminables y de mirada violenta.

El elemento sexual siempre está muy presente en el cine italiano de esta diva que se popularizó cuando firmó con la Paramount Picture y una serie de películas románticas junto a los grandes nombres de Hollywood abonaron su éxito. Para comprender el nivel de cosificación que las mujeres debían enfrentar (además de conservar las medidas perfectas, someterse a intervenciones e incluso sacarse muelas para perfilar más la cara como se supone que hizo Joan Crawford), en la película Houseboat, Sophia tenía 24 años y su co-estrella, Cary Grant, rondaba por los 54.

Sophia

“La belleza es como te sientas por dentro, y eso se refleja en tus ojos. No es algo físico” Sophia Loren

  1. Permanece disponible: nadie quiere a una mujer enamorada de su marido

“Siempre he admitido que me gobierno por mis pasiones” Elizabeth Taylor

Elizabeth

Los ocho matrimonios de Elizabeth Taylor sumado a sus muchos romances en el set y fuera de él, la convirtieron en una de las actrices más famosas de todos los tiempos. Lo malo es que sea más reconocida por los escándalos que por su trabajo. Ganó dos premios de la Academia, cuatro Globos de Oro y otros muchos reconocimientos.

Su carrera estuvo predicha por sus padres y desde muy joven ingresó en la industria. Por ello, su vida estuvo invadida por una observación mediática a fondo. Su pasión por las joyas y el lujo también la hicieron famosa.

Elizabeth Taylor nos enseñó que, para cultivar la sensualidad, hay que estar siempre disponible o poner en la boca de los medios una posible ruptura.

  1. Sé el animal más bello del mundo

El camino de Ava Gardner estuvo casi marcado. Proveniente de una familia de escasos recursos en Carolina del Norte, Estados Unidos, luego de la muerte de su padre cayeron en una mala situación de la que a duras penas lograron sobrevivir. Durante un viaje a Nueva York a visitar a su hermana, el esposo de esta que era fotógrafo, le hizo unas tomas y las colgó en la vitrina de su estudio en la Quinta Avenida. Poco tiempo después pasó un cazatalentos de la MGM y se obsesionó con ella hasta que le dieron un contrato por siete años con la productora y su carrera despegó, así de fácil.

ava

Dicen que sus ojos verdes y su cabello castaño eran inigualables. Tanto así que la frase “el animal más bello del mundo” fue un slogan publicitario utilizado por la productora y ella lo odiaba con toda su existencia.

La sensualidad de Ava era inigualable, innata y solo hacía gala de sus dotes de actriz para siempre ser el centro de las miradas. De nuevo, mucha actitud.

“En el fondo soy bastante superficial” Ava Gardner

Hollywood dicta la sensualidad, pero muchas veces suponemos que son ellas las afortunadas cuando desconocemos el precio que deben pagar. El artificio de la belleza es una droga, pero solo es real cuando lo creemos y los demás lo creen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *