Humphrey Bogart y lo importante de la confianza

hum 3Para todos los que somos fanáticos de la historia y de las curiosidades de la moda, Humphrey Bogart es un personaje esencial en la construcción del estilo masculino. Es un galán de esos que hoy parecen un poco salido de tono pero no del todo. En su época fue el más grande de todos los guapos de Hollywood, no por su belleza, ni por su cuerpo sino por su estilo y sobre todo, su confianza. Tanto así que se le reconoce como el primer gran actor de cine.

Se consagró en el séptimo arte al hacer la taquillera e inolvidable película “Casablanca” de dónde se desprende su mítica frase “Play it again, Sam” que por cierto no sale en el filme y que luego lo utilizó Woody Allen para hacer una película con el mismo nombre en 1972. Es como un mito de esos que crean leyendas.

De cualquier forma vamos a ver: era la década del cincuenta (con la que estoy obsesionado como ya deben saber), se empezaba a dar terreno a la adolescencia que antes no existía y los rebeldes sin causa y motorizados estaban enloqueciendo las calles, sin embargo toda transición de ese tipo es lenta y es la oportunidad para la consagración de hombres impecables que, como Humphrey, supieron aprovechar sus quince minutos de fama (que le duraron mucho más) para hacer historia ya que venía desde una década antes haciendo trabajos de cine.

Es la leyenda de un hombre cuya confianza lo llevó a ser grande. Es decir, si estás preocupado porque no te pareces a Harry Style, a Justin Bieber o a Orlando Bloom, este chico sí que no tenía opciones de triunfar en el mundo del cine basado en su apariencia. Medía 1,73 metros, tenía cara medio planita, un desperfecto en la boca a causa de un accidente, hablaba extraño por el mismo accidente, nada de músculos y una mirada lánguida. Eso demuestra que desde siempre, lo diferente ha causado sensación y puede ser una poderosa arma para abrirse espacio. Estuvo en la fuerza naval norteamericana y luego se decidió por las artes.

Sin embargo, lo que tenía era algo que no se puede conseguir por azar, tenía encanto, una manera crucial de penetrar al espectador durante sus películas además de una de las estrategia más usadas en el mundillo de la farándula: crear un personaje y usarlo en público en todo momento, fuera o dentro del estudio, en la calle o en una cena privada. Muy a lo Marilyn que siempre fue Marilyn Monroe.

Su cigarrillo saliendo de la boca, los sombreros fedora y los abrigos fueron la insignia de su estilo. El galán impecable era su marca. El estilo de la década de los cuarenta era tirando a gánster y esto lo reforzó Humphrey con la perfección de sus outfit y las claves que hoy funcionan a la perfección y aquí les contamos:

HUM 1Impecable ante todo.

No hay que ser un erudito para entender que las arrugas y lo desaliñado son lo contrario al estilo (hay contadas excepciones por supuesto), pero Humphrey andaba por la calle o por donde fuera como un pocillo bien lustrado, brillaba lo que debía brillar y todo a la medida y en su puesto. Pantalones rectos impecables, camisa abotonada con pajarita y chaqueta con hombros marcados a la perfección. El mejor amigo de todos es el sastre y la mejor forma de estar bien vestido es el traje.

hum 4No olvide que existen las pajaritas

Sabemos que la corbata tiene funciones esenciales –ir al trabajo formal, denotar clase, ser útiles en un suicidio-  pero no se puede olvidar que existen alternativas que hoy están en furor, en tendencia, en boga… cómo decirlo, sin pajarita hoy no se es nadie. Ni hoy ni hace sesenta años cuando Bogart las utilizaba para variar y ser más elegante. Recuerden que la pajarita tiene la ventaja de ser llamativa en una pequeña porción, puede salvar cualquier look liso y unicolor y quedan hermosas en las fotos.

hum 5El contraste es esencial

Cuando me preguntan, siempre digo que lo importante a la hora de armar un conjunto es el contrate, por supuesto no me lo inventé yo, lo vengo escuchando en todas partes. Pero para muchos aún esto no tiene el sentido que merece. Si arriba es oscuro, abajo es claro; si arriba es estampado, abajo es liso; si arriba es con textura, abajo es sin relieve. Esto lo entendió muy bien Bogart que jugaba mucho con el blanco y negro porque, entre otras, las películas eran a esos dos colores y de alguna manera había que destacarse, el salió del monocolor y se puso a jugar con el efecto visual del contraste.

hum 2Nunca se está desentona si estás bien vestido.

Una de las lecciones más importantes de Humphrey es que no importa si te invitan a una iglesia, a una comida de amigos o a un asado en la mitad del desierto, siempre es una buena oportunidad para vestir bien y pensar en causar un buen impacto. Ese cuento de que, «si voy a un evento hiper informal, me pongo una bermudas y una remera y ya está», no funciona. Hay que tener prendas que realcen la personalidad y el buen gusto en todo momento. No es tan difícil producirse si adquiere el hábito y de esta manera no va a tener eso de que sólo lo ven lindo en los matrimonios y en navidad. Así que deshágase de la ropa vieja y acabada y mantenga actualizado el armario.

Humphrey BogartNo me cansaré de decirlo: Confianza y una cruzada.

La última clave del estilo de Humphrey Bogart que compartimos es la confianza y por supuesto, la variación de chaquetas. La cruzada era un clásico de este actor. Los detalles como fistoles y los sombreros eran una muestra de estilo y sofisticación. El pañuelo en el bolsillo y los zapatos Oxford de charol hoy son tan bien apreciados como hace medio siglo. Bogart confiaba en su destreza como actor, su espontaneidad y la sensualidad característica que aprendió a perfeccionar con el tiempo. Tanto así que estuvo casado cuatro veces y compartió películas con divas del momento como Katharine Hepburn, Lauren Bacall con quien estuvo casado y Audrey Hepburn en la película Sabrina.

Con este bello personaje de la historia del cine y de la moda nos inspiramos para recordar que la forma en que nos vestimos y nos vemos es muy importante para llegar a dónde queremos estar y conseguir lo que queremos tener. Y… si no has visto Casablanca, deja todo lo que estés haciendo y corre a buscarla.

1 Comment

Add Yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *