La Magia del Orden en tu Armario

Marie

Marie Kondo es la autora de los bestsellers ‘La Magia del Orden’ y ‘La Felicidad después del Orden’ ambos versan sobre el tema de la organización en el hogar y su sistema, en el cual parte de una premisa sencilla como es: que si al ver o tocar la pieza o el objeto, no te hace feliz, es mejor dejarlo ir, empacarlo para regalarlo o botarlo.

Dentro de la Magia del orden hay varios apartes dedicados exclusivamente a la ropa, esa de la que renegamos a menudo porque no nos cabe en el closet, pero tampoco tenemos “nada que ponernos”, por eso quiero compartir algunos de sus consejos, los que son mis favoritos:

“No se trata sólo de abrir tu guardarropa y decidir tras
un vistazo superficial que todo lo que hay ahí te hace feliz. Debes tomar cada prenda con las manos. Cuando tocas una prenda de vestir, tu cuerpo reacciona. Su respuesta a cada objeto es diferente. Créeme y haz la prueba.”

“Cada objeto tiene un papel diferente que desempeñar. No toda la ropa llega a ti para que la uses hasta volverla harapos.”

“Entonces, a partir de hoy, rompe con el hábito de convertir en ropa de casa las prendas que no te encantan. El verdadero desperdicio está en no desechar la ropa que no te gusta sino usarla aunque te esfuerces por crear
el espacio ideal para tu estilo de vida ideal. Justo porque nadie está ahí para verte, tiene mucho más sentido reforzar una autoimagen positiva usando ropa que sí te gusta”

“El espacio que se ahorra colgando la ropa no puede siquiera compararse con el que se ahorra doblándola. Aunque depende un poco del grosor de la ropa en cuestión, tú puedes guardar de veinte a cuarenta prendas en el espacio que se requiere para colgar diez.”

“Lo mismo ocurre con la ropa. Yo creo que, cuando tomamos la ropa en nuestras manos y la doblamos con cuidado, le transmitimos energía, lo cual tiene un efecto positivo en ella. Al doblarla adecuadamente, la mantenemos en forma y borramos sus arrugas, lo cual hace que su material se vuelva más fuerte y vibrante. La ropa bien doblada tiene una resistencia y un brillo que puede observarse de inmediato y distinguirse claramente de la que se ha metido con descuido en un cajón.”

“El primer paso es visualizar cómo se verá el interior de tu cajón cuando termines. La meta debe ser organizar el contenido para que ubiques de un vistazo dónde está cada objeto, tal como ves el lomo de tus libros en el librero. La clave es guardar las cosas de manera vertical, no horizontal.”

“Esta acción se vuelve más fácil si doblas los materiales delgados y suaves con mayor firmeza —reduciendo considerablemente su anchura y altura, y los materiales gruesos y flojos con menor firmeza. ”

“La otra causa de un guardarropas desordenado es la ignorancia. Mucha gente no sabe cómo organizar la ropa en ganchos. La regla básica es colgar junta la ropa de la misma categoría, dividiendo el espacio del perchero con una sección para sacos, otra para trajes, etcétera.”

“Acomoda tu ropa de modo que se «eleve hacia la derecha. Tómate un momento para dibujar una flecha que se eleve hacia la derecha y luego
otra que descienda hacia la derecha. Puedes hacer esto en papel o tan sólo trazarlo en el aire ¿Notaste que al dibujar la flecha elevándose hacia la derecha te sentiste más liviano? Las líneas que se inclinan hacia la derecha hacen que la gente se sienta cómoda. Al usar este principio cuando organizas tu guardarropa, haces que su contenido luzca mucho más interesante. Para hacerlo, cuelga las prendas pesadas del lado izquierdo y las ligeras del lado derecho.”

Para descubrir más de esta interesante visión no duden en leer sus libros, pues nos presentan otra cara del consumo, uno más agradecido y conectado con las pulsaciones internas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *