Editorial (7) | Sé tú misma

veruschka-dress-by-bill-bl-copy

Nuestro mundo está  cargado de modelos a seguir; las famosas maniquíes con cuerpos perfectos, las actrices, las cantantes, las it girls, todas esas mujeres hermosas, altas y delgadas cuyo trabajo es ir por la calle luciendo las últimas tendencias y las marcas más apetecidas del mundo pueden estar dándonos mensajes que pueden confundirnos constantemente, ¿soy lo suficientemente hermosa? ¿la ropa me va a quedar bien o solo voy a hacer el ridículo? ¿algún día voy a ser perfecta?

Saben qué… todo es una ilusión, una manera servil de engañarnos a nosotras mismas. Nadie es tan hermosa, nadie es tan alta, nadie es tan delgada, nadie es tan perfecta. Lo que hace parecerlo es el maquillaje, el peinado, los costosos tratamientos para la piel, el bronceado perfecto y los miles de dólares que se gastan todos los días porque su trabajo es tener esa impresión de perfección. Para mí, el verdadero truco es sentarse derecha, sonreír y encontrar el color de la ropa que más te luzca, los accesorios que reflejen tu alegría y hacer de los problemas cosas muy pequeñas, como diminutos muros en la autopista que vamos a superar de un salto.

La vida es sentirse bella y la única manera de lograrlo es creerlo porque lo somos. Tal vez no lo sepas aún, pero una mujer está hecha de dulzura, de ternura, de carisma, de esa mirada sutil que explota en alegría. Torturarse por la perfección es una mentira, una nube densa de la que debemos escapar tan pronto como veamos la oportunidad. Kendall Jenner tiene problemas, Gigi Hadid seguramente también, y muchos. Lo que las hace diferentes es que despiertan todos los días dispuestos a superarlos, su mente es positiva, su idea de éxito es encontrar felicidad en las pequeñas cosas, hacer lo que las hace felices y creer, siempre creer mis queridas lectoras.

Cuando se reconcilian los conceptos de moda y estilo también se renuncia al tipo de presión autoimpuesta que limita cualquier viso de creatividad estética. La diferencia es sutil pero marca una diferencia inmensa pues sólo quienes se atreven a descubrir y abrazar su potencial son aquellas que logran tener vidas igual de fantásticas a la ropa que llevan.

La invitación es a no crear barreras que apaguen el brillo personal sino a disfrutar de la vida como se va presentando y utilizar la información sobre las tendencias, emprendimientos o aventuras de talentosos personajes como el combustible que motiva la valiente decisión de ser tú misma.

Para comentarios, propuestas o sugerencias: outfears@gmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *