Accesorios: entre influencias, copias y parecidos

El mundo de los accesorios en moda está sobrecargado. Si bien son los accesorios aquellos detalles que enriquecen los looks y que pueden hacer diferente un vestido casi tantas veces como quieras, está visto que todas las marcas tienen líneas de bolsos, lentes, joyería y cuanto artículo sea posible para seguir creando necesidades estilísticas. Esto porque muchas de las casas de moda viven en realidad de vender artículos periféricos, no siempre diseños textiles. Podemos ver por ejemplo cómo casas como Chanel pudieron sobrevivir la segunda guerra mundial al vender masivamente su perfume N.5.

Es más barato comprar un cinturón que un vestido o unos lentes antes que un traje, es por ello que estos objetos inundan casi cualquier tienda y en general, abundan las copias. De hecho, cuentas de Instagram como DietPrada o la revista SModa de El País de España tienen secciones enteras dedicadas al tema.

women cosmetics and fashion items isolated on pink background, Top view

Un bolso Gucci o Louis Vuitton con frecuencia es imitado hasta el cansancio por las firmas intermedias y de baja gama. De ahí que podamos ver en las calles (por lo menos en Buenos Aires y en Bogotá), muchos vendedores ambulantes ofreciendo modelos de Michael Kross o Prada. Esas imitaciones no solo son de pobrísima calidad, sino que también desprestigian los originales.

Es por eso que ya es tela común decir que no importa la marca, lo que importa es la persona, esto sabiendo que nadie adquiere «clase» solo por llevar una cartera Versace, lo que importa es tener esa actitud que, aunque usara la versión más barata de una chaqueta marinera cruzada de Balmain, todos coincidieran en que en ti hay brillo.

Es por ello que quiero tomar cuatro categorías y ver si las diferencias entre prendas es los suficientemente amplia para denominarlas «originales».

Carteras

Cinco carteras de diseñadores que tienen en común varias cosas: el color negro, la forma rectangular, el tamaño compacto, la tira que lo sostiene y los pequeños ajustes personalizados como la correa o el logotipo. Es claro que no son el mismo diseño, pero también lo es que la base del diseño es la misma en todos los casos y las variaciones solo personalizan una tipología de cartera ya muy conocida. Para esta selección, el costo de los bolsos va desde 1000 dólares en adelante. Las imitaciones seguramente cuestan mucho menos que eso.

Sombreros

Cuatro versiones de lujo de un sombrero Panamá. De nuevo, la diferencia es más tonal y en el caso del sombrero de la marca Eres, le apuesta por un borde de un color más intenso, conservando el estilo. El estilo Panamá de los sombreros se puso muy de moda para la playa y el verano, además, es un artículo de la cultura nacional que ha sido re-interpretado por miles de fabricantes. Ahora, si bien el fieltro es un material usual, la calidad de los tejidos y la confección es lo que se debe tener en cuenta a la hora de elegir, después de todo, no siempre el hecho de que sea una marca grande implica que sean prendas duraderas. Los precios comienzan en 300 dólares.

Tacones

Este caso me fascina. Unos tacones de punta aguja negros con una hebilla que envuelve el tobillo y otra que sostiene los dedos del pie. Las variaciones son muy pequeñas y solo en el caso de Prada se puede ver una tira intermedia que difiere a los demás modelos mostrados. Sin embargo, la estética es la misma y es uno de los modelos más reproducidos en todo el mundo. Sin embargo, aquí tenemos un plus y es que en cuestión de zapatos, todo vale le pena. Estos modelos tienen un precio promedio de 900 dólares.

Lentes

En cuestiones de lentes tenemos al clásico modelos Ray-Ban que se ha llevado elogios en todo el mundo y hoy son uno de los modelos mejor aceptados en el planeta. Los venden en los quiscos por 3 dólares por donde vivo y no hay persona que no se haya hecho con uno de estos pares. Estos modelos de marcas conocidas cuestan al rededor de 400 dólares.

Entones, la pregunta que quiero formular es: ¿Vale la pena pagar más por lo mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *