Londres enloquece con la ropa para hombres

London Collection Men es la semana de la moda que abre dos meses de pura tendencia, pasarelas, belleza y todo el ingenio de las grandes marcas para mostrar al mundo lo que se va a instalar en materia de ropa para la temporada de otoño invierno 2016.

Es inmensa la importancia que tienen las pasarelas dedicadas a la moda para hombre, no solo por el hecho que evidencia que las grandes marcas están prestando más atención a ese público reacio que poco a poco se ha ablandado y se ha llamado a participar en los eventos de moda de la misma forma que las mujeres, sino por la apertura de la gama de posibilidades y estilos que adquieren legitimidad social para el público en general. No es lo mismo un traje de Armani que uno de Etro, no es igual el estilo de Alexander McQueen que el de Sibling. Celebramos las particularidades y las concepciones de un hombre que este año mira a lo andrógino.

Ahora si, empecemos por el repaso del primer día de London Collections Men.

Craig Green quiere llevarnos a vivir a otro planeta. Su propuesta está envuelta en un ambiente de austeridad agreste. Como si fuera el vestuario de una de las películas interplanetarias que se desarrolla en un mundo inhóspito, los diseños juegan mucho con tapados completos, unicolor y cuero unido por maxi costuras. Tiene algo de futurista y mucho de un dramatismo disimulado.

Creig Green final

Topman reúne por su parte materiales pesados para hacer contraste con ligerezas en sus conjuntos. Lanas de gran volumen se contraponen a finas telas en blusas con estampados románticos en colores rojos y naranjas opacos. El tratamiento del denim es fundamental, llevando la tendencia de los 70 a un nivel de desgaste muy rebelde, muy british. Hay que tener en cuenta que Topman, de la gran cadena Topshop, es uno de los referentes en cuanto a tendencias se trata, su ready to wear es muy copiado e impone parámetros para el estilo callejero fashionable.

TopMan final

Por último tenemos a Nasir Mazhar; muy urbano, muy subversivo, muy negro, muy impactante. Si hablábamos de un planeta lleno de dunas en los que las personas se visten con la ropa de Craig Green, podemos decir perfectamente que Nasir es el diseñador favorito por el colectivo que ocupa la luna. Hay que decir que la vanguardia rebelde y cruda que suele verse en Londres tiene mucho de esperanzador. Si analizamos las propuestas que reinan en la capital de Gran Bretaña, vamos a descubrir que siempre, un fuerte mensaje simbólico en la moda se evidencia. Los londinenses saben de rebelión y saben también una creatividad social.

Nasir Mazhar final

Esta es Londres y su poderosa capacidad para vestirse gritando insignias que reflejan el poder de la ropa y el poder de la industria de la moda en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *