La fotografía de Anibal Toro: “Todo lo que alguna vez he consumido ha sido parte de mis influencias.”

El trabajo fotográfico de Anibal Toro deja sin duda una huella en quien lo mire. Sus fotos son complejas y presentan un concepto que cada vez apuesta más por la irrupción del modelo tradicional de la fotografía de moda. Su vanguardia y la manera en que mezcla elementos que parecen ser imposibles, ha hecho de su obra una serie exquisita.

Anibal, radicado en Chile, ha trabajado para firmas y editoriales haciendo de la fotografía, una intensa pasión en la búsqueda de lo bello. Sus imágenes tienen una fuerza característica que empodera a las mujeres y nos da una perspectiva diferente del espacio, la luz y los ángulos.

Lo contactamos para que nos contara su técnica y un poco de su trayectoria y hoy les presentamos esta entrevista llena de amor por el trabajo y una visión amplia de la inspiración de un fotógrafo prometedor.

Anibal 2

OutFears: ¿Para ti, qué clase de cosas pueden despertar en una persona, una buena fotografía?

Anibal Toro: Siento que la respuesta sin duda no es una sola, es relativo y son variados los factores. Tiempo atrás te habría mencionado tal vez una armonía física, ciertamente un físico en su contextura ideal, un rostro equilibrado, pero todo ello es cultural. No es novedad que hace un tiempo ya rostros exóticos y cuerpos andróginos parece ser que han revolucionado nuestro entender de lo que es bello y por cierto amplía en gran medida los espacios para encontrarlo en las personas. Pero intentando ser más concreto, te diré que hay ciertas miradas que cargan una belleza especial y cuando observo ello, siento que puedo lograr una buena fotografía.

OF: Tu trabajo se mueve entre los arriesgado y lo vanguardista ¿cuánto de riesgo estás dispuesto a tomar cuando emprendes un nuevo proyecto?

AT: Absolutamente todo el riesgo que mis modelos y colaboradores estén dispuestos a asumir. Si te soy sincero, normalmente son otros quienes me “ponen los frenos”, porque cuando estoy realizando fotografías siento que es como “lanzarse desde lo alto de un resbalin sin fin”, con el paso de cada disparo, la ansiedad por lograr algo cada vez más impactante y atractivo se hace difícil de manejar, pero cómo todo ocurre en un contexto de tiempo y espacio, en algún momento hay que “volver a bajar” y saber cuándo terminar una sesión. En resumen, para mí, el shooting perfecto no tiene límites.

OF: ¿Cómo te decidiste por la fotografía y cuál fue la primera sesión profesional que recuerdas?

AT: No hablaría de decidirme por la fotografía, porque tal vez sea lo que más se conoce de mí por las publicaciones y las menciones en redes sociales, pero me dedico a más cosas, incluso aquellas que por las que no recibo dinero son parte de lo que considero mi quehacer. Desde siempre lo tuve claro, este mundo y la vida es tan diverso y lleno de riquezas, que bajo mi punto de vista, dedicarnos tan sólo a una actividad, sería perder tiempo. Pero entendiendo hacia donde se dirige la pregunta, te diré que yo no elegí ser fotógrafo, es más, nunca se me pasó por la mente, fue “fortuito” casi por accidente, brevemente, a partir de un viaje a una isla hermosa y me compré una cámara de fotos para registrar esa experiencia, finalmente ahí descubrí que me atraía mucho fotografiar personas y capturar su belleza.

En relación a mi primera sesión profesional, fue un tanto sorpresiva, yo me encontraba realizando mis primeras experiencias en el medio de la fotografía de moda, sin saberlo, las redes sociales estaban comenzando a mostrar su gran potencial y por mucho tiempo no sabía que ya estaba siendo observado por muchas personas. Un día le propuse a un productor de modas chileno realizar una sesión juntos, él accedió y viajé desde mi ciudad natal hasta la capital para trabajar en este nuevo proyecto. Al llegar al lugar, él me comenta que enviará nuestras fotos a algunas revistas de moda para ser publicados y por supuesto me puse muy nervioso, yo pensaba que sólo tendríamos una experiencia de trabajo juntos, pero no que se trataba de un trabajo formal para un medio. Cuento corto, sin duda fue una gran experiencia, cometí muchos errores que más adelante me ayudaron a crecer como profesional, pero lo mejor de todo fue que esas fotos fueron aceptadas en una revista de moda nacional y no sólo eso, sino que además me gané mi primera portada lo cuál parecía ser en esos tiempos una gran hazaña para un principiante.

Anibal 1

OF: ¿Qué artistas o fotógrafos han influenciado tu trabajo y a quiénes admiras?

AT: En mis inicios me encantó el trabajo de Greg Kadel, gran fotógrafo de moda, me encanta el control de los objetivos que tiene, siempre logra ángulos increíbles.

Luego y actualmente mi mayor referente es David Bellemere, sin duda hablamos de un genio, sigo su trabajo desde mucho tiempo atrás, actualmente creo que para nadie es un desconocido y todo el mundo aprecia su trabajo, y por ello hago la distinción que no se trata de seguir a quien todos siguen. Años atrás me preguntaba qué era lo que hacía a este fotógrafo tan especial, luego supe que tenía formación en fine arts y ahí entendí todo. Bellemere trabaja mucho el desnudo femenino y en gran medida fue quien a partir de la sofisticación que logra en algo tan complejo como un desnudo, que me motivé a explorar en esa área.

Por cierto estoy sólo mencionando un par y en el ámbito de la fotografía de moda o desnudos. Pero intentar reducir tus influencias en sólo algunos nombres es imposible.

En definitiva, todo lo que alguna vez he consumido ha sido parte de mis influencias.

OF: ¿Cómo ves la industria de la fotografía de moda en Chile en cuanto a oportunidades y trabajo remunerado?

AT: Hablar de una industria de la fotografía de moda en Chile, me parece que es un tanto pretencioso. Claramente hay oportunidades y conozco mucha gente nueva que se ha hecho un espacio en este medio tan particular, pero no puedo desconocer que se trata de un entorno al menos para mí, poco interesante en estos momentos, por ello mis energías últimamente están puestas más en la libertad creativa que es infinitas veces más satisfactoria que lo que podría ser recibir un pago o una publicación en una revista que a fin de cuentas sólo le interesa vender un producto a través de tu obra.

OF: ¿Cómo ha sido tu formación académica como fotógrafo y qué tanta importancia crees que tiene la educación formal?

AT: Mi formación es básicamente autodidacta, pero no desde cero,  tengo formación de Comunicador Audiovisual Profesional por lo que el mundo de las imágenes, iluminación y cámaras no me era desconocido, pero el lenguaje es otra cosa. Como antes mencioné, la fotografía más bien me descubrió a mí y creo que siempre estuvo en mí. Si bien no tengo familiares con antecedentes profesionales en estás áreas como para recibir influencias directas, creo que el haber sido un admirador de la belleza desde pequeño fue lo que de alguna manera me motivó a explorar esta área. En ese sentido no puedo hacer una comparativa porque no sé como sería mi trabajo de haber estudiado fotografía, pero tengo claro que hoy puedes aprender prácticamente de todo a través de internet, lo cuál es una tremenda ventaja, pero es sólo un complemento del factor más importante que nunca será reemplazado, es decir, aprender haciendo.

Anibal 4

OF: ¿Cómo definirías tu trabajo fotográfico?

AT: Por todo lo mencionado, intentar definirlo sería limitarlo, por el momento me agrada saber que aún conservo una leve incertidumbre de lo que puedo lograr en mi próxima sesión, la próxima experiencia. Prefiero que no tenga definición y que se transforme junto a mi forma de observar la vida día a día.

OF: ¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

AT: Siempre hay algunos proyectos. No podría mencionarte nada concreto porque están en proceso de evaluación de costos, pero en términos generales, estoy interesado en extender la vida de mis obras y ofrecerles espacios de trascendencia donde el “verdugo del feedback” de las redes sociales, no tenga mucho margen para actuar sobre ellas.

OF: Tienes muchos aspectos como fotógrafo, pero, ¿qué tipo de proyectos prefieres, editorial, books, publicitario…?

AT: Prefiero aquel en donde puedo moverme con libertad creativa, sin directrices de mentes que, como ya mencioné, pretenden utilizar mi obra para vender productos.

OF: ¿Cómo ha evolucionado tu trabajo a través de los años?

AT: Sin duda ha evolucionado, para algunas personas existen momentos más notorios que otros, para mí, ha sido una evolución paulatina, cómo son realmente las evoluciones. A veces con caminos que parecían ser algo, pero que no lo fueron, y descubriendo otros que nunca pensé que serían relevantes. Mencionar la evolución técnica me parece un poco obvia, por lo que prefiero destacar que la evolución ha sido hacia volver a lo simple natural y emocional.

OF: ¿Cómo es el proceso de planeación, producción y ejecución de un trabajo fotográfico a cargo de Anibal Toro?

AT: Si se trata de un trabajo para un cliente, intento poder conocer muy bien lo que desea, normalmente los clientes no lo tienen muy claro y eso puede poner en riesgo los resultados. Pero si se trata de un trabajo de libertad creativa, muchas veces no existe siquiera la planeación. Intento dejar espacio para la improvisación, para la observación del entorno y la luz. Trato que ello me sorprenda a mí y luego intento llevarlo hasta una fotografía. A veces me resulta, otras veces no, pero como no hay que dejar a nadie satisfecho, no importa mucho.

OF: ¿Qué cosas te inspiran?

AT: Me inspira la vida en sí, la naturaleza, la luz y la sombra. Los momentos emotivos, la música y el sonido, una conversación, un sueño. Me inspira la belleza humana, la piel y las miradas, me inspira mucho percibir la motivación de alguien que desea trabajar conmigo.

Anibal 3

OF: ¿Cuál es la sesión de fotos más extraña que has tenido y la más increíble?

AT: La más extraña fue una de las más incómodas también. Una agencia me llamó para un trabajo gráfico publicitario, pero sin mayores antecedentes. Cuando llegué al estudio me encuentro con mi cliente (la agencia fotográfica) más el cliente de mi cliente (la agencia publicitaria) y resulta que este tipo (el creativo) pretendía que prácticamente yo fuese un “payaso” animando y gritando a los modelos para que consiguiera las imágenes que él esperaba, por supuesto en ese momento no supe como enfrentarlo y me banqué su desagradable manera de pedir las cosas, hoy eso sería muy distinto.

La más increíble siempre siento que será la próxima, no podría individualizar una sola, porque en varias oportunidades me he sentido en las nubes tomando fotos. Pero creo que el ingrediente necesario para ello, es un ambiente grato de trabajo, gente creativa y colaboradora, sin egos, y por sobre todo con ganas de “lanzarse junto a mi por el resbalin de lo inesperado”.

OF: ¿A qué personalidades del mundo te gustaría fotografiar?

AT: No habría espacio para mencionarlos a todos. Paso.

OF: ¿Qué consejo le darías a una persona que se quiere dedicar a la fotografía de moda pero no se anima?

AT: Que no lo proyecte como un trabajo. Si lo ve de esa manera, lógicamente sentirá temores obvio por lograr sustentarse económicamente. Lo más importante a fin de cuentas es haber pasado por esta vida dedicándose parcial o tiempo completo a aquello que más amas hacer.

Si quieren seguir el trabajo de Anibal su web es http://anibaltoro.tumblr.com/

O a través de su Facebook: Anibal Toro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *