La leyenda de las Olsen

mary_kate_ashley_olsen

No es sencillo reconocer quién es Mary Kate y quién es Ashley porque son identificadas como una entidad que actúa siempre en conjunto. Sin embargo su apellido y los rostros de cuando eran unas bebes, interpretando a Michelle Tanner en la serie Full House, son una leyenda dentro de las industrias del entretenimiento y la moda.

Trabajan desde que tienen 9 meses, el próximo 13 de junio cumplirán sus 30 y saben lo que es tener su propia compañía desde los 5 años. Esa primera aventura corporativa se llamó Dualstar y produjo más de una docena de películas para televisión estelarizadas por ellas, además de dferentes líneas de ropa infantil y juvenil que se comercializaron en las miles de tiendas de la cadena Wal-Mart en Estados Unidos.

El éxito de las gemelas supera por mucho su parecido, pues lo mismo fingió hacer Lindsey Lohan en la película Juego de Gemelas (1998), el caso de las Olsen es diferente pues con el paso de los años empezaron a diferenciarse físicamente para hacer notar que solo comparten el 50% de su ADN – hecho que a nivel científico es denominado como gemelos fraternos – y también comenzó a ser visible que cada una tenía un estilo particular a nivel estético.

24-michelle-tanner-olsen-full-house.w529.h529

En el 2004 recibieron su estrella en el paseo de la fama de Hollywood, pero la actuación empezó a difuminarse lentamente como el eje central de su carrera durante el comienzo de su vida adulta, aunque Mary Kate interpreto algunos roles en Factory Girl (2007), Samantha Who? (2008) y Beastly (2011), durante esa época Ashley no actuó en ninguna producción y para el año 2012 ya hicieron oficial su decisión de abandonar su carrera de actrices para centrarse en proyectos de diseño.

En el 2005 Ashley realiza una pasantía con Zac Posen y comienza a ser evidente tanto en su preparación como en sus looks de calle que las gemelas han encontrado un nuevo objetivo, más grande y estimulante, dentro de la creación de prendas que no dejen indiferente a nadie, sea por su originalidad o precio, en el caso de su fórmula ambos elementos están presentes.

En parte su éxito proviene de la evolución de su estética que ha sido vertiginosa, pues en la infancia eran deportivas, luego en la adolescencia muy ‘Ladys’, en la juventud bohemias y vintage para finalmente conseguir un look minimalista que depura todas sus influencias anteriores  y se convierte en el sello o ADN de su firma The Row.

Esta nueva marca la están construyendo desde el 2006 y en el 2012 ya recibieron el mayor espaldarazo de la industria al recibir el premio de diseñadoras del año por parte del Consejo de Diseñadores de Moda de América CFDA. Según la revista FORBES la firma factura más de 1000 millones de dólares al año y va dirigida netamente  hacia el mercado de lujo puesto que sus prendas proyectan una elegancia que escapa a la tiranía de las tendencias.

El futuro de la leyenda Olsen se presenta aún más brillante que su pasado. El tiempo nos dirá que nuevas esferas lograrán conquistar. En este sentido cierro con una frase de su hermana la actriz Elizabeth Olsen, quien confesaba en una entrevista para la revista The Edit:

“Mis hermanas son las mujeres más inspiradoras para mí debido a la forma en que conducen sus vidas. Son increíblemente diligentes, y ellas me enseñaron que se puede lograr lo que quiera… si usted trabaja duro en ello”

Galería Evolución del Estilo de las Olsen

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

1 Comment

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *