Un Óscar para Amy Adams, el ícono silencioso

Es parte de la realeza del cine y pocos conocen su trayectoria, sin embargo, es difícil que alguien no haya visto una película en la que Amy Adams despliegue su talento.

Cuando pensamos en estrellas de cine en la historia siempre elegimos esas que marcaron un estilo, es así como tenemos a Audrey la bohemia, Marilyn la sensual, Elizabeth Taylor la salvaje, Katherine Hepburn la fuerte y así se van diluyendo las personalidades en un personaje público que fueron construyendo a través del tiempo.

Hoy, lo que importa son dos cosas: tener talento o una gran vida privada de la que todos quieren saber. Este último no es el caso de Amy. Ha estado nominada seis veces al premio Óscar, incluyendo este año en el que su nominación viene por la película The Vice, en la que interpreta a Lynne Cheney, esposa de Dick Cheney, quien fuera vicepresidente de George W. Busch.  Nunca ha recibido la estatuilla. Se casó con el actor Darren Le Gallo con quien está desde el 2001 y el matrimonio fue una ceremonia modesta en California, no ha tenido escándalos y tampoco ha utilizado la calle para hacerse un nombre.

Lo de Amy es puro talento y es por ello que elegimos algunas de sus películas para demostrar que una gran estrella del cine se debe construir por los papeles memorables, no por chismes. A esto añado que su belleza es universal y que sus ojos azules llenan hecho soñar a diseñadores. En su conjunto, Amy nos ha dado más papeles con un armario impecable de lo que otras actrices más vinculadas a la industria de la moda han hecho.

Aquí van las cuatro películas en las que Amy no ha dado a una mujer con un porte de nobleza y un armario de envidia:

Animales nocturnos (2016)

En este filme del diseñador Tom Ford, Amy interpreta a una galerista de cine que recibe el manuscrito de una novela de su ex-esposo.  El vestuario fue diseñado por Arianne Phillips, quien trabajó también con Ford en su primera película “A single man”. Amy es impecable. Su cuerpo, su actuación y su guardarropa es tan convincente que todos deseamos ser Susan.

nocturnal 18NOCTURNAL1-facebookJumbo-v2 50805_aa_6087-print_v2lmctrstsat3f-embed

American Hustle (2013)

Si algo nos dejó bien en claro Amy Adams en American Hustle es que sus chicas estaban en el lugar indicado. Para esta película en la que interpreta a Sydney, una estafadora que se hace pasar por una millonaria. Este filme fue nominad a mejor vestuario y el guardarropas estuvo a cargo de Michael Wilkinson, conocido diseñador que ha trabajado con Madonna, Justin Timberlake y diseña el vestuario para la película Aladín, pronta a estrenarse. Amy, radiante. Además, Wilkinson se inspiró en los estilos de Gucci, Diane Von Furstenberg y Halston para su personaje.

Amy 2

Enchanted (2007)

No podía faltar la versión princesa de Amy Adams que logra con gran encanto en Enchanted. El vestuario lo diseñó Mona May, originaria de la India y pudo conjugar una visión romántica y aveces empalagosa de la princesa Giselle. Mona también construyó el vestuario de películas como “La casa de las conejitas”.

1180w-600h_112117_enchanted-easter-eggs_v2-780x440

Big eyes (2014)

Su papel en Big Eyes como la pintora Margaret Keane es alucinante. Su vestuario elegante pero no recargado, soberbio sin ser presuntuoso es una de las más lindas líneas de estilo que he visto en los últimos años. No es para menos, la encargada del diseño de vestuario es Colleen Atwood, una institución en el tema y que ha recibido 12 nominaciones al Óscar además de ganar cuatro por películas como Memorias de una Geisha Animales fantásticos y dónde encontrarlos. 

amy_adams_big_eyes-660x374 big-eyes-1 amy_adams

Yo mantego la esperanza de que este año sea el suyo y tenga por fin su merecido Óscar. Mientras tanto, no dejo de pensar que belleza y talento como la de Amy, hace de una actriz, una leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *