Nuevo Dandi, Nuevo Deal

Estilo Dandy OUTFEARS

La moda es una exigencia social y personal que es renovada década tras década. Hay términos que son retomados y convertidos en una versión más moderna, más acorde con los pensamientos sociales que imponen las necesidades de las vivencias humanas y los cambios, muchos de ellas, consecuencias de iniciativas anteriores.

El dandismo es una de esas ideas que año tras año se instalan en la agenda de la industria de la moda para visitar al pasado. Sin embargo, la reinvención de este concepto está siendo tan pervertido que se cae en una forma de repetición tendenciosa y homogénea, cuando era precisamente escapar de la igualdad lo que buscaban los dandis originales. Ellos eran diferentes, eran vanguardistas y claramente lo último que necesita un dandi para serlo era un traje, lo primordial es el estilo, la identidad, la actitud, la manera de pararse al mundo y comerse las calles los edificios, la sociedad.

Teniendo en cuenta lo anterior y quedándonos con la idea del dandi como un hombre con estilo que no busca parecerse a los demás y que conquista a primera vista, vamos a dividir esta tendencia en dos para tener el chance de elegir en pleno siglo XXI, dos propuestas “diferentes pero parecidas” como dijo el filósofo, del dandi que como ya dijimos, no es solo un hombre con traje.

El típico traje.

Es una inmensa obviedad que el traje es el conjunto insignia de los dandis pero… ¡hello!, el traje es un común denominador del hombre bien vestido desde el siglo XXI. La esencia del dandi va mas allá de hacerse íntimo amigo de un buen sastre (cosa que sin importar el estilo que tengas, es indispensable) y pasa más por la autenticidad, como dicen en Argentina “buscarle la vuelta de rosca”.

Ryan Gosling es un ejemplo muy acertado de un dandi actual. No solo porque es extremadamente cuidado, sino porque desde la simpleza hace uso de las texturas y los colores. Se puede ver en sus alfombras rojas que no acostumbra a tener pañuelos o fistoles o plumas en el sombrero no tiene mucho detalle, solo juega con los colores y los brillos. Verde, azul, Burdeau, cuadros, total black, o un ocre acentuado es suficiente para que parezca el hombre más bello del mundo sin tanto adorno.

Por su parte Andrea Weinas, editor de Manolo.es, también es una muestra del buen uso del traje. Si bien hay ocasiones en que sorprende, utiliza finas distinciones como pañuelos o estampados en corbatas para hacerse al estilo personal sin exagerar en sus decisiones. Al igual que otros como David Gandy o Eddie Radmayne, sus estilos es mueven entre un dandi de traje que tiene muchas influencias de clásico con cortes Slim.

 

ANDREA WEINAS OUTFEARS
Andrea Weinas
ryan gosling DANDY STYLE OUTFEARS
Ryan Gosling

El dandi creativo

También en este gran océano de estilos y personalidades que es el mundo de la moda, encontramos a unos hombres cuyo estilo roza más con una adaptación moderna del tradicional dandi. Se destacan sobre todo por su creatividad y caracterización. No temen probar cosas nuevas que si bien pueden ser desaciertos, marcan el cambio y resaltan la ruptura entre lo convencional y lo futuro.

Filippo Fiora y Karl Edwin Guerre nos introducen a un mundo lleno de nuevas posibilidades para un dandi moderno que adapta épocas, estilos, personajes e individualidades propias de nuestra era protagonizada por la versatilidad. Ellos no se ciñen a las reglas heredadas del traje, buscan constantemente la manera de hacerlo diferente y lo logran con muchísima clase. Son ellos los que se adaptan más a este rango de dandis del nuevo siglo, unos que siempre están perfectos pero que proponen y marcan un camino para seguidores que buscan constantemente el contraste sin caer en el ridículo.

Filipo Fiora
Filipo Fiora
Karl Edwin Guerre
Karl Edwin Guerre

Los tiempos cambian vertiginosamente y los hombres deben empezar a ver las nuevas propuestas como oportunidades de avance. Hay que arriesgarse, probar, tantear y sobre todo, descubrir con agrado que el estilo es una construcción de ideas que se llevan en el cuerpo como adornos que gritan lo que hay en nuestro interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *