Mujeres y Trajes de Baño

0000099d_medium

La verdad es que antes un traje de baño no estaba conformado por una o dos piezas sino que también incluía medias, mangas y gorras.  Luego durante los años 20’s y 30’s la extensión de las prendas se fue reduciendo lentamente y se adoptaron materiales más livianos como la licra dejando atrás la lana o el punto de algodón grueso. 

Sin embargo ustedes se pueden preguntar ¿Para qué todo ese recorrido histórico si en la actualidad nos avergonzamos de nuestro cuerpo? Incluso tenemos más prejuicios que en otras épocas. 

Nuestro tiempo con toda su “libertad” y “tecnología” ha venido construyendo algunas ideas sobre la perfección de la belleza, ideas que han derivado en un fenómeno tan lamentable como es el Body Shaming que traduce vergüenza del cuerpo, una fuerza que nos conduce a paralizarnos ante la posibilidad de salir en público usando un traje de baño, sí, el mismo por el que añoraron y lucharon las mujeres hace menos de 70 años. 

b365da829f356b603201a8d557a5a0a0

Durante muchos años las revistas abusaron del photoshop, las mujeres comenzaron a considerar que algo estaba mal con sus cuerpos y que no eran merecedoras de amor porque no se parecían a las modelos de las publicidades. Un círculo vicioso que se ha venido transformando gracias a mujeres que ocupan un lugar destacado en la industria como las modelos Ashley Graham o Barbie Ferreira, quienes con su éxito han evolucionado la forma de concebir el cuerpo femenino en la actualidad. 

Ahora cuando nos paremos frente al amado o temido espejo lo mejor que podemos hacer es recordar el honor que tenemos de poder llevar cualquier tipo de traje de baño, sea de la forma que sea. Este momento que podemos vivir como mujeres es todo un privilegio que nos motiva a seguir promoviendo la aceptación, autonomía y diversidad. No cedan ante las voces internas o externas que tienen una connotación de juzgamiento, abraza tu individualidad y honren sus deseos, sean estéticos, morales, sexuales o sociales. 

39fbb66c614d045bac49b8dacfa58acb

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *