Dolce & Gabbana: una estrategia universal para la familia

Dolce & Gabanna o simplemente D&G es una de las marcas más famosas del mundo sin tener una historia tan larga. Estamos acostumbrados a ver cómo los grandes nombre como Chanel, Balmain, Nina Ricci o Dior siguen siendo parte del Olimpo de la moda pese a que sus fundadores, quienes dieron los nombres a la historia, desaparecieron hace ya mucho tiempo.

Ese relevo que renovó la industria sucedió en los años ochentas con nombres como Armani, Versace y por supuesto Domenico Dolce y Estéfano Gabbana que hicieron su primer desfile en 1985 usando como modelos a sus amigos, accesorios que ellos tenían en sus guardarropas y hasta una sábana que llevó Gabbana para usarla como cortina de la pasarela. En ese momento Dolce tenía 27 años y Gabbana 23.

1-los-inicios
Imagen del primer desfile de D&G en 1985

Después de allí, la poderosa pareja, que también compartió una larga relación sentimental hasta el 2005, no paró de trabajar y de imprimir novedades a la industria. Su visión de la moda tenía dos pilares fundamentales: lo sexy como impronta, lo italiano como influencia y la innovación como permanencia. Siguiendo la impronta del diseño en su definición más abarcativa, quisieron meter mano de todo cuanto negocio podían construir. Es así como en 1987 crean una línea de prendas de punto, en 1989 una línea de lencería y de ropa de playa, en 1990 la primera colección para hombres, en 1993 visten a Madonna para su tour Girlie Show, en 1996 transmiten su pasarela por internet de manera exclusiva y en 1992 lanzan su primer perfume llamado Dolce & Gabbana Parfum. 

Esos fueron los primeros años en los que se expandió la firma y fue catapultada a nivel internacional abriendo sucursales en Japón y cada vez más ciudades en Europa. Su manera de diseñar es un principio de rebeldía asociada a una juventud eterna. 

Esa expansión de la firma, en parte por la proactividad y riesgo de la pareja de diseñadores, llegó hoy incluso a incluir una línea de joyería fina, relojería, cosméticos, celulares en asociación con empresas como Sony Ericsson, restaurantes, uniformes de equipos de fútbol y hasta autos en conjunto con Citroen par quienes diseñaron el CR Pluriel. 

Su tendencia para incursionar en la mayor cantidad de unidades productivas los llevó incluso a hacer algunos papeles en el cine y a vestir a estrellas como Missy Elliot, Beyoncé o Kylie Minogue. 

Ahora bien, en los últimos años han dado un giro impresionante. Su objetivo es mantenerse en la sincronía con la sociedad y hemos visto cómo se ha multiplicado su idea de familia para sus colecciones, tanto que se movió el hashtag #DGFamily para representar el espíritu italiano de grandes familias como motor de la marca.

Esa familia la podemos encontrar en publicidades y comerciales que pusieron de moda el concepto italiano y específicamente siciliano de la unión sanguínea y la importancia de la construcción más tradicional de los vínculos afectivos y los roles de género. Por ejemplo: 

screen_shot_2015-03-16_at_10-17-05_am

Colección tras colección vemos una eterna primavera italiana que incluye no solo al cliente habitual, sino a personas de la tercera edad, niños, mascotas, casas, diseño interior y influencers, bloggers y todo lo que se pueda pensar. Su filosofía parece ir dirigida a que todos los aspectos de la vida de una persona durante su total existencia, tengan un elemento D&G.

Bloggers e Influencers en la pasarela de Dolce & Gabbana
Bloggers e Influencers en la pasarela de Dolce & Gabbana

En los últimos dos años, la interminable pasarela que ha llegado a superar los 100 looks, ha contado con tantas ideas nuevas que es difícil seguirlas. Para empezar, han puesto a desfilar a influencers y bloggers como Lovely Pepa, Negin Mirsalehi o la mexicana Michelle Salas, no solo ellos sino con sus familias, de la mano de sus hijos o con sus parejas caminando, todo un sueño para los bloggers que son hoy el enlace más directo entre las personas y los productos de la firma. 

También la tecnología tiene su lugar: durante la pasarela de otoño 2018, una colección cápsula de bolsos fue mostrada con drones que viajaban a lo largo de la pasarela y volvían a desaparecer con las creaciones. 

FEAT
Bolsos llevados por drones en la pasarela de D&G

Dolce & Gabbana no podían quedarse atrás, así que tenemos la estrategia que han venido utilizando firmas como Balmain o Versace: renovar los íconos de la moda para revindicar el paso del tiempo. Es por ello que si bien Donatella hizo la gran movida de cerrar su desfile con cinco de las top models de los ochentas y noventas, Dolce & Gabbana subieron a su colección a Carla Bruni, Monica Bellucci y Naomi Campbell, eso sin contar uno de los comerciales más hermosos en la historia de los perfumes: Rosa Excelsa con Sophia Loren como protagonista. 

Otro elemento indispensable es la incursión de la masa de compra más visible de los últimos tiempos: los millennials. Al igual que para su campaña de la familia, con este grupo social se utilizó el Hashtag #DGKingsAngels que fue también el concepto principal de la pasarela otoño 2018 que terminó con un concierto del cantante colombiano Maluma que nos indica la mirada de la marca no solo a una población más joven sino más latinoamericana. Inclusiones como desfiles en la Ciudad de México y apertura de tiendas nos muestra el fuerte camino de explosión de la firma que hace todo lo posible para seguir siendo nueva. 

Por último, no podemos dejar al lado las polémicas que rodean a los dos diseñadores que han sido tachados de misóginos, violentos, racistas, llamaron a los hijos producto de fertilizaciones asistidas “niños sintéticos”, dijeron de Selena Gómez que era fea y hasta se atrevieron a poner a Madonna en una campaña limpiando el piso. Definitivamente, una firma que encuentra su punto álgido en todo lo que pueda dar publicidad. 

madonna-washes-the-floor (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *