El hombre actual usa tenis blancos

Las zapatillas deportivas están en un auge sin precedentes. La comodidad, utilidad y presencia que los tenis blancos otorgan a un look casual es sencillamente irreemplazable.

Son, además de un calzado predilecto, un manifiesto de nuestra generación de jóvenes que valoramos la comodidad sobre el artilugio y que entendemos a la perfección que el mundo se ha vuelto accesible y debemos estar listos para viajar, asistir a reuniones, visitar a los amigos, planear nuevos proyectos, ir a la cafetería de siempre a vernos con nuestros padres o pasar un jueves trabajando en nuestra laptop en un restaurante cerca.

Todo eso se resume en un reflejo estilístico que no tiene intención de cesar. Debemos entender bien que no es una renuncia. Tener las poderosas zapatillas blancas para cualquier ocasión no es un impedimento para ponernos formales de vez o elegir estilos menos deportivos, pero una verdad es innegable: los tenis blancos nos hicieron la vida fácil.

Los looks se pueden armar para dar una apariencia casual, informal y, valga la adición: profesional.

Aquí algunas propuestas que sobrevuelan para armar looks con tenis blancos y puedes ver muchas más en nuestro tablero de Pinterest

Los tenis blancos son una prenda que viene de la indumentaria deportiva -ya lo sabías, está bien- pero para irnos un poco más atrás y entender el origen de los zapatos, deberíamos mencionar que 8000 años antes de Cristo, ya se tenían algunos calzados de madera para proteger los pies. Hacia el 3000 antes de Cristo, se comenzó a utilizar el cuero para armar calzados que en su mayoría eran sandalias.

También es importante reocrdar cómo fue que comenzó el deporte que siglos después haría de los zapatos tenis una necesidad. Estoy hablando de la maratón, que, según la historia de Heródoto, ocurrió por la hazaña de Filípides quien fue enviado por ayuda a Esparta cuando, en la Primera Guerra Médica, había riesgo de que invadieran Atenas. Algunos dicen que hico 246 kilómetros en dos días entre la ciudad de Maratón y Atenas; otros dicen que el recorrido fue desde Atenas a Esparta, como sea, lo que nos interesa de la historia son dos cosas: la primera es que le hubieran venido bien unos tenis blancos, la otra, que por él se fundó la disciplina deportiva del maratón.

Mucho tiempo después, en 1852, se crearon los primeros zapatos para correr en EE.UU. Eran combinaciones de cuero, caucho y otros materiales que pretendían proteger los pies de los atletas. Y ya para el siglo XX, la fiebre deportiva se coló en la indumentaria de la calle (años sesenta y setenta) y lo urbano se apoderó de la humanidad, siendo los modelos All Star de Converse y los Robert Haillet de Adidas los mayores representantes del género. También hay algunas que han hecho historia como las Keds que vienen desde 1913 o las Jordan que se tomaron el mercado en los noventas.

Los Robert Haillet fueron llamados así en 1965 por el tenista francés del mismo nombre que hizo de estos tenis unos indispensables para quien quisiera la gloria, después, en 1971, al retirarse Robert, los tenis fueron rebautizados por Stan Smith, nombre del tenista americano que llegó a lo alto del tenis entre 1971 y 1981.

Adidas modelo Robert Haillet
Adidas modelo Robert Haillet

Por su parte, los Chuck Taylor de Converse fueron creados en 1917 y popularizados por el jugador de basketball norteamericano Charles “Chuck” Taylor. Incluso hoy siguen siendo uno de los zapatos deportivos más vendidos en la historia del deporte.

Publicidad en la década del 50 de las Chuck Taylor de Converse
Publicidad en la década del 50 de las Chuck Taylor de Converse

Dejando atrás la historia, vamos con algunos tips para adaptar las zapatillas blancas a la calle:

  • Siempre llevarlas limpias. Sabemos que puede ser engorroso pero nadie quiere zapatillas blancas que no sean eso: BLANCAS.
  • En general, lo mejor es lucirlas porque hacen parte esencial del outfit, por ello lo indicado son pantalones pitillos, bermudas o pantalones arremangados.
  • Van con todo: desde trajes formales hasta pantalones rotos o musculosas, lo que debemos cuidar es no vertirnos completamente de blanco y sumar estas zapatillas a menos que quieras ser confundido por uno de los discipulos de Jesucristo.
  • Intenta siempre minimizar los looks. Los tenis blancos funcionan mucho con pintas monocromáticas, por ejemplo: blue jean, camisa básica y chaleco o chaqueta. O bermudas caqui con buzo de rayas. No intentes irte al extremo.
  • Las zapatillas blancas no deben temer ser combinadas con colores ya que la neutralidad del blanco hace que todo se vea armonioso.

Street_2 Street_1

Ahora veamos. Si ya estás decidido por las zapatillas blancas pero aún no sabes cuáles comprar, aquí te damos cinco opciones de las más comerciales por estos días. Todas tienen los botones hasta el final de la lengueta y son de bota baja. Con estos no vas a quedar mal y la oferta atiende a varios presupuestos.

 

¿Te gustan las zapatillas blancas? dinos con qué las usas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *