Elogio a las zapatillas estilo bailarina

Modelo de la firma VALENTINO. Imagen de Tuula Vintage
Modelo de la firma VALENTINO. Imagen de Tuula Vintage

Conocidas como baletas, bailarinas o flats son un estilo de calzado impulsado en los años 50’s y 60’s por mujeres fantásticas como Audrey Hepburn o Brigitte Bardott, sin embargo su forma y estética evocan de forma directa al universo del ballet clásico, donde la silueta se ciñe al pie, empleando materiales delicados, siempre acompañados de algunos detalles claves como son las cintas y lazos.

Sin embargo su inclusión dentro de las simples mortales- fuera de las etéreas bailarinas- se la debemos a la idea de la diseñadora americana Claire McCardell en el año 1941, quien retomo este estilo de calzado, pero con el objetivo de sumar una suela más gruesa para que fueran adecuadas a la hora de salir a caminar en el duro asfalto de las ciudades.

Su decisión me resulta una hazaña, puesto que luego fue potenciada por Coco Chanel en su modelo de bailarinas bicolor , las cuales tienen esa apariencia que se convirtió en la referencia seguida por cientos de diseñadores y fabricantes de zapatos en diferentes partes del mundo.

Mi encanto por las baletas es a prueba de tiempo y creo entender que proviene de mi fascinación por el estilo de las mujeres francesas, pues este calzado no tiene una pretensión diferente que acompañarte las 24 horas, sin desentonar, y sin generar la menor incomodidad, con un buen par de flats negras puedes rockearte un jean pitillo, lucir delicada con una falda pitillo o elevar el nivel de un sencillo vestido.

Gracias a su divina existencia, sabemos que no esta mal bajarse del poderoso nivel que ofrecen los tacones, y que gracias a su infinita variedad- casi superior a la cantidad de sabores de helados disponibles- podemos deleitarnos con infinitas formas, tonalidades y propuestas que pueden hacer interesante cualquier look por cotidiano o soso que nos parezca una mañana de lunes a las 7:00 frente al espejo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *