Carla Rodríguez | La voz de la moda en Argentina

Es un huracán. Eso fue lo primero que me dijeron sobre Carla Rodríguez. No entendí muy bien al principio a lo que se referían pero ya lo iba a descubrir unas horas después cuando me viera con ella en el Racket Club de Buenos Aires para realizar esta entrevista.

CARLA RODRIGUEZ OUTFEARS

Carla Rodríguez es una autoridad en el mundo de la moda en Argentina. Ha pasado más de dos décadas trabajando en el sector y descifrando años tras año la vanguardia, pasarelas, gustos, tendencias y estilo de las porteñas.

A las cinco de la tarde era el encuentro y unos minutos antes me escribió para decirme que el tráfico era una locura y que iba a llegar un poco tarde. Por supuesto no había problema, tenía todo el tiempo del mundo y repetía una y otra vez las preguntas y los temas en mi cabeza. Después de todo, no siempre se tiene la oportunidad de conversar con una mujer que entiende todos lo ángulos del mundo de la indumentaria y que ha escrito la moda para Clarín, uno de los diarios más conocidos en el país y en todo el continente.

Mis nervios radicaban en que ella sabría si tambaleo con mis palabras, si doy un dato falso o si hago las del tonto hablando de algo en lo que ella es una experta.

Llegué al restaurante del club y me reconoció al instante.

-Perdón por la tardanza, ya sabes cómo es el tráfico. Traigo a las chicas para una clase y llegamos justo- me dijo quitándose su abrigo y sentándose en frente mío. Sus ojos son claros como un manantial que recibe los primeros rayos del sol. Habla con fuerza y le imprime una convicción declaratoria a cada palabra que pronuncia. Tenía un vestido negro y un tapado del mismo color.

-¿Quieres tomar algo?- le pregunté

-No te preocupes, ahora pido algo- respondió

Su teléfono sonó y me miró por un momento. Le dije que no había problema y contestó la llamada. Habló de ediciones, de páginas, de revistas de entusiasmo y no desperdiciaba frases. Es una mujer directa que aborda lo que quiere sin dar muchas vueltas.

Colgó y disculpándose empezamos a hablar. Antes de yo hacer mi primera pregunta, la más obvia, la más predecible ella fue la que tomó la palabra:

-Bueno, entonces cuéntame, eres periodista y qué más. –

Yo me quedé de una sola pieza. El interesado en preguntarle era yo, sin embargo, sinteticé en un párrafo mi historial curricular y en la primera oportunidad aproveché para atacar:

OutFears: ¿Cómo entraste al mundo de la moda?

Carla Rodríguez: Empecé a trabajar cuando terminé el colegio. Mi mamá es modista y siempre me gustaron las revistas de moda y las vidrieras. Le ayudaba a ella con los vestidos que hacía y me encantaba. Cuando terminé el colegio empecé a trabajar produciendo tapas para una publicación del diario Perfil. Allí tenía una jefa que me dijo: “si te sale bien el trabajo te quedas” era muy estricta y aprendí mucho. Era una época más fácil para entrar a este mundo, eran pocos los que hacíamos moda. A los dos años de estar ahí me llamaron de Clarín para hacer una sección de mujer y hoy soy la editora de moda y belleza del suplemento Clarín  Mujer.

Carla Rodriguez OUTFEARS

OF: ¿Además de Clarín qué más haces?

CR: Soy mamá de dos niñas y les dedico mucho tiempo, también trabajo de manera independiente con Valeria Mazza y marcas como Ricky Sarkany a quien le hago todo el contenido digital, hago notas para una web de moda, trabajo con Look Farmacity produciendo contenido, hago talleres, es decir, vivo haciendo cosas de moda, me encanta.

OF: ¿Alguna vez pensaste en diseñar?

CR: Nunca lo pensé, siempre me gustó escribir y hacer producciones. Tengo muchos amigos diseñadores a los que les mando a cara rato cosas que veo que me gusten o que me inspiren, además no tengo mucho tiempo tampoco. Soy una persona organizada. Ahora van a empezar las colecciones y hay mucho trabajo.

Hace un par de años Carla Rodríguez fue una de las encargadas de realizar la muestra “De Bogani al diseño de autor” en el que se expusieron alrededor de 100 trajes de diseñadores nacionales que contaban la historia de la moda en Argentina convirtiéndose en una poderosa producción estética del vestido. Lamentablemente, por cuestiones económicas no pudieron continuar con la exposición por lo que su duración fue limitada.

OF: ¿Por qué es tan difícil ahora entrar al mundo de la moda?

CR: La moda se ha puesto de moda en los últimos 10 años y todo el mundo quiere trabajar en moda. Si bien se han diversificado los medios y hay muchas mas revistas y títulos que hace 15 años es más competitivo por la cantidad de aspirantes. Las redes sociales y los blogs terminan siendo un lugar de trabajo, una vidriera para exponerse, un medio personal para hablar de moda.

OF: Y ¿Cuáles son las desventajas de los blogs?

CR: Tener un blog no significa tener una palabra autorizada. Hay que tener transito, que la gente te siga, te lea, opine, participe, que re postee lo que subes y eso no es tan fácil como parece. La oferta es infinita pero las cosas buenas siempre se dan a conocer. Por ejemplo abres vogue.com y quieres entrar a vivir ahí. Hay blogueras que se han hecho muy conocidas aquí en Argentina y medios que sigo como la revista S Moda del El País de España que tienen información instantánea y suben de todo.

Entrar al mundo de la moda es encontrarse con una  variable de circunstancias que pueden ser tan instructivas como destructoras. El apremio y el trabajo pueden convertirse en un ciclo constante de cambios y desplomes. “Amo la rapidez de la moda, hoy puedes ver desfiles de Chanel en vivo o la campaña de Miley cyrus para Marc Jacobs minutos después de ser lanzada. Pero también hay mucha presión. El medio de la moda se los come a todos. McQueen se suicidó, Yves Saint Laurent era adicto a la heroína, a Versace lo mataron y así es el caso de muchos que tienen mucha presión por las corporaciones, no aguatan y se vuelven locos” dice Carla recordando a las mentes brillantes de la historia que han tenido finales trágicos.

Reconoce también que lo principal es querer con todas las ganas hacerlo y permanecer en este mundo que parece privilegiado porque su cara más visible es la del lujo y la belleza pero que detrás de eso que suele ser tan simple hay trabajo duro, sacrificio y esfuerzo. “La pasión es fundamental para trabajar en moda. Uno a veces tiene que lidiar con que no a todos les gusta igual que a ti y frenan tus ganas de querer hacer más y más cosas”.

OF: ¿Qué recomiendas a las personas que quieren ser periodistas de moda?

CR: Lo primero para ser periodista de moda es estar informadísimo de todos. Si no lo estás, no puedes trabajar en esto. Eso es fundamental. Estudiar un poco también, saber quién es John Galliano, Alexander McQueen, qué han hecho. Saber de primera mano que hay una exposición de McQueen en el Metropolitan que es un éxito, que Alexander Wang está saliendo de Balenciaga. Todo eso que pasa al interior del mundo de la moda.

OF: ¿Crees en el diseño de autor?

CR: El diseño de autor siempre existió. Lo que pasa es que las marcas quieren tener ese estatus de hacer cosas originales. Hay que decir que no es para todos, hay que tener información, conocer de tendencias. Por ejemplo, yo amo la ropa de Pablo Ramírez. Usualmente uso mucho negro porque trabajando en esto es más fácil y muchas me pregunta: “¿por qué usas Pablo Ramírez?, pareces una monja” Pero mis vestidos no son de monja ni de vieja, incluso son sexys, hay que saber tener la mente abierta para usar un Fabián Zitta o un Trosman o un Tramando. Otro ejemplo es Susana Jiménez que una vez se clavó una tiara y pues, es una mina que está informada. Y no es para parecer una princesa, es la actualidad y está a la moda y es su trabajo. La moda es correr riesgos y las personas que no los quieren correr, se visten en su zona de confort. Hay mucha inseguridad y miedo a hacer el ridículo o al qué dirán.

OF: ¿Cómo vez la relación entre la moda y la sociedad?

CR: La moda refleja lo que va pasando en el mundo. Ahora está incorporando la igualdad de sexo en las campañas. Por ejemplo Calvin Klein en su última campaña tiene a dos chicos gay. El matrimonio igualitario fue aprobado en Estados Unidos y la moda lo esta aceptando. Eso me fascina. Y lo hizo Calvin Klein que fue el que puso de moda a Kate Moss e hizo la primera fragancia unisex con esa imagen andrógina. La campaña de Balmain también tiene una cosa medio gay igual que Chloé.

OF: ¿Es difícil ser editor de moda?

CR: No, lo difícil es que no se puede hacer todo lo que uno quiere. A veces hay jefes que no conocen el mundo de la moda y opina sin saber y como es el jefe hay muchas limitaciones. No creo que Anna Wintour tenga problemas para hacer lo que ella quiere aunque debe también tener muchas presiones.

OF: De la industria ¿qué te gusta y que no tanto?

CR: Me encanta Dolce y Gabanna, Pablo Ramirez que tiene muchas cosas ajustadas, Karl Lagerfeld me parece un genio. Me gusta también Chanel, Saint Laurent con su reinvento del esmoquin, Anna Wintour, Grace Coddington, Giovanna Battaglia, Mario Testino que creo que tiene el negocio clarísimo, conoce el talento, lo que hay que hacer, a quien fotografiar, me gusta que tienen visiones globales. Odio a Anna Dello Russo.  Si estas en moda debes saber qué es bueno o qué es malo, si una modelo funciona o no, qué es lo apropiado. Uno tiene el ojo entrenado.

OF: ¿Qué le falta a la moda en Argentina?

CR: Falta organización. Que en vez de 4 semanas de la moda haya una, que las marcas entiendan su posición de marca en la industria. Argentina es un país que esta en crisis y si estuviéramos unidos sería mejor.

OF: ¿Cómo vez el hecho que ahora los hombres estén pendientes de la moda y que haya semanas especializadas en ellos?

CR: Los hombres se animan ahora a jugar con la moda, con los colores, a usar pantalón chupín y se están permitiendo más. Las marcas lo saben y si no hubiera un consumidor que compre esta propuesta no lo harían.  La moda para hombres se ha venido expandiendo y explotando.

OF: ¿Cuáles son las prendas que toda mujer debe tener?

CR: Los imprescindibles son el vestido negro, campera de cuero, stilettos, traje pantalón, básicos que con accesorios funcionan. Si a la camisa blanca le pones un turbante o una vincha se ve diferente. Son prendas que hay que aprender a manejar.

Esa fue la última pregunta que le hice a Carla hablando lo más rápido que pude porque de ser por mí, hubiera estado ahí sentado hablando de moda por horas. Casi sesenta minutos duró la entrevista. Sus dos hijas ya habían salido de la clase y se despidió cordialmente dejándome con toda esa información rondando en mi cabeza.

Carla Rodríguez es, en efecto, un huracán; apasionada, comprometida, conocedora, curiosa y sobre todo, una mujer que sabe de lo que habla y que ostenta, con todo el merecimiento, una voz de autoridad en la industria de la moda.

 

2 Comments

Add Yours
  1. 1
    Pablo rodriguez

    Soy un lector de moda, y la descubrí allá por los 90′ cuando se editaba su columna de moda en Clarín blanco y negro. Para entonces había que esperar hasta los miércoles para conocer las novedades del mundo de la moda, pasaron los años, los días de edición han cambiando, Pero no el interes! Mi admiration asu redaction que es su sello! Admiration y respeto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *