Mangas cortas, 12 tips y una historia

camisa-4Hoy hablaremos de las mangas cortas. Como todos ustedes deben saber, mis queridos lectores, las camisas datan de hace muchos años, en civilizaciones como la egipcia ya se utilizaban como prendas interiores, cosa que también pasó en los pueblos europeos en la edad media y durante la revolución francesa. El camisón era la prenda de dormir y ya Maria Antonieta nos hacía ese guiño en la película de Sofia Coppola.

Tanto la camiseta como las camisas se cansaron de estar escondidas y sus mayores aliados fue la patente en 1871 que propuso un modelo abierto al frente y gracias a Dios, ya no se tenía que introducir por la cabeza. En el siglo XVIII se convirtió una completa prenda exterior. Algo parecido ocurrió a mediados del siglo XIX cuando las camisetas dejaron de ser una para “debajo de la camisa” y entonces surgió como el ave fénix a ser parte del estilo de los jóvenes que descubrieron que con una chaquetica de cuero encima, queda a pelo para las aventuras de la noche.

La camisa estándar es aquella blanca de algodón con puños de agujeros para atarlos con gemelos, cuello de ballena rígido para el frac. Con el tiempo se fue modificando y fueron apareciendo muchas variaciones útiles y algunas hasta novedosas. Una de ellas es el bolsillo en la pechera que se instaló luego de que el chaleco como tercera parte del traje fue removido y con él la posibilidad de guardar cosas en los bolsillos del chaleco. La segunda son las mangas que se fueron acortando por razones deportivas ya que era mucho mejor jugar polo y tenis en camisas de mangas cortas. Fue así como nació la famosa camisa polo y la marca Lacoste de la mano del tenista Renè Lacoste que modificó la prenda y creo su imperio.

camisas-1Otro de los precedentes de las mangas cortas son las famosas hawaianas nacidas en Waikiki en la década del 30 y que se popularizaron rápidamente hasta llegar a ser un símbolo de las vacaciones.

Bueno, a lo que vinimos, es muy importantes saber elegir camisas manga corta porque pueden dar la imagen equivocada. Una camiseta con mangas muy anchas puede hacernos parecer unos desubicados infantiles o una muy apretada puede dar la impresión de ser “sexys” (en un modo ridículo)

La tienda Zara, suele tener muchos estilos, estampados, formas y colores.
La tienda Zara, suele tener muchos estilos, estampados, formas y colores.

Tips:

  1. El cuello es la manera perfecta de medir las camisas. El botón debe cerrar justo sin que aprete pero que no quede más de un dedo de espacio.
  2. El largo debe ir hasta la cadera. Ahora hay una tendencia de camisetas muy largas pero va a ser pasajera (eso creo), así que debes comprarte camisas que no tengan un largo enloquecido. Si no estás muy seguro de quererla tan corta, asegúrate que no supere el final de la cola.
  3. La costura del hombro debe ir… ¿adivinen dónde? ¡En el hombro! si queda muy arriba es porque la camisa te queda chica, si queda muy abajo porque te queda grande. Ninguna de las dos te conviene.
  4. El ancho puede variar según tu tipo de cuerpo, así que si no tienes el torso de Zac Efron no compres camisas que te queden ceñidas porque eso lo único que hace es marcarte todo lo que hay que ocultar. Por el contrario, tampoco debe ser tan ancha que parezca prestada. Si eres delgado con una camisa ancha parecerás un esqueleto, si eres un poco gordo, con una ancha el peso se duplica.
  5. Las mangas son lo más importante. Cuando compres una camisa de mangas cortas, busca siempre que el borde de la manga acaricie sin apretar tu brazo. No debe quedarte perfecto, pero el rango de error debe ser de uno o dos centímetros. ¿Te ha pasado que ves a alguien con una camisa manga corta y parece que fueran alas y en cualquier momento va a salir volando? exactamente así te veras también tú. Dar forma al brazo es una de las claves. A menos claro que la tendencia sea llevarlas anchas.
  6. Busca que los estampados sean simétricos y que al verlos de lejos, estén bien encajados en la pechera al igual que en la espalda.
  7. Las camisas de manga corta tienen un tinte informal y veraniego, así que los detalles que pueden parecer exóticos como los dobladillos en las mangas o el bolsillo con un estampado diferente al resto de la prenda pueden verse bien si combinan entre sí.
  8. Hay camisas cuyo corte en la parte inferior no es recto y parece más una onda, si lo tuyo son las camisas cortas por fuera del pantalón, este modelo se verá mucho más estilizado.
  9. Siempre procura adornar tus manos o tus muñecas al usar este tipo de camisas. Un reloj o una pulsera pueden hacer más interesante este atuendo.
  10. La moda hoy es llevarla con todos los botones abrochados.
  11. Si tienes una camisa de manga corta estampada, opta por un pantalón de color neutro oscuro (negro – azul) y unos zapatos que vayan con la paleta de color de la camisa.
  12. Siempre sal a la calle con la cabeza en alto, derecho y con mucha seguridad encima.
camisa-2
Camisas tipo polo. Prenda que inicialmente fue exclusivamente deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *