Balmain y Julien Macdonald: dos marcas, un estilo

Vamos a hablar de las grandes similitudes entre las firmas Balmain y Julien MacDonal, no solo porque tienen como premisa un tipo de mujer ultra sensual, sino, porque se han hecho del juego del éxito: la masividad, el pop y la envidia.

Cindy Crawford en campaña publicitaria de Balmain
Cindy Crawford en campaña publicitaria de Balmain

La incorporación de Olivier Rousteing como director creativo de la marca Balmain se convirtió en una ficha clave para el renacimiento de una firma que estuvo dormida por algún tiempo. Su predecesor, Christophe Decarnin hizo un excelente trabajo al darle una frescura a la marca que la modernizó y la puso en la mira de la crítica, pero Rousteing hizo algo mucho mejor: masificarla mediáticamente.

Campaña de otoño invierno 2017 de Balmain
Campaña de otoño invierno 2017 de Balmain
Campaña primavera verano 2017 de Balmain
Campaña primavera verano 2017 de Balmain

¿Cómo lo hizo? Entendiendo a la sociedad. Él es un millenial de 32 años que sabe muy bien que más allá del diseño, lo que hace dinero es la industria es la masificación de las estrategias publicitarias. Fue así que se desvió por una línea muy sensual que encara a un mundo con una femme fatale que muestra mucha piel y juega con el sexo, la insinuación y hace de la carne un símbolo a furor. También cuenta con el ejército de las modelos de Victoria’s Secret, que, sin pensarlo mucho, podemos decir que son las más conocidas en el mundo entero. En sus desfiles caminan nombres como Jourdan Dunn, Joan Smalls, Kendall Kenner, Gigi Hadid, Doutzen Kroes, Alessandra Ambrosio, Rosie Huntington-Whiteley, Cindy Bruna, Natalia Vodianova o Bella Hadid.

Balmain - Fall 2017
Balmain – Fall 2017
Balmain - Spring Summer 2018
Balmain – Spring Summer 2018

Eso sin contar que entre las últimas publicidades de la marca se han fichado nombres como Isabeli Fontana, Jon Kortajarena, Naomi Cambpell, Cindy Crawford y Claudia Schiffer.

Olivier sabe que, para vender, hay que llevarle a la gente a las celebridades, porque hoy, lo que vende es encajar en el estereotipo del éxito de occidente que se resume en belleza, fama y dinero. ¿Les suena conocido?, pues la familia que mejor respresenta este eslabon de nuestra sociedad es la familia Kardashian Jenner. ¡Ah!, claro, también Kim y Kanye hicieron una campaña de Balmain.

Fuera de eso, lo que junta es la sensualidad. Sus colecciones muestran mucho cuerpo y reduce las cinturas. Tienen acabados en dorado y plateado, símbolos militares y siempre resaltando una figura estilizada. Es muy poco probable que una mujer sin un cuerpo escultural, se ponga un look de Balmain y le quede bien.

Jennifer Lopez usando Julien Macdonald en concierto en Las Vegas
Jennifer Lopez usando Julien Macdonald en concierto en Las Vegas
Demi Lovato cantando en un vestido de Julien Macdonald
Demi Lovato cantando en un vestido de Julien Macdonald
Beyoncé vestida con creación de Julien Macdonald
Beyoncé vestida con creación de Julien Macdonald

Del otro lado tenemos a la marca que le hace competencia: Julien Macdonald. Si bien no tienen el mismo presupuesto que Balmain, el tipo de mujer es el mismo: una sensual arrasadora. Los vestidos muy cortos, los escotes profundos y el trabajo manual en las prendas en las que se privilegia el dorado como sinónimo de grandeza y sofisticación son la impronta de este inglés.

Tanto es el parecido en su público que incluso colecciones completas de Julien Macdonald han sido denominadas “el guardarropa perfecto de las Kardashian”. Y no es para menos, cuando vemos casos parecidos, siempre existe la posibilidad de demandar copias. Pero no es el caso. Ya todo está inventado y la moda es adaptación, es evolución, es tener unas bases claras y agregar autenticidad en la forma, el uso y la convención social.

Julien Macdonald - Fall 2017
Julien Macdonald – Fall 2017
Julien Macdonald - Spring Summer 2018
Julien Macdonald – Spring Summer 2018

Macdonald también sabe que la mejor forma de vender sus vestidos es poniéndoselos a las mujeres que interpretan el papel de la chica mala en nuestros tiempos. Es por ello que hemos visto celebridades como Beyoncé, Eva Longoria, Taylor Swift, Demi Lovato, Shakira, Jennifer López o a Heidi Klum con estos vestidos.

Dos marcas, una mujer y estrategias masivas de publicidad que llegan directo a donde quieren llegar. La súper sensualidad que veíamos en décadas como los treinta y los ochentas están de vuelta con esas firmas que hacen de las mujeres un Golden treasure.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *