Lina Garcés | La Moda como Servicio

23146323_1721695144517055_1733847688_n

Lina Garcés es la profesional detrás de Lina’s Closet, un proyecto que tiene lugar en Cúcuta (Colombia), y que integra con fluidez diferentes líneas de acción que van desde la asesoría de imagen, personal shopper, asesorías corporativas o la curaduría de prendas, a las que se les da una segunda oportunidad de uso, por medio de ventas de ‘garaje’ que organiza en su acogedora oficina.

En la mente de esta mujer siempre ha existido una pasión latente por el tema del estilo, la vida la llevo primero por otros caminos, pues estudio Economía, pero como las citas con el destino siempre terminan ocurriendo, fue en Francia, mientras cursaba un Máster, cuando sus amigas europeas, algunas de la parte Norte más fría del continente, comenzaron a buscar su asesoría para atreverse con el uso del color, tal como ella lo hacía, sin temor y expresando siempre su sensibilidad estética. 

En su regreso a Colombia, después de trabajar un par de años en el sector moda en el país galo, continuo su búsqueda en la industria, trabajando con Lafayette y la Cámara de Comercio de Cúcuta, sin embargo fue con su certificación en 2014 como Personal Shopper, con Martha de la Joya en España, cuando fue el principio de su propia aventura, una que conecta con su vocación de servicio y fuerte empatía para con las ideas e inseguridades de las personas. 

Del trabajo de Lina admiro muchas cosas, pero sobretodo su capacidad para posicionar servicios que hasta hace unos años eran desconocidos en la ciudad, todo a través de propuestas como “Vístete desde lo Positivo” donde con el uso de dos herramientas clave: el espejo y el color, logra derribar los patrones y creencias que menguan la imagen personal de quienes acuden a ella.

23146538_1721695107850392_840162609_n

Conversando con Lina se aprenden detalles significativos a la hora de pensar el estilo:

  • Plantear una asesoría de imagen implica tomarse el tiempo de conocer a la otra persona para lograr maximizar su presupuesto.
  • Es básico preguntar o preguntarse ¿cómo se siente? Con eso que lleva puesto.
  • El código de vestuario es una guía que puede resultar limitante, pero es valioso ser fiel al estilo personal e incluir siempre alguna prenda que lo refleje.
  • La idea de fondo de armario se esta reinventando y por eso menciona los tenis, los jeans clásicos de tiro alto o una buena camisa blanca de cuello almidonado como algunos ítems de gran ayuda a la hora de vestirse cotidianamente. 

Otro de sus proyectos, que sin duda han contribuido a una mayor difusión de su imagen y cercanía con el publico, son las ventas de ropa usada, en perfecto estado. Esa idea surgió después de un análisis de armario que tuvo con una clienta, donde muchas piezas ya no estaban en uso, pero tampoco era prudente regalarlas sin propósito, por eso en su proyecto se venden a muy buen precio y las personas disfrutan no solo de darles una nueva oportunidad, sino que también reciben asesoría sobre cómo pueden combinarlas.

Lina es una creyente, gracias a las experiencias con sus clientes, de su oportunidad para mejorar e incluso salvar vidas, pues no tiene precio ayudar a que alguien se sienta mucho más cómodo y confiado en su propia piel. Finalmente nos comparte la importancia de atreverse a trabajar en lo que consideremos nuestra vocación y destaca el papel primordial que ocupa la preparación, puesto que confiere un respaldo valioso para hacer frente a un mercado siempre cambiante y exigente.

23163532_1721695117850391_310092325_nPara seguir a Lina en Instagram: @linacloset_personalshopper

También pueden ver su blog y tienda online en http://linascloset.co

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *