L’Officiel en Argentina y el nuevo reto de Ana Torrejón en tiempos de crisis

La gran revista de moda francesa L’Officiel aterriza en Argentina y su primera edición impresa será lanzada en abril. La tirada será de 25 mil ejemplares y pretende afianzar la importancia de la icónica publicación que a lo largo de su historia ha sido una de las más influyentes en materia de tendencia y vanguardia, pero no podemos dejar de preguntarnos ¿por qué, si la situación de las publicaciones en el país no es tan clara y al contrario de ver emerger una proyección internacional de la moda, cada vez se hace más difícil sobrevivir, una revista internacional pretende llenar los kioskos de un lujo cada vez menos accesible?

Pues bien, vamos por partes. L’Officiel fue creada en 1921 por Max Brunhes, un empresario que decidió abrir la publicación para su amiga (o algo más) Marie Andrée Castaniée quien fue la directora general hasta su muerte. En 1932, Andreé, en su gran capacidad de visión, diversifica su equipo de trabajo y entra Georges Jalou, quien sería director artístico junto a Marcel G. Pérès quien sería encargado de mejorar la distribución y las ventas.

Ana Torrejón, la encargada de la redacción de la revista.
Ana Torrejón, la encargada de la redacción de la revista.

El trio se vuelve con el tiempo cada vez más poderoso hasta el punto de llegar a estar primeros en la lista de publicaciones femeninas arriesgando a evolucionar. L’Officiel fue la primera revista en publicar paginas a color en 1933, tenían versiones en inglés y en español, en los sesentas fueron los primeros en publicar fotos de Patrick Demarchelier, quien es hoy uno de los fotógrafos de moda más importantes del mundo y algunos de los escritores que componían la nómina eran Jean Cocteau y Colette, una escritora interesantísima cuya vida será llevada al cine este año con Keira Knightley interpretándola, pero siguiendo con el tema, la revista lideraba la comunicación de moda y estaba destinada a mujeres entre los veinte y los cuarenta años con altos ingresos económicos, sin embargo nunca llegó al continente americano hasta esta década.

La revista es parte del Grupo Jalou, que tiene a su cargo todas las publicaciones internacionales de L’Officiel y su estrategia de expansión es relativamente nueva en América. La versión brasileña inició en 2012, la mexicana fue lanzada en 2014, en Estados Unidos abrió en 2017 y Argentina es la cuarta edición en el continente que comenzará en abril de este año bajo la dirección de Ales Millberg, editor también de la revista Forbes y como directora de redacción Ana Torrejón.

Estas son algunas de las portadas de las más de 30 ediciones mundiales de la revista L’Officiel

Uno de los retos más importantes de Ana, que sin duda es la mujer más capacitada para llevar a cabo esta tarea después de estar al frente de la Harper’s Bazaar Argentina que cerró debido a la decisión de la editorial Atlántida manejada por Televisa de acabar con no solo esta sino también Cosmopolitan y Vanidades en temas de moda, es encontrar un espacio de prestigio que explicamos en cuatro situaciones que deberá sortear con astucia:

  1. La moda local está desorganizada, al punto de tener varios eventos de moda al año que son independientes (Argentina Fashion Week, Buenos Aires Fashion Week, Salón Internacional de la Moda y Coiffure…) todo ello debido a las disputas de los organizadores y las rencillas que impiden una comunión poderosa del diseño y que se ve reflejada en las publicaciones de moda que no logran conectarse de forma potente con los creadores ni de bajar las tendencias de manera coherente. Muchas de las editoriales fotográficas carecen de creatividad, de ese toque a lo Vreeland y terminan siendo solo bonitas fotos, con bonita ropa y bonitas modelos. 
  2. Muchas marcas internacionales abandonaron el país en los tiempos de restricciones a las importaciones y hasta ahora es que estamos viendo con una timidez preocupante el regreso de algunas firmas como Calvin Klein o Salvatore Ferragamo, sin embargo, sigue habiendo una tensión generada por lo que la incursión de estos logos pueda perjudicar la industria local que fue ganando espacio en los últimos años. Por lo tanto, ser un puente entre las dos misiones es una de las características que deben ser rescatables y reconocidas en L’Officiel.
  3. Tener una presencia digital es indispensable y no como un soporte a la publicación física sino como un medio de contenido original y diferente. En Argentina estamos acostumbrados a las notas traídas del extranjero y los mismos temas de siempre que pueden encontrarse mejor desarrollados en diarios de estilo de vida con el de el New York Times. Aunque las formas de superar al ex novio, las cosas indispensables para viajar y los horóscopos interesen a muchos, es hora de transformar el modelo para ser diferentes y rescatar una identidad nacional que supere la gran masa de títulos amarillistas que nadie lee hasta el final.
  4. Mantener las ventas físicas que se traduce en encontrar una razón todopoderosa para que los jóvenes tengan la necesidad de comprar la revista. Esto se ha podido lograr de diversas formas, la más interesante, es hacer de cada edición, un lujo, un accesorio indispensable para vivir. Las revistas de moda hoy, y aquí tenemos ejemplos como la enorme edición de septiembre de Vogue US o la biblia que compone Vogue Italia, deben ser objetos que transcurran en el tiempo, debe tener reportajes que se arraiguen tanto, que un día recordemos eso que dijo el periodista y tengamos la necesidad de ir y buscar el artículo. Las fruslerías se compensan con calidad editorial y sobre todo, un enfoque inteligente. 
Portada de febrero de L'Officiel París.
Portada de febrero de L’Officiel París.

Nosotros lo vemos como una gran aventura. Para empezar y ser un nombre no tan reconocido en el país, tiene la gran ventaja de poder seguir la línea de sus ediciones compañeras y aportar algo novedoso, que prediga la vanguardia y que, aún con una tirada limitada, se sepa en cualquier lugar del mundo, porqué L’Officiel es diferente, valiosa y representa algo que ninguna otra revista puede igualar. Es difícil lograr el estatus de autenticidad pero Ana Torrejón tiene toda la posibilidad de hacer arte con unas cuantas páginas.

Enhorabuena por la revista. Aún no sabemos cuál será la portada con la que arrancarán pero por Instagram nos dieron la idea de que tendrán un especial con Pablo Ramirez.

Una de las ventajas con las que cuenta la publicación de entrada es que a pesar de abrir con el apoyo de Global Brands Group, que entre otros maneja marcas como Jennifer López o David Beckham, la revista L’Officiel sigue siendo una empresa familiar. Su directora es MarieJosé Susskind-Jalou, hija de Geroges Jalou y sus tres hijos también hacen parte de la compañía. Además, ya podemos ver en sus redes sociales el apoyo internacional de voces como Carolina Herrera (hija), Karlie Kloss y de talentos consagrados locales como Pablo Ramirez y Jessica Trosman.

Sin pretender decirle a los directores de la revista cómo hacer su trabajo, nosotros como lectores de moda y personas apasionadas por el mundo de la indumentaria, esperamos de la revista:

  • Más talentos nuevos
  • Más creatividad en las propuestas editoriales fotográficas (a lo Vreeland)
  • Más crónicas (a lo Capote)
  • Más historias conmovedoras
  • Menos reflejo de las noticias internacionales
  • Menos decálogos de cómo vestirse para el verano o para el invierno
  • Más originalidad en las plumas
  • Más street style porteño (a lo Bill Cunningham)
  • Menos recopilación de accesorios y de prendas sueltas
  • Más historias (a lo Carrie Bradshaw)
  • Más oportunidades para lo alternativo

Si quieren enterarse de todo lo que publicará L’Officiel, pueden seguirlos en sus redes sociales, la revista también estará en la plataforma de publicaciones Zinio.

29025572_596020684078313_3257577723006025728_o

2 Comments

Add Yours
  1. 1
    Maria

    Luego de recorrer muchos puestos de revistas finalmente la encontré, al precio de 150 pesos, el contenido es lamentablemente pobre una editorial con una top model no salva, la mala calidad de las fotos, mala calidad en los outfit, mala impresión fuera de foco, y lo que me pareció muy extraño que la carta editorial no esta firmada por su directora editorial, no se hasta que punto Ana Torrejon esta feliz con la edición, tiene una pobreza de contenido general, en reportajes, moda, tendencia, etc etc, me cuesta entender con cuan poco se hace una edición numero 1 y con cuan poco se conforman los lectores, después de todo uno espera menos noticias de afuera en materia de moda, pero las marcas argentinas nos recuerdan a cada rato las colecciones de afuera copiándolas, también me parece poco noble ver marcas fraudulentas anunciar, en fin como lectora puedo decir que no vuelvo a invertir 150 pesos en esta revista, es tirar el dinero, me gustaría recomendar a la sra Torrejon creatividad nuevos estilistas, fotógrafos, nuevo grupo, basta con la misma gente que estoy seguro que se llevan muy bien pero para hacer su trabajo no sirven, como dijo mi admirada Lucinda Chambers editora de moda de British Vogue por 25 años, hoy se prefiera a la estilista linda y bien lookeada aunque su trabajo después sea una basura, hay que darle la oportunidad a las nuevas generaciónes chicos y chicas de 20 años para adelante que dejaran la vida en sus trabajos, la gente que trabajo en la revista carece de todo tipo de originalidad y talento, ojalá lo puedan cambiar ya que recién salen con la primer edición eso es lo que simplemente va a hacer que la revista perdure, si no se le bajara el pulgar como paso con Bazaar.

    • 2
      Oriana Godoy

      Hola María, sí es una sobre todo una revista que maneja una línea muy conceptual, por ello intentan separarse de la información masiva y enfocarse más en una revista de culto visual. Pero entiendo tu punto, es para un público diferente del que actualmente consume moda en Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *