La moda y la feria del libro de Buenos Aires

Comenzó una nueva edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires y me da la oportunidad perfecta hablar un poco de moda y literatura.

Marilyn Monroe
Marilyn Monroe

Ayer fue el primer día, la emoción que siempre me embarga empezó desde mucho antes de decidir ir, ¿la primera consecuencia?, sacar las tarjetas de crédito y dejarlas en un cajón guardado en mi casa, ni chance de vivir un momento de locura y terminar con una bolsa llena de libros y un hueco en mis finanzas mensuales.

Es inmensa, es lo primero piensas, las estanterías son tan desiguales como sugestivas, decenas de editoriales en un mismo lugar a la misma vez. Recorrer los pasillos es perderse fácil, pensaba en todos los que alguna vez se han sentido capturados por un libro, todas las modelos que en las largas horas de espera en los backstages se han sentado a devorar alguna obra de Gabriel García Márquez, todos los diseñadores que se han sentido inspirados por una novela de Jane Austen y la inspiración se convirtió en un diseño.

Leer 1

No es un chiste, las letras han estado sujetas a la moda desde hace mucho tiempo. Podemos ubicar un inicio visible en ese final del siglo XIX, cuando hombres como Oscar Wilde, un prolífico escritor, era el que marcaba las tendencias para caballeros en el Londres que luchaba por generar vanguardia. Dos décadas después, diseñadores como Coco Chanel y Elsa Schiaparelli se rodearían de la cultura parisina en la que importaba más el talento que el oficio, así, se juntaban en las grandes fiestas poetas, filósofos, sociólogos, médicos, pintores y todos eran un gran cerebro cultural que usaron la hoy llamada interdisciplinariedad, para explorar las influencias del arte. Se reunían por esta época nombres como Jean Cocteau, Pablo Picasso, Luis Buñuel, Salvador Dali, Scott Fitzgerald, Allen Ginsberg y todas las celeberidades que hipnotizadas por el encanto de los libros, eran el modelo aspiracional, la farándula y la diversión.

Otra ruptura importante la vemos en la década del cincuenta. Dos imágenes me recuerdan esos puntos de inflexión entre las letras (la belleza del pensamiento) y la elegancia (la belleza del cuerpo). La primera es esa editorial de la revista Vogue que reunión al escritor Ernest Hemingway con la modelo Jean Pachett. La sesión de fotos se hizo en la casa del escritor en Cuba. La modelo diría después que cuando terminaron las fotografías, estaba tan mareada que no podía ni caminar, durante todo el rato conversando con Ernest, este había mantenido su vaso de vino lleno, buen anfitrión.

Jean Pachett y Ernest Hemingway
Jean Pachett y Ernest Hemingway

La segunda es Marilyn Monroe, la chica que había sido tachada de la rubia tonta por excelencia, le gustaban los libros, de verdad le encantaban, escribió poemas, textos, ideas y se editó un libro llamado “Marilyn Monroe: Fragmentos”. Más allá de decidir si es bueno o malo, aquí hay uno de los escritos que tienen ese debate eterno de si fue o no escrito por Monroe, a mí me gusta pensar que sí, juzguen ustedes. Son clásicas las listas de libros de mujeres como Audrey Hepburn o Grace Kelly en el que dejaban parte de su alma y de su tiempo. Eran momentos en los que Instagram no les exigía ser felicies a todas horas del día.

 

PIEDRAS

Piedras en el camino.

Son de todos los colores.

Yo las miro desde lo alto,

Pero son ustedes

los que están más arriba

en un mundo perfecto

del que algún día yo

formaré parte.

Leer 4

 

Diana Vreeland decía que el ojo debe viajar, también se refería a esa vinculación estrecha entre la imaginación, la posibilidad y la motivación. Los libros, las historias, son un aporte invaluable a nuestro gran mundo interior. A través de ellos podemos jugar con la idea de ser inmortales, eternos, bellos, poderosos y, en definitiva, ser lo mejor que podemos llegar a ser. Son excelentes compañeros de viaje y permiten encontrar una fuente extraordinaria de inspiración.

Comenzó la Feria del Libro y esta es una invitación a dejarse tentar por las novelas que inspiraron películas que son íconos de moda como El Gran Gatsby, Desayuno con Diamantes, África Mía, Comer Reza y Amar, Blow Up, Mean Girls o Girlboss. Si quieres empezar a leer, ya hemos escrito algunos artículos con los libros de moda que debes leer para que el mundo de la indumentaria y del estilo te atrape.

Leer 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *