Citas románticas: 5 consejos y 6 prendas

Nunca es fácil enfrentarse a una primera cita. Es viernes por la noche y llevamos pensando los últimos tres días en lo que nos vamos a poner. Incluso empezamos a analizar la posibilidad de irnos para un centro comercial y arrasar con todo lo que esté en nuestro paso por el vestido perfecto, por los zapatos perfectos, por el color de uñas perfecto, por el labial perfecto, mejor dicho, por estar perfectas.

sexo-en-la-primera-cita-759x338

Trabajar en moda ha hecho que mi vida esté rodeada principalmente por mujeres. Mis amigas desde le colegio y la universidad me preguntaban una y otra vez la mejor opción para ir a ver a un chico por primera vez y causar la mejor impresión posible. No les bastaba con saber si estaban lindas o no, lo que querían que les respondiera era ¿qué piensan los hombres?, ¿cuál es la mejor manera de conquistarlos?, ¿qué combinación de prendas era la adecuada para asegurar una segunda cita?

¡Soy periodista, no celestina! les respondía, pero al final, terminaba dando mi opinión como hombre y como periodista de moda y aquí van algunas reglas que deben tener en cuenta a la hora de ir por ese chico que les gusta. Les voy a dar cinco consejos y seis prendas infalibles.

Antes de empezar debo dejar claro que, como dijo Clinton Kelly, por cada regla general, hay un millón de excepciones específicas. Cada caso es diferente y cuando de citas se trata, se debe tener en cuenta el lugar a donde van a ir, la persona a la que se va a ver, el clima, el día, la hora, la ciudad, la cultura, el país y así podemos ampliar la lista al número mismo de habitantes de la tierra. Sin embargo, hay cosas que podemos tener en cuenta para no tener una mala experiencia o perder la esperanza. Antes de lo primero es relajarse y confiar en que todo tendrá el mejor final posible y ten presente que en temas de parejas, nada está escrito.

Una camisa blanca con un detalle como un lazo o volados es perfecta porque te hace ver transparente y sincera. Deja que la atención caiga en tus ojos o en tu boca o en tu pelo y no en un estampado demasiado cargado o un escote que de una idea equivocada. Esta blusa de Gucci es preciosa.
Una camisa blanca con un detalle como un lazo o volados es perfecta porque te hace ver transparente y sincera. Deja que la atención caiga en tus ojos o en tu boca o en tu pelo y no en un estampado demasiado cargado o un escote que de una idea equivocada. Esta blusa de Gucci es preciosa.
  1. Es mala idea experimentar con algo nuevo. Puede que tengas la sensación de que si no has conseguido novio o esposo hasta el momento, es porque algo en ti está mal. Cuando eso pasa, lo único en lo que podemos pensar es en la manera de ser diferente para causar la sensación y el impacto que queremos y no se repitan los intentos de relaciones frustradas en el pasado. Ante eso debo decirte que no importa cuán diferente puedas ser en cada cita, lo que deseas es a un hombre que te quiera como eres, y aunque suene al extremo cliché, lo vas a conseguir únicamente siendo la mejor versión de ti misma sin impostar ninguna parte de tu cuerpo. Para ello, asegúrate de estar linda como siempre lo estás, de usar el peinado que tus amigos te dicen que te queda fantástico o el color del rubor que siempre llevas a las fiestas porque estás segura que es el indicado para ti. No experimentes porque eso te va a generar dudas y vas a estar preguntándote si fue la mejor opción. La ansiedad no es una buena aliada.
    Es válido llevar zapatos bajos y con estilos femeninos. Hay un dicho que dice "el hombre se conoce por el calzado que lleva puesto", de la misma manera, siéntete libre y disfruta de una caminata en la noche sin sufrir.
    Es válido llevar zapatos bajos y con estilos femeninos. Hay un dicho que dice “el hombre se conoce por el calzado que lleva puesto”, de la misma manera, siéntete libre y disfruta de una caminata en la noche sin sufrir por querer verte un poco más alta o refinada. Funciona para un cóctel, no mucho para una cita.
  2. Algo de programación neuro-lingüística: Ten presente que si tú estás haciendo todo lo posible por adivinar sus gustos y ser la mujer que él desea para el resto de su vida, por su parte, él se está quemando la cabeza pensando el lugar al que debe llevarte, la manera en que debe comportarse y lo que debe hacer para no dejarte ir. Por ello, debes estar un poco preparada para todo y no dejar nada al azar. Si sabes a qué lugar van a ir, tienes la mitad del asunto ganado porque puedes adaptar tu estilo a la ocasión y hacerlo más formal o no. Pero si el lugar es sorpresa, la comodidad va a ser tu mejor cómplice. No optes por zapatos muy altos o por faldas muy cortas, nunca sabes si vas a terminar escalando una montaña o saltando en medio de un concierto de rock. Intenta adivinar sus gustos pero con eso, también espera algo de él que no vaya mucho con tu estilo. Claude Dubar analizó las relaciones y concluye que “frases como ‘para toda la vida’ o ‘hasta que la muerte nos separe’ pareciera que para muchos han quedado en tela de juicio o pospuestos indefinidamente”. Lo importante es pasarla bien, disfrutar el momento, la compañía, la escena, la conversación. Recuerda vivir el momento, Carpe Diem.
    Estos pantalones Stella MacCartney pueden ser todo lo que quieras usar para tu cita. Son semi informales, cómodos, te dan movilidad y un aura de seguridad y confianza.
    Estos pantalones Stella MacCartney pueden ser todo lo que quieras usar para tu cita. Son semi informales, cómodos, te dan movilidad y un aura de seguridad y confianza.
  3. ¿Se valen los pantalones?, ¡Absolutamente sí!. Aunque el terreno de las faldas al igual que el maquillaje ha sido un arma de las mujeres que nunca hemos podido tener los hombres, no se puede suponer que una buena cita romántica va a estar perfecta con un look que parezca encajar en estereotipos como ese de la mujer ultra femenina con un vestido hasta la rodilla. Es decir, un vestido hasta la rodilla es una opción fantástica y si tiene algún encaje que cubra la tela de la falda se va a ver fantástico, pero también unos pantalones midi azules pueden denotar independencia, alegría y un poder femenino que va a jugar a tu favor. Hoy los roles han cambiado un poco y debes estar convencida que la forma en que tú veas y vivas el mundo, es la indicada para que una buena persona esté a tu lado sin tener que modificar tu forma de vestir o de actuar. Lo demás es terreno del negocio.
    Hablando de vestidos florales, son lo más común en las primeras citas. Si eres de las mujeres mega románticas, es una excelente opción para jugar a ser coqueta y encantadora.
    Hablando de vestidos florales, son lo más común en las primeras citas. Si eres de las mujeres mega románticas, es una excelente opción para jugar a ser coqueta y encantadora. Este vestido de organza es de la colección primavera de Giambattista Valli.
  4. ¿Debo dejar que pague la cuenta?, ¡Absolutamente no!. Tampoco quiere decir esto que empieces a pelear para que te acepte la tarjeta de crédito al final de la cena, pero insinuar que estás dispuesta a pagar la mitad, va a hacer que sumas puntos de una manera fascinante. Este es un tema complicado por todas las cuestiones que hay alrededor y los mitos que se generan en torno al inicio de las relaciones, pero si de algo podemos estar seguros es que hoy, tanto hombres como mujeres, tenemos las mismas posibilidades para tener una vida económica propia, por ello, no ofrecerte a ayudar, contrario a hacerte parecer “masculina” o “arisca”, va a crear en su cabeza que eres una mujer fenomenal con la que podrá compartir momentos y cosas que también comparte con sus amigos. Recuerda que no hay mejores relaciones que las que puedas tener con amigos. Y como dice Matthew Hussey “Cuando le dices a un chico: ‘tú tienes que pagar por mi tiempo’, le estás diciendo :’esta relación no es ecuánime porque mi tiempo vale más que el tuyo’ así que debes pagar por él”.
    Llevar el amor como amuleto nunca va a estar de más, como esta pulsera de Jennifer Meyer.
    Llevar el amor como amuleto nunca va a estar de más, como esta pulsera de Jennifer Meyer.
  5. Se honesta contigo misma. En la moda, al igual que en la vida, intentamos encontrar el balance en nosotros mismos. Publicamos los consejos de Edna Woolman para alcanzar la elegancia y una de las cosas que más sorprende es entender que la clave de la moda no es seguir las tendencias, no es ponernos la ropa que usa Bella Hadid o enloquecer por la colección de Chanel de la última temporada. Es pararnos en frente del espejo y vernos con unos ojos menos complacientes, menos victimizados y menos soñadores. Ser honesto es decir: tengo los hombros pequeños, mi cintura no es tan angosta, mis piernas no son tan largas, mi cara es más ovalada que lánguida, mis caderas son muy chicas, o muy grandes y así con el ánimo no de condenarnos a concluir que somos imperfecto (todos los somos, esto está muy claro) sino entender a primer ojo la forma en que la moda nos va a ayudar. Disimular las cosas que no nos gusta y exponer las que nos encantan es el fin y para eso el auto-conocimiento es fundamental. Lo mismo en las citas, se honesta y trabaja en tus puntos fuertes y aprende a escuchar. En las relaciones somos eso: la mitad.
    En caso de duda, la respuesta siempre será un jean. Este es de Frame.
    En caso de duda, la respuesta siempre será un jean. Este es de Frame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *