¿A dónde se fueron las modelos?

Todos (yo) esperábamos un resurgimiento de las modelos como movimiento líder de moda, cultura y entretenimiento. En tiempos en los que la confusión nos invade, ya no sabemos quién es quién o qué hace qué o cómo gana plata tal o cual. En términos del nuevo siglo, ya todos parecemos capaces de diseñar los zapatos, hacerlos, ponérnoslos, desfilarlos, tomarles una foto y hasta venderlos. 

Es decir, ese dicho de “zapatero a tus zapatos” parece que quedó perdido en el tiempo, o si no, veamos a qué se dedica por ejemplo, Katy Perry: es cantante, compositora, modelo, diseñadora, productora, empresaria… ¿es todo eso? ¿acaso es mitad mujer y mitad robot?, posiblemente no, pero es la sociedad en la que nos movemos y definitivamente tiende a parecer que lo que importa es la fama sobre el talento. 

Todas estas palabras desordenadas y de pronto hasta furiosas, vienen por el hecho de que cada vez menos vemos en las portadas de las revistas o en las campañas de moda a modelos y cada vez más tenemos a las cantantes o actrices el momento ocupando el lugar de la apariencia como negocio. 

Voy a mencionar solo tres ejemplos, que en los ultimísimos tiempos me han dejado un mal sabor en la boca y una forma de empezar a juzgar todo con una determinación laxa. 

Selena Gómez, luego de una gran ausencia en la que se alegaba adicción a las drogas, enfermedades que le impedían seguir con su carrera agitada o agotamiento, volvió a la escena siendo la imagen de Coach, una marca muy urbana que se debate entre lo chic y lo popular. Puedo entender que los más de cien millones de seguidores en Instagram de Selena hayan sido determinantes a la hora de negociar el contrato, pero, seamos sinceros, Selena Gómez nunca ha sido un ícono de estilo reconocible. No siendo suficiente, también se asoció con Puma, aún sabiendo que tampoco es un ícono deportivo y con Pantene, con la claridad de que su cabello puede no ser el mejor de la industria (hay que ver la melena de Jennifer Aniston o de Jennifer Connelly) 

Aunque la popularidad no hace desprecios, solo siendo una gran “entertainment” se puede acceder a contratos que deberían estar, de alguna forma y otra, destinados a quienes representen una imagen acorde al producto.

788133-800w

El segundo caso para ejemplificar mi tesis de la falta de buena selección de las marcas para que al final terminemos desfalleciendo y saliendo a comprar es Elle Fanning en su alianza con Miu Miu. Elle es una de las estrellas en ascenso más prometedoras de la industria. A pesar de tener a una hermana que es estrella del cine desde antes de cumplir diez años, se ha labrado un camino en películas independientes en las que ha sido aclamada su actuación como Trumbo o 20th Century Women. Sin embargo también ha encontrado salidas económicas y una posición en el mundillo de las celebridades con la colaboraciones que desplazan su atención de la actuación a la moda ya que su construcción como actriz se ha solidificado con filmes independientes y no las grandes apuestas de Hollywood de superhéroes o grandes taquilleras. Además, no siendo suficiente su alianza con Miu Miu, también es imagen de L’Oreal y Tiffany & Co.

miu-miu-spring-summer-2017-adv-campaign_04jpg (1)

Tenemos como novedad de la semana la campaña lanzada por Converse con Miley Cyrus como protagonista. No es que no pasara, es decir, la moda siempre ha estado ligada al cine pero nunca los lazos fueron tan fuertes. Sabiendo que muchas marcas emergen y que todas quieren ocupar el mercado, la amenaza es cada vez mayor y la forma más eficiente de permanecer en la lista de tiendas a visitar es la visibilidad, así como para los artistas jóvenes, en medio de tanta competencia, la forma de permanecer en lugares de privilegios y en las listas A de famosos, es apareciendo cada vez que pueden.

miley-cyrus-converse-bershka-1525267381

Por último tenemos el caso del ultrapoderoso Chanel en las manos de Karl Lagerfeld. Adhiriendo a las estrategias comerciales de Balmain o Calvin Klein, también quiere a las mayores estrellas del momento en sus campañas así cuesten una fortuna. Es por ello que la imagen de la firma ha sido mucho más cuidadosa a la hora de seleccionar su embajadoras pero terminamos siempre en el cine y en estrellas nacientes que aún sin demostrar su talento en la pantalla, parece que estuvieran muy desesperadas por permanecer y cualquier camino es válido. Específicamente hablo de Kristen Stewart y Lily Rose Deep quienes han sido las últimas musas más visibles de la marca del león y que aún nos preguntamos qué camino tomarán. 

kristen-stewart-chanel (1) dcb9e36bd9e27604f8ad47a82de94be3 (1) Más que una critica, es una cuestión de curiosidad. ¿Qué significa ser famoso hoy? ¿modelo? ¿actor? ¿cantante? cuando parece que la jungla se ha intensificado y solo los más versátiles son lo que logran la cima, debemos empezar a replantearnos la idea de moda y comenzar a utilizar la idea de “estilo de vida”. ¿Es esto una señal de la decadencia de la calidad por la cantidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *