Chalecos para hombres, una tendencia eterna

Ya en el siglo XII, el chaleco era una de las prendas básicas más populares en las sociedades europeas. No veía distinción entre clases sociales y oficios y era uno de los básicos que incluía hasta los religiosos. 

Estilo Siglo XVI cuando el traje masculino era una gran cantidad de complicadas prendas lujosas, entre ellas, este chaleco.
Estilo Siglo XVI cuando el traje masculino era una gran cantidad de complicadas prendas lujosas, entre ellas, este chaleco.

Su estructura y practicidad se fusionó con muchas otras prendas que por entonces no estaban destinadas a un solo uso. Es así como algunos tipos de chalecos eran usados como ropa interior, incluso el corpiño era una variación de un chaleco. También se usaban como protectores en las armaduras y hasta los caballeros la empleaban como una prenda media entre la ropa interior y el jubón.

El torso jugó un papel fundamental en la historia de la moda cuando los hombres aún no se habían resignado únicamente a los trajes antes del siglo XIX y por ello estas prendas que mutaban en forma y uso eran esenciales para engalanarse. Muchos de los chalecos eran decorados con ornamentación y los llenaban detalles de oro y piedras preciosas. Después de la revolución industrial, se institucionalizó el clásico traje de caballero y el chaleco conformó un tercio del famoso “TRAJE”.

Hoy lo conocemos como traje de tres piezas porque a principios del siglo XX fue cayendo en desuso y terminó siendo un mero elemento opcional. Una historia divertida es que el bolsillo delantero de la camisa actual se creó para poder llevar cosas que antes se llevaban en el chaleco como papeles o llaves. (También el reloj de bolsillo, pero este cayó en desgracia con el chaleco).

e9eabbcbebf5e1bce95dce9ce6df4373--mens-suit-vest-mens-casual-suits
David Beckham ama los trajes y aprovecha cualquier ocasión para ponerse uno. El etilo británico es lo suyo.

Juvenil 6

Hoy debo decir que es una de las cosas que más me gusta cuando pienso en empacar una maleta. Los chalecos vuelven cualquier conjunto en algo elegante, retrospectivo y hasta vintage.

Estas prendas van desde dos hasta seis botones. Lo usual cuando son más de tres es dejar el último abierto –como en las camisas que utilizamos por fuera-. La diferencia radica en la altura de la pechera. Los más formales van desde un par de centímetros más abajo del cuello de la camisa –cuando termina el nudo de la corbata- y los más informales llegan incluso a comenzar el primer botón al final del esternón. Para ajustar, unos tienen delicados lazos con hebillas en la espalda ya sea que queramos ceñirlo y los de más calidad llegan a tener forros por dentro y la diferencia de tela entre la pechera y el espaldar es notoria, siendo el espaldar de telas brillantes familiares de la seda y el frente en paño.

Las reglas son bastante simples y se centran en la ocasión de uso. Por eso, antes de proponerles alternativas para usar adecuadamente un chaleco, vamos a ver lo que NO se debe hacer.

  • No utilizar chalecos con bermudas o pantalones cortos
  • Evitar combinar chalecos con figuras (rombos, cuadros, puntos) con camisas estampadas. La redundancia puede ser desastrosa.
  • No utilizar chalecos que no sean ajustados. Por esto es que no es tan recomendable para personas con algún peso extra. La figura debe verse casi en su silueta.
  • Entre más botones tenga el chaleco, más formales resultan.
  • Solo se pueden utilizar desabotonados los chalecos de tres o menos botones

Ahora sí, veamos un poco los estilos que se pueden armar con chalecos.

JUVENIL

Combinarlos con jeans y camisas blancas ya sea con las mangas recogidas o sin mangas. Los detalles como cadenas en la pretina o botones de la camisa abiertos suelen ser un toque de sensualidad irresistible.

Juvenil Mix

FORMAL

Para todas las ocasiones formales, el chaleco con el traje siempre es una gran opción, casi diría que una obligación. Con frac siempre se debe usar, pero si no es tan extremo el código de vestimenta, un traje de tres piezas siempre es una visión completa de un total caballero.

Formal Mix

VINTAGE

Recordar es vivir y para eso tenemos muchas referencias que podemos utilizar si lo nuestro es hacer una gran aparición pública. Sombreros, grandes abrigos o boinas son claves para dar esta imagen retro.

Vintage Mix

ÚNICOS

Y por último llamo únicos a esos chalecos que ya sea por su forma, su diseño o su color, son piezas auténticas que te van a garantizar la originalidad pura. Estos chalecos son difíciles de conseguir pero si eres un verdadero amante de la moda y sabes dónde buscar, seguro te harás con un par.

Unicos Mix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *