El mejor vestido es la confianza

“Nada hace más hermosa a una mujer que la creencia de que es hermosa.” SOPHIA LOREN

Empiezo este artículo creyendo que soy hermosa, aun cuando estoy en pijama un día cualquiera, con el cabello enredado y sentada como si tuviera 10 años.

Me pregunto: ¿Cuál es la norma de belleza estándar?

¿Ser rubia, delgada, ojos verdes y cabello largo? O ¿ser alta, piel trigueña, ojos redondos y profundos?…

Para mí, la belleza estándar va mucho más allá de una apariencia física.

Es realmente mágico cuando nos encontramos en el camino, en una reunión, en el bus, en las calles a mujeres que sin estar vestidas con lo último en tendencias, son hermosas y no precisamente por su físico. ¿Por qué?.

Porque se visten de confianza, porque lo transmiten y ese es  el primer paso al amor propio.

La confianza es esa palabra que solemos pronunciar tan fácilmente pero practicarla se nos ha hecho difícil en cualquier momento de nuestras vidas.

96a2332ba02caf04a69dd326f1c30116--lauren-hutton-top-modelsEntonces recuerdo las palabras de Nina García en el Libro de la Moda, (recomendadísimo)  cuando dice que en el momento en que la mujer abraza sus imperfecciones, éstas pueden convertirse en sus mayores fortalezas, definir su carácter y espíritu. “Cuando ella halaga sus debilidades y atrae tu atención hacia sus defectos, los hace especiales, atractivos y hasta incluso envidiables.”

Nina, dice que la mujer segura de sí misma se ama enteramente y menciona a algunas mujeres, íconos de la moda, la cultura y la belleza que abrazaron sus “imperfecciones” y las convirtieron no sólo en una fortaleza sino en una característica muy propia de cada una. Y sólo eso, las hizo hermosas.

Frida Khalo y sus cejas, Brigitte Bardot y Laura Hutton con sus dientes separados, entre otras son algunas de las mujeres que nos invitan a sentirnos poderosas y seguras sobre nuestros defectos y luego de ello, cualquier vestido, falda, blusa, sombrero que llevemos nos quedará bien, nos hará sentir bien y mejor aún, podríamos transmitir una seguridad y confianza que tanto queremos.

fridak20fe8e859308cbaf79ebaef4334c1e0743--brigite-bardot-bardot-brigitte

Está bien que nuestra ropa hable por nosotras, en ocasiones  vemos a una mujer lucir una prenda en la que consideramos nunca nos quedaría bien. Y aunque, saber vestir también consiste en conocerte y entender que te viene mejor, también es cierto que vivimos comparándonos con otras mujeres que sí son capaces de arriesgarse y con mucha personalidad usan x prenda, no importando lo que digan y si importando cómo ella se siente. Eso es valioso y bonito.

 Como también es admirable saber qué quieres proyectar, cómo te ves cuando estás frente al espejo en pijama vs preparada para ir a una fiesta.

¿Te sigues viendo hermosa? O sólo logras ver algo más cuando hay maquillaje sobre tu rostro y vestidos de la última colección adornan tu cuerpo?.

¿Sigues viéndote hermosa así publiques una foto y no recibas los likes esperados? O ¿no te suma ni te resta lo que diga un like?, ¿o una persona? Es importante que te respondas a estas preguntas y entiendas por fin ¿cuál es tu ADN? ¿cuál es tu esencia?, ¿qué te hace especial? Y ¿qué tanto te amas?, porque una vez nos amemos con nuestros defectos, de adentro hacia fuera, de manera transparente estaremos listas para proyectar confianza y sólo eso, más allá de la prenda y de tu apariencia física y de lo que digan los demás te hará ver y sentir hermosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *