La Magia de los Sombreros: Chanel, James y Halston

audrey2Antes que nada apreciados lectores me disculpo por mi obsesión por Coco Chanel, sin embargo en mi defensa debo señalar que es muy difícil, por no decir imposible, visitar episodios de la historia de la moda del siglo XX, sin terminar mencionándola, por alguno de sus innumerables aportes al repertorio del estilo femenino moderno.

Aunque el tema de este post es la magia que tienen los sombreros y cómo tres de los más grandes creadores comenzaron su aventura por el mundo de la moda diseñando este accesorio. Su proceso de elaboración tiene una mística que remite a la frase de Balenciaga que señala “un buen couturier debe ser arquitecto de la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida.”

Chanel abrió su primera tienda de sombreros en 1910 en el número 21 de la Rue Cambon, deslumbrando a las actrices y damas de la alta sociedad de ese tiempo por la aparente simpleza de sus diseños que eran ligeros, precisos, limpios, pero con un dramatismo sofisticado cargado de la dosis justa de plumas, cintas o bisutería. Luego vendrían las prendas de ropa, los perfumes y demás elementos de que constituyen el negocio millonario de esta firma.

chanel-amanda_2558012a
Recomendado el corto ‘Once Upon a Time’ de Chanel sobre esta época en la vida de la creadora. Para ver el video  –Click aquí

Charles James por su parte inauguró en 1926 en Chicago su taller de sombreros con un estilo inclinado hacia la alta costura, pero también con signos de relevo frente a los estilos de la ‘Belle Epoque’, con la cual posteriormente fueron asociados sus vestidos. Sus creaciones se apartaron de la rigidez para apostar por líneas suaves y fluidas que se adaptan al rostro de la mujer.

charles-james-vogue-01_172245285380-880x565
Creaciones de Charles James en Vogue

Halston se inmortalizó como sombrerero desde que Jackeline Kennedy llevó uno de sus diseños para la toma de posesión de su marido como presidente de los EE. UU en 1961. Aunque su historia comenzó desde 1952 cuando empieza a trabajar como diseñador de este accesorio. Sus sombreros eran rabiosamente contemporáneos y elegantes, su encanto colaboro plenamente en la construcción del mito estético que es Jacky Kennedy hasta la actualidad.

H-Milliner
Halston con la actriz Carlos Channing en 1964

En definitiva los sombreros son un accesorio que resulta del saber hacer y la artesanía más exigente. Quienes tomaron este camino para encumbrar su nombre en el mundo de la moda demostraron tener un arte sin igual y una visión específica de lo que significa embellecer a la mujer.

 

1 Comment

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *