Este año Victoria no tuvo muchos Secretos

Debo confesar que desde octubre, muchos de mis pensamientos giran alrededor de esa frase que empiezan a subir los ángeles: “es esa temporada del año una vez más”. Y es que si de espectáculos de moda hablamos, el Victoria’s Secret Fashion Show, se lleva el premio al más magnífico, glorioso, derrochador, caro, impresionante y sobre todo, el momento de las modelos sobre los diseñadores. Porque… ¿quién es Victoria de todos modos?

VS1

Es el momento en que ellas, las modelos que gozan de una “perfección” declarada, pueden hacer gala de una personalidad envidiable. Caminar por ahí en ropa interior, con grandes alas pareciendo un cuento de hadas, sonriendo y saludando es un momento único. 

Sin embargo, debo decir que estos últimos años la cosa ha sido un poco forzada. Cada vez es más difícil mantener el suspenso en cuanto al montaje y hasta el último de los empleados debe estar contractualmente obligado a hacer bombo con el espectáculo a través de las redes sociales para que se genere la ola de prensa que siempre se espera y que cada vez es más escasa.

Por ello, y porque me he considerado fan de este desfile, analicemos los puntos que están fallando  en el espectáculo de lencería más visto del mundo entero. Y no hablamos solo de la caída por primera vez en la historia del desfile de la modelo Ming Xi, a lo mejor sea una señal.

  1. ¿China?

No es muy difícil suponer por qué fue elegida la capital de China para hacer el desfile. Es la potencia mundial que parece estar comiéndose el mundo centímetro a centímetro. Los compradores y la gran masa de clase media alta con una creciente capacidad de consumo económico es un mercado muy apetecible.

La modelo Ming Xi momentos después de su caída. Que por cierto, si lo pensamos, la beneficiará con tanta prensa preguntándole qué estaba pensando.
La modelo Ming Xi momentos después de su caída. Que por cierto, si lo pensamos, la beneficiará con tanta prensa preguntándole qué estaba pensando.

Casi todo lo que usamos es hecho en China y hasta Victoria’s Secret ha sido acusada de utilizar prisioneras en los Estados Unidos para confeccionar las prendas en los noventas y últimamente de usar un modelo esclavista de confección en países como la India. 

Por ello era una jugada arriesgada llegar al país asiático. Pero luego de los problemas de visados de algunas de sus modelos, la censura de la fiesta post desfile y los contratiempos, se entiende que era en todo caso una medida desesperada para poder seguir manteniendo el raiting. El “drama” casi se lleva toda la luz.

Después de todo, China tiene una cultura muy fuerte y bastante diferente a la occidental que, claramente, iba a tener repercusiones en un show que muestra un erotismo abierto.

2. ¿Súper modelos?

Alessandra Ambrosio dijo que sería el último desfile en el que participaría para la firma. Y es que ya llevan muchos años alargando la presencia de modelos como Alessandra o Adriana. Nunca antes, una modelo participó en más de 16 desfiles. Ya no hay Gisele Bündchen, Naomi Campbell, Karolina Kourkova, Tyra Banks o modelos de esa talla con un caminar poderoso. En cambio, se apresuran por fichar modelos hiper mediáticas y hasta demasiado nuevas en la escena como Kendal Jener o Bella Hadid, quien por cierto, a mi parecer, no tiene el perfil para ser un ángel. No faltará mucho para que Kaia Gelber también desfile.

Alessandra Ambrosio cerrando su último desfile para la firma (o eso se cree)
Alessandra Ambrosio cerrando su último desfile para la firma (o eso se cree)

Este año retornó Karlie Kloss, una jugada maestra al no contar con Gigi Hadid, Doutzen Kros, Izobel Goulart o Jourdan Dunn. 

El regreso de Karlie Kloss fue uno de los momentos más esperados
El regreso de Karlie Kloss fue uno de los momentos más esperados

3. ¿Música?

Se rumoraron muchos nombres, desde Taylor Swift hasta Katy Perry (y ese sí que es un gran espectro) pero al final, la estrella que lideró el show fue Harry Styles, una excelente elección, pero lo demás estuvo un tanto fuera de foco. 

Es que no se puede pasar de The Weeknd, Lady Gaga o Ariana Grande a Miguel. Sin ánimo de ofender, desde que se suben bandas como Maroon 5 o Black Eyes Peas, la expectativa es alta, muy alta. Sin embargo, tuvimos un desfile más categórico o genérico, si prefieren.

Harry Styles fue la figura musical principal.
Harry Styles fue la figura musical principal.

4. ¿Lencería?

De nuevo alas llenas de colores de fuego, de nuevo ángeles de sueños con velos larguísimos, de nuevo ángeles negros. Lo único novedoso y que en realidad no se había visto antes era la colaboración con Balmain. Un segmento que de pronto nos llenó de emoción al llevarnos “del pink al punk”.

Se ha criticado en anteriores versiones la repetición de ideas para los trajes, en cambio, lo que yo considero perjudicial es que cada vez se ve menos la ropa interior y la mirada se pierde en todos los detalles y las grandes armaduras que llevan la modelos.

Aunque gusta, los trajes se están yendo un poco de las manos, por ello fue la caída de Ming Xi. A lo mejor deberían recordar a Coco Chanel y poner en práctica eso de “menos es más”.

5. ¿Y el otro año qué?

Aunque seguramente tendremos una transmisión inolvidable, ya queda poca imaginación para el próximo año. A menos claro que el desfile se haga en la luna. 

VS8

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *