El tiempo entre costuras · El libro

Compré el libro El tiempo entre costuras de la española Maria Dueñas en una tienda masiva de productos para el hogar. No solo estaba muy barato, también debo decir que en el momento en que leí el título, quedé atrapado. Para los aficionados de la moda, cada dato adicional que podamos recolectar o cada ambiente en el que nos sintamos rodeados de estilo y elgancia es una oportunidad que no se puede dejar pasar y es por ello que este libro es ideal para pasar unas vacaciones pensando en moda.

La historia va de la mano de Sira Quiroga. Una modista humilde del Madrid de la guerra civil. Como elemento característico de la juventud, Sira sueña y piensa, desea, anhela. Pero no sabe dónde quedan los caminos de la vida. Está comprometida con Ignacio y en una tienda conoce a Ramiro, el hombre que pondría su vida al revés.

Con él descubre una pequeña parte de esa vida cargada de diversión y dinero aristocrático que siempre creemos que le está pasando a alguien más y no a nosotros. Con él se va de la ciudad por los olores de guerra y termina en Tánger, una ciudad de Marruecos que en ese momento hace parte del protectorado español.

La cosa comienza cuando ella termina sola y desamparada en Tetuán, una ciudad cercana. Es entonces cuando le dulce y chica Sira debe enfrentar un destino duro y verselas en un mundo lleno de violencia.

El tiempo

Para ello (y para no dañarles la trama), logra por medios no del todo legales montar con Candelaria, su socia y protectora, un atelier para las mujeres más vistosas y adineradas del protectorado. Es así como junto a un piso maravilloso donde instala su taller, se hace de un pasado nuevo, un corte de cabello vanguardista, líneas y siluetas hiper sensuales como es clásico en la época y su vida se desenvuelve entre vestidos y un pasado que no ha sanado del todo.

Luego se vuelve espía pero eso es tema de otro blog. Lo que nos interesa es la descripción de las telas, los vestidos, las formas en que esas señoronas venidas de Londres, Lisboa o Berlín, cruzan las piernas y cuidan su rouge y su tocado para permanecer impolutas.

Es una clara novela costumbrista que me dejó impresionado por el conocimiento del diseño. Se hace referencia a Dior, a Poiret, a Jean Patou cuando Sira debe hacer un traje para jugar tenis pero no tiene idea de qué es eso. También se habla de Mariano Fortuny cuando Sira se ve en una emergencia y debe copiar un vestido Delphos… ¡UN DELFHOS!

Aunque el libro para muchos puede ser un poco largo (algo más de 600 páginas), la lectura es fluida y se conserva el suspenso hasta la última página.

Ahora bien, hay una serie española basada en el libro con el mismo nombre. Esa la voy a empezar a ver hoy y después les contaré cómo me fue. Por ahora recomiendo el libro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *