Christopher Bu o cómo entrar de a poco con un vestido

Plataformas como Instagram ha permitido que el talento se masifique casi de forma instantánea y sin límites geográficos. Pueden pensar que, por ejemplo, un día está Jennifer López en la piscina de su mansión sin nada que hacer y se pone a chismosear su perfil, cuando se aburre de ver su muro, entonces entra al botón de la lupita y aparecen un montón de sugerencias que, acordes a nuestro perfil, nos pueden gustar y ve, como si fuera una señal del cielo, ese vestido que estuvo imaginando durante toda su vida -o un simple capricho- y se comunica de inmediato con su estilista, o la etiqueta, para decirle que ese es el que va a utilizar para su próxima alfombra roja. La estilista se molesta un poco en silencio porque ya había negociado alguna comisión por convencer a la estrella que usara tal marca que es muy conocida pero, ante el deseo de J.Lo no se puede hacer nada más que complacerla.

Es así como, ese pequeño diseñador, digamos que es, por ejemplo, ecuatoriano, logra llegar a una estrella internacional y de repente su ropa se posiciona mediáticamente a nivel global solo por un par de fotos de una celebridad que asiste todos los días a eventos distintos y no repite ropa.

Ese está siendo el caso de Christopher Bu. El diseñador podemos decir que es desconocido, al menos en occidente, sus apuestas más fuertes las desarrolla en oriente, digamos que su centro es China y su propuesta consiste en una interesante fusión de estilos vintage con una contemporaneidad revolucionaria, todo con tendencia oriental, dorados brillantes, fucsias, estampados de dragones en una falda que dura metros y capas llenas de geometría en fondo blanco. Es la explosión de lo exagerado contenida de manera impecable.

Paz Vega

Un vestido lo ha llevado a la boca de todo el mundo, el que usó la española Paz Vega para asistir a la ceremonia de los premios Óscar hace una semana. La apuesta fue arriesgada, ya que no solo se veía a Paz incómoda al tratar de caminar con la falda tubular que limitaba sus movimienteos sin contar con la reducción de sus brazos incrustados en unas mangas que daban inicio a la capa que se abría hasta el suelo. El blanco de fondo fue decorado con ramas marrones y flores rojas, un estampado de proporciones comunes rematado por la famosa capa que tenía al reverso una cuadrícula, entonces, ¿cómo es posible combinar flores con cuadros y salir ileso? bueno, de la forma en que Christopher y Paz lo lograron.

Uno de los éxitos en esta decisión fue la reputación de Christopher Bu ya que nada tenía que temer, nada que perder, aunque su casa de moda ha tenido algunos logros, nada se compara a tener el vestido más alabado -que pudo haber sido un desastre- en la alfombra más vista en el mundo entero.

El anonimato de Christopher es crucial. Una de sus voceras más fuertes es la actriz, productora y cantante china Fan Bingbing, cuyo amor por la ropa de Bu es tal, que son pocas las ocasiones en las que no se le ve enfundada en una de sus creaciones, algunas importantes ha sido la alfombra roja de Cannes y la Gala Met.

La actriz china Fan Bingbing usando vestidos de Christopher Bu
La actriz china Fan Bingbing usando vestidos de Christopher Bu

Estamos seguros de que esta no va a ser la última vez que veamos una creación de Bu y nos sintamos inspirados a buscar moda más traviesa y arriesgada. Las famosas por lo general temen convertirse en un meme y que las redes sociales se burlen sin piedad, pero eso lo único que ha logrado es tener alfombras rojas seguras y sin “picante” como los vestidos monocromáticos y ultra sencillos de Dior o Calvin Klein, dos de los más pedidos para caminar ante la prensa y si se quiere ir un poco más allá, optar por borlas de Gucci o sensualidad extrema con Julien McDonald.

Esperemos que este sea el inicio de un nuevo renacer en la búsqueda del estilo sobre las opiniones ajenas, ahí les va a todas las estrellas, solo una española con un vestido chino logró hacerse con enl galardón.

Si les interesa, pueden visitar la página de Christopher Bu e inspirarse con sus diseños, aquí les dejamos algunos.

Bu Collage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *